26/8/13

Boobs

Hoy me voy a salir un poco de mi "línea editorial".

Todos, queridos lectores, sabeis que soy mujer (aplausos ante lo obvio), lo cual indica que tengo tetas, la regla, vagina, presión social y mediática y un oído sensible a los sonidos agudos (más obviedades). ¿A qué viene esto? A que creo que la gente es una exagerada.
Acabo de leer esto:
"Aprendemos desde pequeñas que hay que temer a nuestras tetas, y nadie nos enseña a amarlas.(...) ¿Qué se siente al tener tetas? Tener tetas es raro. Una niña pasa los primeros 12 o 13 años de su vida sin tetas. Después, un buen día, le salen dos objetos en medio del pecho que redefinen su relación con el mundo. No se puede estar preparado para un cambio así. (...) todas, independientemente del momento en el que les ocurra, sienten angustia. Frente al espejo la niña descubre que las tetas no tienen un propósito propio. Las tetas son para el otro. Para amamantar a un niño en un futuro. Para ser codiciadas por un hombre. Las tetas no sirven para nada si no hay un otro. Son una expresión física de su condición femenina. De ser un ser para otro ser. Un ser que se define en el otro. Toda la injusticia de la especie se concentra para ella en su pecho. El útero también es injusto, pero odiar la regla es algo que se acepta socialmente." (vía http://acapulco70.com)

Pues yo no, mire usted. Sabía que en algún momento me iban a salir y cuando empezaron a crecer, fue como "pues vale". Sí recuerdo la incomodidad inicial, el no saber cómo colocarte (dormir boca abajo nunca será lo mismo), los primeros sujetadores... Pero ya está. Los hombres tienen testículos, que "no sirven para nada si no hay otro" y no creo que le den tantas vueltas a la cabeza.
Sé que voy a tener tetas. Las tengo. Las aprecio. Fin.
Son otra parte más de mi cuerpo y las quiero tanto como a cualquier otra parte. Es más, aprecio más mis dedos, pies o nariz que mis tetas, mira tú, pero por lo útil, lo cual me lleva a que prefiero mis tetas a mi apéndice. No sé, son tetas, están ahí, no molestan a nadie, socialmente se consideran bonitas y a veces me gusta ponerme escote para lucirlas, igual que me pongo falda corta para lucir piernas. No creo que haya ninguna injusticia en las tetas, ni creo que sean "para otro" (¿le estás quitando algo a ese otro si te tocas las tetas? ¿si te pones un piercing? ¿si te pellizcas los pezones para excitarte?).

La regla. Lo mismo. "El trauma que le supone a una niña que le baje la regla..." BLABLABLA. Yo ni siquiera recuerdo qué edad tenía. Recuerdo el momento: fui al baño y al bajarme las bragas vi sangre. Dije "oh", cogí otras bragas, me puse una compresa y lavé a mano (primera de muchas veces) para quitar la sangre de la ropa interior. Después fui al salón y le comuniqué a mi madre que me había bajado la regla y que necesitaríamos aumentar el stock de compresas. FIN. Ni llantos, ni fiesta, ni alegría, ni depresión, ni charla madre-hija de "ahora eres una mujer", ni anunciárselo a mis amigas. Un proceso natural y sencillo, que sabía que me iba a tocar y que nunca consideré de especial importancia. De chavala no pensé en ningún momento si me bajaría antes o después que a mis amigas, si dolería, si me transformaría en mujer... Llamadme indolente, si quereis, no obstante estoy segura de que muchas más mujeres vivieron estos cambios como yo y aún nos siguen contando (con frecuencia otras mujeres) el shock que suponen.
(Tres cuartos de lo mismo con la pérdida de la virginidad)

En fin, sólo quería decirlo. Las tetas. ¡Menudo big deal! (dicho sea con tono sarcástico)

P.D: la palabra Boob (teta) es perfecta, ya que B es como se ve un escote desde arriba, oo como se ven de frente y b como se ven de lado. Chorradas de internet, lo sé... ya me callo.

4 comentarios:

Altheniar dijo...

¿Y no te sorprendió más que alguien sin cerebro supiese escribir?

Sigo sin "entender" que carajo le pasa al a gente con el temita de los sexos. Que con tantas ganas de igualdad sólo buscan diferencias... En fin.

Gretka dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gretka dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gretka dijo...

Yo el problema que tenía era que no quería tenerlas, porque sabía que iba a suponer un cambio en las relaciones con el sexo masculino (lo cual era en un problema, porque la mayoría de mis amistades, que no eran muchas, eran chicos). No fue un trauma, simplemente me fastidió ese aspecto, e intentaba disimularlas hasta que ya no pude hacerlo. Pero hoy día, les tengo cariño y todo, y es lo que dices, de vez en cuando gusta marcarlas un poco.

Con la regla tampoco hubo dramas. Pensé, "mierda, ahora esto va a ser todos los meses durante buena parte de mi vida. Qué coñazo". Pero lo llevé y lo llevo bien. A mí sí que me dijeron la típica frase, y mi familia gustaba de hablar del tema delante mía para ponerme colorada (porque son así de fantásticos), pero en poco tiempo se pasó la fiebre. Por ser la mayor de mis hermanas me tocó sufrir toda la película esta. Pero estoy viva.
Y ahora siempre es una buena excusa para pegarle dos voces a alguien que te molesta xD

Y la virginidad...ha sido una de las situaciones más embarazosas que he vivido, por incomodidad, y por el típico "ups, esto no está funcionando como en las películas". Pero pude andar después de eso, así que podría decirse que todo bien.


En resumen, no es tan dramático ser mujer. Simplemente hay que mentalizarse y saber llevarlo. La naturaleza es la naturaleza.

PD: yo duermo divinamente boca abajo. Y por si lo estáis pensando, no, no estoy plana, tengo una delantera decente