12/3/11

Un mal viernes

Un mal viernes. Una visita al médico, que aplaza mi cita con las agujas y la tinta una semana. Como si tuviese poca prisa. Cuatro horas de clase con el señor "me pongo ciego de marihuana liada con hojas de Quién se ha llevado mi queso". Palmaditas en el hombro del señor profesor diciendo que muy bien, que hay que tener mi actitud. ¿Por qué me tocas, gilipollas, si no te conozco de nada? Puñalada trapera de mis compañeras, que me eligen, porque sí, portavoz de un trabajo que ni siquiera parecen tener muy claro. Chachi. Echadme a los leones sin una pizca de diplomacia.
Los viernes cada vez dan más puto asco.

2 comentarios:

Insomne dijo...

ADViernes.

A mí normalmente esas cosas me suelen pasar los lunes, en plan "No quieres caldo? Pues ahí te van dos tazas. Guapa"

O te lo tomas con paciencia o los pasas por la quilla. Yo te recomiendo lo segundo :S

Compañera de Alfajores dijo...

Qué morro le echas, guapa. Y aún encima, luego aplicas la filosofía de ese "gilipollas" en una de tus entradas, si es que no fue en más estando encubierta. Qué fuerte lo tuyo xD