4/9/11

Este

Me muero. Me muero me muero me muero. Au, ay. Crec, casi puedo oírlo, estoy segura de que la mitad de mis músculos se están desgarrando mientras sudo la gota gorda por mantenerlos activos y enteros.
Me coge una mano y la aprieta fuerte. Aguanta, no te rompas ahora. Venga, que yo te acompaño en el sentimiento. No jodas, no necesito tu compañía sentimental, sólo que me agarres fuerte y no dejes que me caiga. Los sentimientos déjalos en la mesilla de noche.
Menos el alma, me duele todo. Suena Stuck in the middle with you y me entra la risa, pero paso de explicarlo. Pienso en cuantas cosas ha cambiado Noreste, en dónde demonios están mi juventud y mi forma física. Estoy hecha un asco. Me bebo un vaso de agua del tirón, está fresca y sabe a gloria, pero él sabe a tabaco y es mejor que la gloria. Sabe a dulce, a niño bueno que te coge de la mano y que te da un besito, a alguien que te agarra fuerte para que no te caigas sin tener que pedírselo. Acero y tinta. ¿De dónde eres?
Back in the ring to take another swing. La sensación de que mis músculos se deshilachan ha desaparecido y sólo queda una pesadez de dos toneladas por pierna y una puñalada en el costado.
Párpados pesados que se hinchan mientras sigo esa costumbre de quedarme helada bajo capas mullidas, escrutando la oscuridad, pensando en que debo dormir.
Luz azul grisácea, manchándolo todo. Tengo frío frío frío y calor calor calor. Una puntilla negra bajo los ojos. Me la quito.
Adiós. Llueve. ¿Hacia dónde está el río? Merde!

No hay comentarios: