28/11/10

Placeres sencillos

Te despiertas descansada por la mañana, tras 10h de sueño ininterrumpido.
Te levantas. Vas a la cocina. Preparas un té y te lo llevas a tu dormitorio junto con tres galletas. Abres la persiana y descubres que hace un sol magnífico. Orientas las plantas hacia el sol invernal, que las pobres deben de estar faltas de luz. Te sientas en la cama y enciendes la radio. Suena jazz. Desayunas con calma mirando por la ventana, calentándote bajo el sol, observando a los viandantes, el mar perezoso, lamiendo la arena lentamente. Piensas en el libro que acabaste de leer anoche. Piensas en anoche. Sonríes.
Te vas a la ducha dejando la radio encendida. Dicen que a las plantas les gusta la música, preferentemente la clásica, pero si las mascotas se parecen a sus dueños y a mi me gusta el jazz, ¿por qué no les va a gustar a mis orquídeas?

2 comentarios:

Fernando dijo...

Dita sea... tú también te levantas sonriendo?? Un día de estos acabaréis conmigo de todas a todas.

Anónimo dijo...

y