29/10/10

Más cosas que huelen a infancia

La colonia nenuco.
Las setas. Me transportan a un cesto, una navaja marinera, bosques húmedos, mañanas muy frías, pisar intentando hacerlo en silencio, cortar una seta y olerla con los ojos cerrados. Ah... los placeres inmensos de la infancia...
La plastilina.
Los pasillos del colegio. Ese olor es inmutable. Volved a vuestro excolegio y comprobareis que sigue oliendo exactamente igual que cuando erais críos.
La leche caliente con Nesquik. No me gustaba nada (de echo, sigue sin gustarme). Sentarme TODAS las mañanas delante de un tazón de leche caliente me exigía una fuerza de voluntad tremenda y bebérmela...
El olor de la tienda de campaña. Todos los veranos nos íbamos de camping. Recuerdo también con cariño las tazas de metal y las incomodísimas sillas plegables.

La infancia es hermosa, dicen. Pero no daba un duro por volver a ella. Por muy bien que oliese.

23/10/10

Cosas para el recuerdo

Esta entrada va por Fer, ahora te toca a ti ^^

Hay un enorme espacio de nuestro cerebro lleno de recuerdos. Unas veces los sacamos a placer, otras se escapan furtivamente y otras salen gracias a algo: un olor, un lugar, una palabra... Cualquier cosa puede desenterrar un recuerdo. En mi caso, suelen ser los olores.
Anoche pasé junto a una zanja y algo en el aire me recordó a mi infancia. No sabría decir con qué lo relacionaba ni qué olor era, pero era un olor de mi infancia, seguro. Igual que el olor de un bizcocho haciéndose en el horno. O la masa de pan fermentando debajo de un paño. O aquellas muñecas-pastel que olían deliciosamente.

Me encanta el sentido del olfato, me encanta que un olor me recuerde a algo. Incluso aunque sea algo desagradable. Me gusta llegar a casa, olfatear en el aire y saber qué hay para comer. Me gusta abrazar a alguien y cerrar los ojos aspirando su aroma, personal e intransferible. Aunque los perfumes a veces difuminan mucho el olor de alguien, pueden convertirse en un sello personal. Por ejemplo, un amigo siempre olerá para mi a Jackerton, un ex-amante olía a jersey de lana negro con ¿Yatchman Blue?
Pero siempre preferiré el olor único, sencillo, desnudo, de cada persona. Por ejemplo, el olor de la cabeza de mi madre (por raro que suene) es inconfundible, huele a casa, a calor, a chocolate a la taza, a... acogedor. Mi prima huele a fresco, a ventanas abiertas. Mi abuela huele a medicinas, a enfermedad, a mal rollo, a algo desagradable.

Olores y más olores. Flores como la madreselva, el galán de noche, el jazmín, el olor del tulipán, similar al de la nuez...
Abrid la nariz.

20/10/10

Súcubo

La punta de mis dedos, mis labios, mi piel, mis armas. Mi lengua, mi voz, mis ojos, mi handicap. Mi saliva es venenosa y tú caíste. Ese primer beso fue mala idea, sabías que no soy buena chica. Y luego quisiste más. No te culpo por ello, la carne que circunda mis huesos está pensada para eso, para que querais más. Y yo no pensaba decirte que no.

Me gustaste tú, me gustó tu cama. Me gustó vencerte y dejarme vencer. Me gustó cómo me quitaste la ropa.
- ¿Qué haces?
- Nada...
- Ah, por un momento me pareció que me estabas desnudando.

Me cautivaron tus caricias, tu forma avariciosa de besarme, de abrazarme, de recorrerme con los labios, de susurrar mi nombre. De darme placer.
Me sentí plena al tenerte bajo mi, medio desnudo, haciéndote temblar de deleite, gimiendo y respirando entrecortadamente.
Me encumbraron todas y cada una de las palabras que dijiste en voz baja, confidente; me hizo feliz que te pusieses sobre mi, que me dieses lo que quería, que me llamases vida mía. Aunque no lo sea en absoluto. Más bien tu perdición. Lo que pasa es que los cuernos y las alas son retráctiles. Y claro, luego hay confusiones.

Me gustó mucho, sobre todo tu sonrisa, me encantan los hombres que se ríen en la cama.
Que pena que ya no vayamos a reírnos más juntos.
De toute façon, ça m'a fait plaisir.

19/10/10

Búsquedas

He descubierto, gracias a las herramientas para webmasters, las búsquedas en las que sale mi blog. Y casi todas son "XPERSONAX desnudo/a". Fran Perea, Yola Berrocal, Contador...
Luego está la sección "malos padres", "niños amor" (¿¡!?), etc.
¿De verdad escribo cosas TAN raras?

18/10/10

Haikus

Hace un tiempo componía haikus, en realidad poesía en general, sólo que los haikus los dejé antes. Pero gracias a Lorzagirl he redescubierto su hermosura y me he puesto a componer otra vez, así que ahí van algunas de mis nuevas creaciones:

Cara pájaro,
tu nombre no conozco,
cierra ya el pico.
____

Duende fresoso
quiero lamer tu gorro
tan colorido.
____

Nuevo sexo oral:
¿lametón explosivo
o sabor fresa?
____

Que asco de facul,
inútiles de mierda
¡morid cabrones!

13/10/10

Cuento V: Mano a mano (de Julio Sosa)

Acodada en la barra, con las manos rodeando la copa, abrazándome a ella, aferrándola como si de un salvavidas se tratara, sintiendo las gotas frías de la condensación rodando por mi piel, humedeciendo mis manos. Concentrándome en la forma de la barra, siguiendo la silueta de las botellas en el estante del bar, oyéndote reír, adivinando tu figura por el rabillo del ojo. Bebiendo para calmar mi dolor, para apagar la llama ardiente de los celos de ver sus manos sobre tu pecho, tu mano recorriendo su mandíbula, rodeando su cintura. Esa cintura que te merece, que quizás tú no merezcas.
Siento tu mirada sobre mi, estudiándome, evaluándome. Y con esa mirada destapas los recuerdos que quiero encerrar. Tus besos, esos besos que duelen. Tu sonrisa, tan diferente en la intimidad, tus ojos desnudos, que cierras para que no lea tu alma, pero que has de abrir para leer la mía. Pero sobre todo tus manos...
Cierro precipitadamente la puerta de los recuerdos y me vuelvo a centrar en paladear el vino. No me importa lo que has hecho, lo que hacés ni lo que harás, canta Julio Sosa. Me lo repito mentalmente con toda la convicción posible, pero sé que es una mentira inmensa, un intento inútil de reprimir las ganas de ir junto a ti y tomar lo que es mío. Pero no debo. Y remojo las ganas en vino, porque no puedo hacer otra cosa.
¡Pero que estúpidos fuimos, que cobardes! Y ahora yo estoy emborrachándome por tus labios mientras ahí al lado abrazas a tu muñequita. Menos me dolería si no supiese que me quieres. ¿Tanto como a ella? No, claro que no, me digo mientras aprieto los dientes conteniendo las lágrimas.
A mi alrededor la jarana, la música, las parejas bailando bien juntas.
"Mozo, écheme y llene hasta el borde la copa"
Cuando la botella se está inclinando sobre mi copa, una mano se posa sobre la del camarero y oigo un:
"Suficiente por hoy"
Mis ojos no se levantan de esa mano que tan bien conozco. Esa mano que con sus caricias sublimes me dijo más que mil palabras, esa mano que aun tocándome sobre la ropa me tenía desnuda, que me recorrió entera, que paseó de mi cadera a mis labios, que me estudió, que hizo palpitar mi corazón frenéticamente y cuando me hizo temblar, fueron tus labios los que me silenciaron. Caricias inolvidables, diga lo que diga, caricias que me hacían arrinconar todo, como si tras la puerta no hubiese nada más, como si viviésemos en una pausa en el tiempo. Sólo nosotros, una cantidad infinita de besos, caricias, dolor y placer. Dicha y pena en una confusión tal que no era posible separarlas.

De pronto siento calor, la sangre me sube a las mejillas y un siento un latir primitivo entre las piernas. Te amo más de lo que te deseo, pero me temo que no es poco.
Mis ojos suben lentamente por tu muñeca, brazo y se posan finalmente en tu rostro. Me miras fijamente, con los ojos velados, no puedo leer nada en ellos. No son esos ojos que me desnudan, que me hablan. No hay nada en ellos. No quiero verlos. Mi mirada vuelve a mi copa, vacía, como me siento ahora mismo.

El camarero espera con la botella en la mano. Me encojo de hombros y le tiendo un billete. Me bajo del taburete donde llevo horas sentada y siento cómo los bordes de mi visión se difuminan. Doy dos pasos con paso inseguro y me agarras del codo. Tu roce arde, duele, me abrasa por dentro. Te miro, las compuertas de tus ojos se han abierto medio segundo. Preocupación, deseo, amor, vergüenza, culpa... Leo todo eso y te sonrío, pongo mi mano sobre la tuya, intentando tranquilizarte. Puede que la odie, pero yo también siento todo eso y no puedo hacer nada. Me libero de tus dedos con un grito interno y sigo caminando, dejando tras de mi un resonar de pasos que se pierden en la noche.

12/10/10

Mente sobre fondo negro

Me he dado cuenta de que mis pensamientos fluyen mucho mejor si estoy mirando algo negro (no un punto diminuto, claro). Eso explicaría que mis mejores ideas sean de noche. O que mis sueños sean tan especiales.
Tan, tan especiales que a veces se hacen realidad al dedillo.
Y me encanta.

2/10/10

Contigo no, bicho

Hoy he descubierto la existencia de un... bicho, hasta ahora por mi desconocido. Lo busqué al descubrir que existe una fobia a ese animal en concreto. Mi reacción al ver su foto fue un "¡la puta, que cosa más fea!", así que no me responsabilizo de los daños que podais sufrir si decidís buscar su nombre (heterocephalus glaber) en google images.
Aquí os dejo el enlace de la wikipedia, porque viven en colonias que tienen una organización de lo más curiosa y vale la pena.

1/10/10

Día Mundial de las Aves

Interesados por la ornitología, amantes de la naturaleza y gente en general:

Los días 2 y 3 de este mes se celebrará el día de las aves, con diversas actividades organizadas por SEO/Birdlife con la colaboración de Carrefour.

¿Por qué os cuento esto? Pues porque además de ser una aficionada a la ornitología, quería ayudar un poco a anunciar estos eventos. España es uno de los países europeos con mayor biodiversidad, pero en cuanto a aves, nos merecemos un premio. Quien haya recorrido (más o menos) Europa, se habrá dado cuenta de la escasez de aves (excepto palomas, claro) y de las pocas especies que se diferencian, mientras que en España hemos luchado por la conservación y recuperación de diversas especies, que encuentran en nuestro territorio los parajes y alimento que necesitan.

La ornitología no es una ciencia difícil, que se entrena a base de ojo, atención y curiosidad. Comprender y apreciar lo que te rodea es una gran riqueza y las aves forman parte de esa riqueza.
Comprendámoslo, cuidemos a nuestras aves y valorémoslas.

Un apunte:
¿Se ha fijado alguien en la disminución de gorriones (Passer domesticus) y aumento de chochines (Troglodytes troglodytes) en la ciudad de A Coruña?