4/7/12

El interesante

Érase una vez que, estando yo en Francia, conocí a un chico. Más bien, me envió una petición de amistad por facebook sin habernos visto nunca ni tener conocidos en común ni nada. Tras varios días de hablar de todo, quedamos para tomar un café. En persona era timidín, pero guapísimo. Me invitó a una fiesta universitaria dos días más tarde.

Llega la noche en cuestión y nos vemos. Me presenta a sus amigos, vamos a la fiesta (una facultad transformada en discoteca por una noche) y cuando nos metemos en el barullo, me acerco a darle un beso y me hace la cobra. Terriblemente confusa, me dirijo a la barra a por una sidra. Cuando consigo salir de allí y vuelvo a verlo, está borracho como una cuba. Me paso la noche charlando con uno de sus amigos mientras él me ignora olímpicamente. Se me hinchan las pelotas, pero me digo que no me van a echar tan fácilmente y me quedo hasta el último tranvía. 10min antes de que éste pase, me despido del amigo y me voy con un cabreo inmenso y mi dignidad intacta.

Un par de chicos intentan ligar conmigo de camino a la parada y mi cabreo se triplica. Entonces, suena el móvil. Él, por supuesto. Me pregunta dónde estoy, intento mantener la compostura, pero al final se me escapa el mal genio y le grito un par de lindezas en francés. La gente de la parada me mira. Suplica que me quede (nota: el campus está en el quinto carajo). Le digo que si llega antes que el tranvía, ya veremos si me quedo, pero que si es el tranvía quien llega antes...
Llega el tranvía. Entro. A través de la ventanilla lo veo venir corriendo. Suspiro y me bajo.
Me alcanza y me da un abrazo. Me desembarazo y le digo que qué cojones. A ver, tío, ¿de qué vas?, nos hemos dicho todo, me has invitado a quedarme a dormir en tu casa y cuando voy a darte un beso ¿me haces la cobra?
Con una sonrisa de disculpa, me pidió perdón en repetidas ocasiones.
¿Es que esto es normal en tu país? Porque el mío no, desde luego. ¿A qué jugabas?
Era para darte más ganas...
¡¡Pero si ya lo habíamos hablado todo!!
Me hacía el interesante...

Tíos que se hacen los interesantes no no no no. A las titis no nos gustan.

3 comentarios:

Manuel D. "LLO" dijo...

Y sin embargo estuviste varios días y toda la noche pendiente de él, perdiste los nervios e incluso te bajaste del último tranvía sin ninguna garantía :D

Ladherna dijo...

Estuve pendiente de él los días que fue majo, la noche, por supuesto, que perdí los nervios, sin duda, y que me bajé del tranvía a por una explicación, innegable.
Tampoco es que me arrepienta, estaba muy muy muy bien, pero le coló esa vez y nunca más.

Anónimo dijo...

Es innegable, que los tíos no tienen ni puñetera idea de lo que es hacerse "los interesantes".