2/7/12

Traveler

Ha pasado tiempo suficiente para normalizarme y ver la situación real. He superado rápidamente el shock, conservo las lúcidas aptitudes adquiridas en Francia y además tengo una gran tranquilidad en el alma. No vivo con añoranza, ni de hace unos meses, ni un año, ni dos, ni tres. No negaré que me gustaría seguir viviendo en Francia, pero ahora estoy aquí y no quiero la vida que tenía anteriormente. No quiero hacer lo que hacía, no quiero insistir en las malas o sosas relaciones que mantenía por simple educación. No me interesa mi ciudad natal, aunque no acabe de desagradarme.

Quiero conocer nueva gente, algo que he empezado y que me está sentando muy bien.
Quiero conocer nuevos lugares, proyecto que he emprendido y espero no tener que detener.
Quiero emprender nuevas actividades, objetivo que he comenzado y me llena de satisfacción.

Puede que no sea la mejor persona del mundo, tampoco aspiro a serla, así como tampoco la peor. No quiero ser maleducada, no quiero ser mala, tan sólo quiero enfrentar mi nueva vida y os agradecería que me lo pusieseis un poco más fácil. Estoy haciendo el equipaje físico-emocional para viajar a nuevos horizontes de realización personal y es algo que debo hacer sola, yo os avisaré cuando necesite compañía, porque ahora mismo tener gente a mi alrededor sólo puede dificultarme el avance. Os quiero y no os olvidaré.

Hoy he tenido que despedirme de una amiga. Negrita mía, no importa cuan lejos te vayas, tú siempre te vendrás conmigo.

1 comentario:

Dani Maverick dijo...

Sinceramente, me entristece, pero es tu camino a seguir, y solo tú puedes guiarlo. De todos modos, recuerda que siempre estaré aquí, bien para cafés, o para escuchar tus aventuras y desventuras.

Yo también te quiero, y te deseo que seas muy feliz tomes el rumbo que tomes. Pero ante todo recuerda que por muchas puertas que se cierren, siempre habrá más que no tengan cerraduras que forzar ni pomos que girar. Puede que no sean fáciles de abrir, pero no se cierran del todo. Lucha por lo que quieres, y que nada ni nadie te impida conseguirlo.