22/2/12

El interrogatorio del expatriado

Me comentaba el otro día un español residente en Nantes, que se ve bastante flojo en francés. Que cuanto más habla con alguien, más dificultades tiene. ¿Cómo es eso, le pregunté yo; no debería ser al revés? Pues no, me explicó, porque el diálogo básico ya lo tengo dominado.
Y entonces me di cuenta: se refería al interrogatorio que todo expatriado responde una y otra vez sin descanso.
¿Vais a iros al extranjero? Pues aquí teneis la clave para vuestras primeras conversaciones:

1) ¿De dónde eres?

2) ¿No echas de menos el sol? (La pregunta te la formulan dando por hecho que vas a decir que sí)

3) ¿Cuánto tiempo llevas aquí?

4) ¿A qué te dedicas? / ¿Estás de Erasmus?

5) ¿Hasta cuándo te quedas?

6) ¿Exactamente, de qué parte de (España) eres?

Ésa es la batería básica. Luego vienen otras más personales o de explicación más larga, como:

¿No echas de menos a tu familia, amigos, etc? / ¿Qué echas de menos?
¿Qué vas a hacer cuando acabes (los estudios, el contrato...)?
¿Qué es lo que (no) te gusta de (Francia)?
¿Qué es lo que (no) te gusta de (España)?
¿Es muy distinto de tu país?

Esta conversación la tengo dominada hasta el punto de poder describir aspectos de lo más abstracto y las descripciones complicadas (la retranca, por ejemplo). Aunque bueno, no es por echarme flores, pero domino muchos temas de conversación. ¡Que remedio!

1 comentario:

bárbara dijo...

Jajajaja.
Me alegro mucho de que te haya gustado!!!!