19/8/12

Blonde cherry

Una gota de sudor se escurre por mi cuello. Hace un calor y una humedad de mil demonios. Everything's hotter down south, recuerdo. Aunque esto no es el sur, sino the south of no-north. Se me ocurren un par de ideas extrañas más, pero sé que estoy delirando.
"Dieu!" Se me escapa de entre los labios, en algo que no sé si es una alabanza, una súplica o ambas.
Intento tragar saliva, que parece haberse espesado y no querer bajarme por la garganta, áspera como el papel de lija. Me aparto un mechón húmedo de sudor de delante de los ojos e intento fijar la vista en algo, pero enseguida tres rizos se interponen en mi campo visual. ¿Rizos? Si yo me había alisado el pelo...
Soy consciente de la música, pero ignoro su ritmo. Ni siquiera estoy segura de estar procesando lo que oigo. Me muevo al son que me marca el cuerpo, a sus caprichos y vaivenes.
Se me atropeyan pensamientos en francés y de pronto las frases parecen mezclarse y gritarme en los oídos incomprensiblemente. No quieren ser traducidas y en vez de una coherente frase en español, lo que sale de mi boca es un gemido.
¡Bah, a quién le importa! Lo que siento es inexpresable, no tiene sentido decir nada, decido mientras me muerdo el labio inferior acallando otro gemido, ¿a quién le importa?

Me tumbo rendida en la cama y al punto me levanto. Las sábanas están empapadas en sudor tibio. Aunque al fin y al cabo yo también lo estoy, así que me conformo con una parte casi seca y apoyo la cabeza contra el colchón. Me laten las sienes con un dolor punzante. No podría sentirme mejor.

Sale el sol. La humedad parece haber desaparecido, pero el calor ahí sigue. Me levanto, bebo agua y miro el reloj. Pienso en irme y le echo un vistazo a la puerta. Otra vez será, suspiro, lo prometido es deuda.
Jo, campos de centeno y niños corriendo.
¿Quién quiere ser princesa siendo emperatriz?
Sois belle! Et sois triste! Les pleurs
Ajoutent un charme au visage (...)
Je t'aime surtout quand la joie
S'enfuit de ton front terrassé.


Una vez más, no he descansado lo suficiente y sigo delirando. Cierro los ojos y me dejo llevar por el sonido suave de su dormida respiración.

...

Licencias poéticas aparte, ha sido un muy buen día, desde las 00.00 a las 23.59h. Un día cojonudo de calor y blues.

No hay comentarios: