17/8/11

Reanimación

El tiempo de Nantes funciona así:
Principio de la semana: sol, solete hermoso y brillante. Miércoles: cielo encapotado. Jueves: llovizna. Viernes, Sábado y Domingo: lluvia a porrón.
Así que como aquí mi estado de ánimo depende bastante del cielo (pas de soleil, pas de promenade), sufro unas fluctuaciones de lo más tontas. Ayer hacía un día de verano veranísimo. Saqué el vestido más fresco que tengo y tras 45min de paseo, tuve que darme una ducha fresca de urgencia. Hoy, cielo encapotado y lluvias intermitentes. BAJONAZO.

Sigo esperando e-mails de respuesta que no llegan.

Brune lleva un par de días montando unos escándalos de órdago a la mínima. Yo la dejaría que gritase hasta quedarse ronca, pero despierta al bebé y hay que pasar por el aro. Manda carallo.

Me sale la vena chunga en una conversación sobre chicos-color azul, chicas-color rosa. Me molesta. Me molesta más aun haberme molestado. Círculo vicioso.

Fin de la jornada, me preparo una taza de té y me pongo a escuchar La Mirada Cítrica mientras busco esta receta (la abuela de los niños nos trajo un montón de manzanas ácidas súper ricas que sospecho que serán la caña asadas). Y mientras la busco, leo otras cosas de ese blog y me echo unas risas. También me río con la radio. Así da gusto acabar el día.

1 comentario:

marsopa dijo...

hay que ver qué pasión por los dulces. Dedícate a la calceta y haz unos patucos a tu bebé.