25/6/10

Santa Ponça

Hoy estoy de buen humor. Perfecto para escribir. Pero resulta que no estoy en mi ordenador personal, ni tengo tiempo para ponerme a divagar ni puedo escuchar mi música, así que lo dejaré para dentro de... bastante.
Por lo demás: ya estoy en Santa Ponça, un pueblo que vive del turismo. En invierno, aquí ni la típica planta rodadora del far west se queda. El trabajo sin problemas, nada nuevo. Muchos ingleses, mucha gente que viene a preguntar gilipolleces o cosas que tienen anunciadas a un palmo de sus narices... Cosas de los hoteles vacacionales.
Visité Palma, centrándome en la zona "antigua". Y es simplemente preciosa. Cara de cojones, pero preciosa. Muy consciente de los turistas, pero preciosa. Así que definitivamente me gusta.
Encontré una librería-vinoteca donde me compré un libro de cuentos D. H. Lawrence, quizás me anime a volver otro día, aunque sólo sea a tomar un vino y charlar con el librero, que es muy majo.
Estoy escribiendo un libro de viaje, medio diario, medio cuaderno ornitológico (¿sabíais que aquí en Santa Ponça no hay palomas-ratas-con-alas? lo que hay son tórtolas de collar, que por cierto desde hace uno o dos años empieza a haber en Coruña)

Eso es todo, de momento.

No hay comentarios: