25/2/13

Torrijas

Estaba yo hablando con un inglés sobre Semana Santa cuando salió el tema torrijas, y recordé que la última vez que comí torrijas las había hecho yo (y no la experta mano de mi Señora Madre), en Francia, con una escocesa y una australiana sentadas en la mesa de la cocina, bebiéndose mi vino y preguntando si podrían comérselas, a pesar de que las hacía para llevar a unos amigos. En fin, que de aquellas se me fue el santo al cielo, no publiqué la receta y, ahora sí que sí, ahí va. Y que la Semana Santa no nos pille de improvisto.

Torrijas


Ingredientes:

- 1 barra de pan blanco
- leche
- 2/3 huevos
- 1 palito de canela y en polvo
- azúcar blanco
- aceite de oliva
Sé que nunca especifico qué aceite usar, esta vez lo hago porque es importante, yo cometí el error de utilizar aceite de girasol ¡y menuda diferencia (para mal)!


Preparación:

Cómprese el pan con un día o dos de antelación y déjese endurecer.
Cortar el pan en rebanadas de unos dos dedos de grosor, o un poco más finas. Ni se os ocurra quitarle la corteza. Poner leche a hervir con el palito de canela. Batir los huevos en un plato hondo.
Retirar la leche del fuego. Poner una sartén con abundante aceite a calentar.
Colocar las rebanadas de pan en una fuente honda y verter la leche encima. Si es necesario, darle la vuelta al pan para que se empape bien. Escurrir con cuidado, rebozar en huevo y a la sartén. Cuando estén doradas por abajo, dar la vuelta. Escurrirles bien el aceite y pasar a una bandeja. Espolvorear con azúcar y canela al gusto. Dejar reposar para que se haga el típico almíbar torrijil.
Otra opción es, en vez de hervir la leche con canela, hacerlo con la pela de una naranja.


Artística foto de la bandeja de torrijas sobre la lavadora


Estas torrijas las llevé a una comida con erasmus, la mayoría españoles, que parecieron encantados de ver un dulce tan típico, y desaparecieron antes de que me diese cuenta (las torrijas, no los comensales).

EDITADO:
Me dice mi Señora Madre que mi explicación de cómo hacer las torrijas es incorrecta, así que la he cambiado, como buena hija (cof cof) que soy.

1 comentario:

yatusabestancelosos dijo...

Yo hubiera preferido que desapareciesen los comensales, más para mí jijiji. Hace dos días pensé que debería hacer torrijas, asique esta entrada es una señal para mí!!
Besos espinosos