26/6/12

'Til we see the sunlight

La música resuena en mis oídos, explota sobre mi cabeza en ondas que retumban contra paredes y  techo y cuando pienso que ya no puede sonar más fuerte, sube el volumen y siento cómo me atraviesa, cómo mis órganos internos parecen ser golpeados por él.
Pero me da igual. Tengo las mejillas encendidas por el esfuerzo, me muevo, me agito, salto más y más arriba, giro las caderas, canto a voz en grito, levanto los brazos, sacudo la cabeza y gotas de agua se escapan de mi melena empapada en agua fresca. Me muero de calor, querría quitarme toda la ropa, pero estoy eufórica y sólo quiero seguir bailando. ¡Bailar y bailar hasta que salga el sol!
No sé dónde están mis amigas. No me importa, sólo cierro los ojos y a través de los párpados cerrados percibo los flashes de luz, siento cuerpos desconocidos contra el mío.
Energía en estado puro, ¿a quién le importa el cansancio? ¿A quién le importa que mi falda parezca haber emigrado demasiado arriba? ¿A quién le importa?

Y entonces se acaba la canción y abro los ojos. Ya no estoy en el LC club de Nantes, estoy en A Coruña, delante del pc y con una lista de reproducción aleatoria. Sólo son recuerdos.


1 comentario:

Dani Maverick dijo...

Tiene pinta de ser un gran sitio donde pasarlo bien.