30/7/11

Ladher-consejos

Cuando vayais a pasaros hora y media sentados en una catedral, ignorad la temperatura que haga fuera y abrigaos bien. Los techos altos y muros gruesos se ríen del calor veraniego.
Hacedme caso u os encontrareis como yo, con un alegre resfriado ahora que por fin había llegado el calor. Manda carallo.

Entre otras piezas, disfruté de esta, interpretada por el coro del Girton College de Cambridge, que cuenta con un bajo y un barítono de lo mejorcito. Además fue gratis. Me voy a pasar mucho tiempo en la catedral estas semanas, me parece.

1 comentario:

Xoel dijo...

si es que solo a ti se te ocurre alma cantara!