30/1/11

Deep within the corners of my mind...

Creo que todos tenemos una parte de oscuridad en nuestra mente de la que no podemos deshacernos. Una oscuridad en la que está todo aquello desagradable, a lo que no nos gusta mirar o donde no nos gusta que miren. Los pensamientos tristes, o desagradables, o aquellos que nos calificarían como mala persona, o el miedo. Esos sentimientos que nos llevan a leer a los malditos, a disfrutar con lo horrible, a buscar refugio en Cumbres Borrascosas, en La Senda del Perdedor, obras que en vez de hacernos sentir mal, nos hacen sentir bien, arropan esa parte oscura de nuestra mente.
Hay quien prefiere ignorar ese cuarto oscuro, hay quien deja que la oscuridad domine todo su ser, hay oscuridades que se deslizan bajo la puerta que las mantienen presas y poco a poco, van ganando terreno. También está quien dice que no tiene partes negras, ni malos pensamientos ni momentos de debilidad. O quien intenta eliminarlos. Como si fuese posible.

A veces me gusta refugiarme en mis rincones oscuros, donde no me pueden coger. Donde no tienes porque ser buena, desde donde puedes observar y pensar todo lo mezquinamente que quieras, porque sabes que cuando salgas de tu rincón, esos pensamientos se quedarán ahí.

Black snake is evil
Black snake is all I see

Woke up this morning
Black snake moved in on me

No hay comentarios: