21/11/12

Hijos de puta

¿Qué le estáis haciendo a mi país? ¿Qué le estáis haciendo, hijos de puta? Con todas las letras, sí, hijos de puta.
Abaratando el despido, hala, que nos jodan a los trabajadores, sí, pero obligándonos a pagar sus deudas e intereses de esa deuda; cargándose la Sanidad y la Educación, por la cara, vuelta a la época en que sólo los ricos estudiaban e iban al médico; adiós a la ley del aborto, van a modificarla para que sea más restrictiva que LA PRIMERA que tuvimos, en 1985. ¡Ahora si el feto tiene malformaciones, no vas a poder abortar! ¡Excelente! Lo más lógico del mundo, sí señor, toma mierda de calidad de vida, niño, te hemos traído al mundo, pero como tus padres no tienen trabajo (o lo tendrán por dos duros), ni ayudas del Estado, ni una sanidad pública en condiciones, te tendrás que quedar jodido, y tus padres, más jodidos aun, de malvivir y de verte malvivir.
Hijos de puta.
Adiós a la libertad de expresión, adiós a la vergüenza, coño, que no teneis vergüenza ninguna, mintiéndonos como si fuésemos tontos del culo. "No, no, ni un duro a la banca". El mismo día, toma dineral, ¡ole! ¡con dos cojones!
La gente que se manifiesta un día y los policías a hostias detrás. Que es un riesgo, oye, pero señores policías, ustedes también son parte del pueblo. Y sé que da miedo perder el puesto de trabajo, lo sé, pero o hacemos algo, o a la larga también se quedarán ustedes sin trabajo, o sin cobrar.

Muchos emigrarán, como ya están haciendo. Y pobres los que queden, malviviendo, siendo tratados como perros, sin libertad, retrocediendo cada vez a más velocidad. Volveremos a aquella época en que las mujeres que puedan permitírselo irán a Francia o a UK a abortar y las que no puedan, a clínicas clandestinas, a sufrir, a enfermar y a morir. A la época de temerle a la policía, de tener que volver a las peluqueras de chanchullo, a la factura sin IVA, a la chapuza que te hace el vecino, a no hacerle contrato al empleado... Viviremos pegados a la TV, mamando de información falsa, que nos cuenta lo bien que estamos "en comparación con Grecia, Irlanda y Portugal", chupando fútbol, tronistas y Gandía Shore. Viendo la mayor mierda posible para sentir que no estamos tan mal y celebrando el fútbol para creer que somos los mejores, tapándonos los oídos a la información veraz, encogiéndonos de hombros cuando nos dicen que deberíamos hacer algo.
Amando e idolatrando a los gilipollas que tenemos en el poder, a los que hemos encumbrado. A los chorizos a los que aplaudimos a la salida de los Juzgados, que sonríen y saludan como si fuesen estrellas en la alfombra roja. Ni uno ha ido a la cárcel y es vergonzoso, vergonzoso que no hagamos nada, que no los corramos a palos y les saquemos el dinero que han robado a base de hostias.
Porque el problema de España son ellos, son los corruptos. ¿Y por qué son así? Porque en este país se aplaude al chanchullero, por ser "más listo" que los demás. No es más listo, no, lo que es, es un LADRÓN y un CABRONAZO. Por robarnos. Y nosotros somos GILIPOLLAS. Por dejarles.
Si entra alguien a tu casa y te la desvalija, es un desgraciado, pero si alguien te quita el trabajo, te sube los impuestos y te recorta libertades, agachas la cabeza y tragas. Por no decir otra cosa más fea.

Suben las tasas aeroportuarias, hasta nos (os) saldrá por un pico huir.
Suben las tasas judiciales, para que no podais protestar por lo legal. Y no se podrán publicar imágenes de policías mientras trabajan, para que no podais informar y protestar de las hostias que os dan.
Suben las tasas universitarias, que los pobres sean pobres e ignorantes, que es como les interesa que sean.
Abaratan el despido, nos quitan el aborto, prohibirán a los homosexuales casarse, etc. etc. etc.

¿A alguien le extraña? En un país en el que el mayor monumento está dedicado al franquismo (el Valle de los Caídos) y que sigue allí porque ganaron, claro está, porque aquí salir a la calle con una bandera franquista no es un problema, pero os recuerdo que en Alemania si vas con una esvástica, te meten en chirona. Porque perdieron.
El caso, que aquí ganaron, y se quedaron. Se "renovaron" (ej. Fraga), y ahí siguieron. Como "demócratas", y su prole y sus amiguetes siguieron dando vueltas a la rueda, entrando en el círculo de esa gentuza que tiene el poder, no porque lo merezca o lo haga bien, sino porque es amigo / hermano / primo / compañero de cañas... de Fulanito.
Unos incompetentes que sólo están ahí para chupar del bote, a los que les importamos una mierda.
Y por eso, con todas las letras, se lo llamo de nuevo:
HIJOS DE PUTA.
Y además, cobardes. Un gobierno que con mayoría absoluta no hace lo que tiene que hacer, diciendo las cosas como tiene que decirlas, significa que está formado por cobardes e inútiles que no han abierto un libro en su puta vida.

Y los medios de comunicación... ay, los medios de comunicación. La gente que se sigue suicidando por los desahucios. La UE que, oh, dos días después de que España "paralizase" los desahucios, descubre que eran ilegales y le manda una notita. Ya, cabrones, ¿AHORA os dais cuenta, después de tantos años, de que eran ilegales? Pero hombre, a quién le sorprende, si acaban de nombrar comisario europeo a un impresentable como Tonio Borg. Si es el BCE el que nos da por culo con unas condiciones de devolución de deuda peor que a Grecia.
Si es noticia de portada que "el Papa afirma que no había buey ni mula en el nacimiento de Jesús". ¿Y a mi qué coño me importa lo que opine ese señor de su libro de ficción preferido? ¿Por qué no se dedica a erradicar los abusos a menores en la institución que dirige?

Vivimos en un mundo falso, en un Mundo Feliz, o en un mundo Orwelliano. Hace muchos años, en el instituto, empecé a leer Fahrenheit 451. Me dio tanta angustia, que lo dejé cerca del final. Unos años más tarde, en el último curso del instituto, nuestro profesor de Historia y tutor, nos regaló un libro a cada alumno. Todos recibieron una copia de un libro sobre el hambre en el mundo y los derechos humanos. A mi me regaló una copia de Fahrenheit 451. Cuando le comenté lo que había sentido al leerlo me dijo: Es normal, ¿no te recuerda a la sociedad en la que vivimos?

- Ella no es nada para mí. No hubiese debido tener libros. Ha sido culpa de ella, hubiese tenido que pensarlo antes. La odio. Te ha sacado de tus casillas y antes de que te des cuenta, estaremos en la calle, sin casa, sin empleo, sin nada.
- Tú no estabas allí, tú no la viste -insistió él-. Tiene que haber algo en los libros, cosas que no podemos imaginar para hacer que una mujer permanezca en una casa que arde. Ahí tiene que haber algo. Uno no se sacrifica por nada.
- Esa mujer era una tonta.
- Era tan sensata como tú y como yo, quizá más, y la quemamos.

(Fragmento de Fahrenheit 451, por Ray Bradbury)

3 comentarios:

Altheniar dijo...

Muy pero que muy emotivo.

Pero... termina ese libro!!!

bárbara dijo...

No te puedes imaginar la náusea que permanentemente me acomete.
Jamás pensé volver a vivir esta situación; con el agravante de que este neofranquismo, como réplica, es más lacerante que el original.
Es descorazonador, porque te das cuenta de que lo que hubo fueron lobos disfrazados de corderos; que a la menor muestra de que tenían amenazado su CAPITAL, reaccionaron y se destaparon.
España se acaba. Sin Enseñanza ni Sanidad. Y además sin jóvenes preparados. La están condenando a ser un basurero de acogida para narcos, mafiosos y maleantes internacionales; prostitutas y apostadores. Cómo se concibe la vergüenza de un país que se dice desarrollado, industrializado, grandioso... con más de dos millones de NIÑOS en pobreza absoluta?.
En fín. Me faltan palabras.

Gretka dijo...

Te copio la entrada y la pego en mi blog. Está todo muy bien dicho. Si quieres pasarte: realidadparasimples.blogspot.com