25/1/12

Manual Au Pair VI

Es el final de mi jornada. Ha sido un día largo, muy largo, y al mismo tiempo ha sido corto.
Diane no está estos días y Brune se ha quedado en casa de los abuelos, así que hoy por la mañana he ido con Anatole al Museo de Historia Natural (5ª vez que lo visito) y a tomar un chocolate caliente.
Por la tarde, after siesta, Arnaud y Anatole se han ido a casa de los abuelos de visita/recogida de Brune, así que me he quedado sola con Mahaut, que estaba algo enferma.

La tarde empezaba bien, ella dormía y yo doblaba ropa, pero desde que se despertó, todo empezó a irse al carajo. Comer, vomitar, comer, vomitar, vomitar, no querer comer... y todo esto con una banda sonora ininterrumpida de llantos. Al principio va bien, pero cuando son las 19.30h y no has conseguido que coma nada (después el último vómito, entiéndase) y no se calla, te invade la desesperación. Le pones una camiseta-babero por si le da por seguir vomitando y la metes en la cama, rezando por que se calle de una vez.
Te vuelves a la cocina y sólo tienes ganas de llorar y de llamar a tu madre. Piensas en que querías hacer algo guay de cena pero eres incapaz del menor esfuerzo. Abres la nevera como 5 veces antes de darte cuenta de que no va a aparecer nada ahí que te interese. Piensas en llamar a Telepizza (o su equivalente francés) cuando te acuerdas de los gnoccis. Y la magnífica cena que tenías planeada se transforma en gnoccis (cocción 1 min) con ketchup y queso rallado mientras miras vídeos chorras en internet.

Después de comer apáticamente esas bolas insípidas y pegajosas, tu ánimo está un poco mejor y te arrastras a poner una lavadora (media carga) con ropa tuya y del bebé vomitada (oh, señor, que asco).
Como recompensa, te calientas una taza de leche para acompañar el bizcocho de chocolate y pasas que has hecho unas horas antes. Mientras mojas el rico bizcocho, rezas porque Arnaud llegue con los niños dormidos y no se pongan a gritar. POR FAVOR.


P.S.: ahora entiendo que haya tantas madres con depresión post-parto.

P.S.2: llegaron, Brune dormida en brazos de su papá, Anatole tocanarices. Va a hacer pis y moja el pantalón del pijama. Arnaud está aparcando. Toca lavar a mano. Joder que asco de día.

No hay comentarios: