22/10/11

Rock me, baby

Aburrirse es caro. Carísimo.

Resulta que yo, como au pair que soy, me aburro (con perdón) la hostia. Porque sí, cuidas de los críos y no te ocupa mucho tiempo, pero la distribución de horas no es en absoluto adecuada para hacer otras cosas. ¿Quereis saber cual es mi rutina? Bien, ahí va un esbozo de mi horario (tengo 3 distintos, pero este es el básico)
Lunes, mañana libre, tarde de 16.30 a 19.45
Martes, mañana clases, tarde de 15.00 a 19.45
Miércoles, 8.15 a 12.30 y 16.00 a 19.45
Jueves, mañana clases, tarde de 16.30 a 19.45
Viernes, mañana libre, tarde de 16.30 a 19.45
Sábado y Domingo libres

Ese es mi horario de menos trabajo. Si el padre está de viaje, trabajo lunes, martes, jueves y viernes una hora por la mañana. Si los niños tienen vacaciones (como será del lunes 24 al día 3) trabajo 40h semanales.

El caso es que como veis, tengo mis ratos libres, pero en un horario de mierda. Porque aquí se cena a las 20h o 20.30h. Y dependiendo del día, podemos comer a las 11.30 o a las 13h. Es decir, en España, decir "quedamos a las 14h para tomar un café" suena a tomadura de pelo. Aquí, con la gente con la que me relaciono, también. Pero para apuntarse a alguna actividad, es viable. Y como me aburría muchísimo (yo sin mucha vida social soy sólo media yo) empecé a buscar cosas que hacer.

Mi primera búsqueda infrutuosa fue la de un curso de portugués. Luego de repostería. Después de tango argentino. Más tarde me hablaron del SUAPS, la asociación deportiva de la universidad de Nantes, donde tienen un montón de actividades interesantísimas a un precio mínimo. Como ignoraban mis e-mails, esta mañana me personé en la oficina. No puedo inscribirme porque no soy estudiante. Tristeza infinita. Me pongo a pensar en qué puedo hacer. Al llegar a casa busco actividades del ayuntamiento, asociaciones... nada. Un montón de cosas como capoeira y danzas africanas, que me parecen tan interesantes como sentarme a ver crecer la hierba. Finalmente me digo que me deje de actividades físicas y pienso en la música, que siempre me ha gustado. ¿Piano? Lo intenté hace años, pero para ello necesito comprarme uno y va a ser que no. Reflexiono sobre precios, transportabilidad y gustos propios. Me decido por la guitarra. Es decir, precio razonable, fácil de llevar y traer y en mi música siempre hay guitarras.

Me pongo a buscar clases. Finalmente encuentro una interesante. Me pongo en contacto con la escuela. Me instan a ir a visitarlos y me recuerdan que cuando quiera puedo hacer una clase gratis de prueba. Bien. Pues nada. Sólo falta lo importante, una guitarra.
He de decir que no tengo ni pajolera idea de guitarras. Vale, sí, cuatro cositas, pero si tengo que decir cual es buena o mala o citar más de 2 marcas, no alcanzo. Así que me pongo a leer por ahí. Echo un ojo en eBay. ¿Guitarras por 6€? Eso tiene que ser malo por narices.

Por la tarde, me lo pienso. Decido que si estoy tan desesperada por hacer algo que hasta he movido los muebles de sitio, YA ES HORA de que haga algo, da igual lo que cueste. Así que de noche me siento ante el pc y vuelvo a la búsqueda de una guitarra. Al final, gracias a una amiga que contacta con un amigo suyo, me convenzo de que lo que me ofrece eBay es mierda y me sugiere una tienda de guitarras. Tras mucho (y cuando digo mucho, es MUCHO) pensarlo, decido que una Fender no está a la altura de mi bolsillo y que una C. Giant no séra gran cosa, pero por menos de 100€ tengo una guitarra aceptable, ampli, funda, afinador y un par de extras más.

Después de hacer la compra me consuelo a mi misma por el dinero gastado diciendo que es mi regalo de cumple y que con una guitarra voy a tener por fin algo que hacer. ¡No veo el momento de llegar de las vacaciones (nos vamos a Biarritz) y tenerla esperando sobre mi cama!

Nunca seré como Yngwie Malmsteem, ni como John Lee Hooker, pero si puedo (por orden de prioridad) dejar de aburrirme y aprender algo, habrá sido una gran inversión.



5 comentarios:

bárbara dijo...

Creo que acabas de darte cuenta de que "la Cultura del Ocio" sólo es posible en los países ricos...

Ladherna dijo...

De verdad, si tuviese vida social, no necesitaría una guitarra. Pero es que no la tengo. Otro día tendré que hablar de la (en mi caso) soledad au pair.

bárbara dijo...

Has pensado en la práctica del yoga?
Te paso una dirección en Nantes
http://www.yoganantes.fr/5.html
Sería divertido leer tus comentarios posteriores, si es que te animas.

Ladherna dijo...

Sí, la verdad es que ya hace tiempo había buscado clases de yoga y vi esa web, pero cuando eché un vistazo al programa me pareció demasiado místico para mi.

bárbara dijo...

Al menos es la más desinteresada, económicamente hablando...