3/10/15

Tiempo

Sé que en mi última entrada sonaba un poco depresiva, mis disculpas.
Podríamos decir que todo eso era una mochila que llevaba puesta y que me empeñaba en seguir cargando. Pero ya me he aburrido.
No tengo tiempo. Me levanto por las mañanas a eso de las 10, muchas veces aún cansada, me hago un té y me pongo con un curso online que estoy haciendo, quizás pongo una lavadora. Cocino algo, me ducho y voy a trabajar. Vuelvo a casa sobre medianoche y así 6 días a la semana. Mi día libre no tengo ganas de nada, claramente. Algunos días libres los aprovecho para adelantar el curso, otros simplemente para vegetar, ver la tele, leer, dormir.
En el trabajo las cosas no van ni remotamente bien. Estoy compaginando dos puestos de trabajo en la misma empresa, uno de los cuales mis jefes no valoran y por tanto no me dan tiempo ni recursos para llevarlo a cabo como dios manda, lo cual es terriblemente frustrante, insultante y estresante.


Así que el otro día dije, al carajo. Llevo más de dos años librando un solo día a la semana. No he echo amigos en Londres y las oportunidades que tengo de salir, las rechazo siempre porque estoy trabajando o demasiado cansada para ir a ninguna parte. Y estoy harta. Harta de tener un trabajo que me chupa la sangre y no se valora. Harta de no tener tiempo. De querer comer sano y no poder, porque no tengo tiempo para cocinar, y cuando lo tengo y cocino, dejarme una pasta gansa. Harta de no haber visitado casi nada de UK porque no puedo permitirme esas "escapadas de fin de semana".

Por lo que ahora he decidido romper con todo: buscar nuevo trabajo, he empezado a correr, he hecho un pedido de Joylent (a pesar de mi inicial reticencia, un amigo lo ha probado y le va muy bien).

Si todo sigue su curso, en un par de meses seré una persona más sana y feliz. Dormiré lo suficiente, me alimentaré, seguiré corriendo y, hopefully, habré establecido más relaciones sociales. Y todo esto proporcionado por tener TIEMPO LIBRE.

¿De qué sirve la vida si la malgastas trabajando? Aún no he cumplido los 27 y parece que tuviese 50. Dinero, toda la energía para el trabajo y nada de tiempo. Pues se acabó.


2 comentarios:

Gretka dijo...

Me alegra leerte de nuevo, me dio pena lo último que escribiste, y me vuelve a alegrar ese cambio de actitud y de opciones. La verdad es que, desde que te leo, me he preguntado cómo haces para estar feliz currando tantas horas en una ciudad tan gris (y eso sin saber tus horarios como los sé ahora). Luego me digo que bueno, es donde quieres estar, y eso compensa. Pero no si lo único que haces es currar. Así que me alegro de que te sacudas todo ese de encima, y espero que te vaya estupendamente en la búsqueda de nuevo trabajo, y en general, de nuevas cosas en la vida. Así que ya sabes, las próximas entradas deben ser infinitamente interesantes.
Un abrazo.

PD: ¡Que viva Italia!

Ladherna dijo...

¡Gracias Gretka! No puedo expresar cómo me ha llegado tu comentario al corazón :)
A ver qué me depara el futuro para contar.

¿Tú ya no escribes?