22/12/10

Día 22

Estoy soñando. Sueño que estoy esperando el autobús para ir a clase (de Alemán), cuando aparece una señora con dos críos y pregunta si alguien habla alemán. Me dirijo a ella. Me pregunta dónde hay una librería infantil. Se lo indico y la señora se va. Entonces caigo en la cuenta de que es día 22 y ya no hay clase.

11:02 am, me despierto, miro el reloj. Lo que soñé me recuerda que es día 22. No hay clase. Me doy la vuelta en la cama con una sonrisa y sigo durmiendo.

¡FELICES VACACIONES!

17/12/10

Té (6)
Un conejo blanco de peluche
Una pulsera violeta con el escudo de Florencia
Mantita-rica-ñam-ñam
Lissie
Conversaciones en inglés e italiano macarrónico
Cambio de apellido
Frío, siempre hace frío en algún lado
Tannenbaum
Why 'r u runnin'?

10/12/10

Feroz ataque de gula

Aquí me hallo. Discutiendo a voces con mi estómago, diciéndole que es un cochino traidor por hacerme leer este blog, que además de divertidas historias, tiene un montón de recetas deliciosas. Y como en su mayoría son postres, y a mi me encanta hacer postres (las masas dulces y el horno encendido son la combinación perfecta contra la melancolía), y adoro los dulces, y ME MUERO DE HAMBRE (¡Mentira! Mi estómago intenta que os apiadeis de él, pero no hay que darle de comer) porque estoy a "régimen", es decir, que me abstengo de postres, galletitas, magdalenas, bizcochos, bollos y demás, pues como que lo estoy pasando un poco mal. Y mi libro de 100 recetas de galletas me dice que está desperdiciado, que aun me quedan muchas recetas por probar...
Me siento mala persona, estoy dándole la espalda a los dulces. Soy una traidora.

Ahí va una receta de galletitas: (quiero galletitas >_<)  

Ingredientes:

- 280 g de harina
- 225 g de mantequilla
- 140 g de azúcar
- 100 g de pasas de Corinto
- 125 ml de vino dulce
- 1 yema de huevo
- 1/2 cucharadita de azafrán en polvo (1 sobre, aprox)
- sal  


Preparación:

Macerar las pasas una hora en el vino dulce. Después, escurrir y reservar el vino. Precalentar el horno a 190ºC. Prepara dos bandejas con papel para hornear (a menos que te guste que se te peguen las galletas y frotar con estropajo) Poner la mantequilla (blanda) y el azúcar en un bol y mezclar bien. Incorporar la yema y dos cucharadas del vino mientras bates. Tamizar la harina, el azafrán y la sal y remover hasta que no queden grumos. Añade las pasas. Coge porciones y ponlas en las bandejas, aplástalas un poco y mételas en el horno 10-15min.
Una vez frías, disfrútalas junto con la copita de vino dulce que habrá sobrado.
Aprovechaos vosotros que podeis ¬¬

4/12/10

Alarmémonos

Manda cojones. Por culpa de los controladores aéreos (los niños bonitos del campo laboral), que cobran una pasta que les sale por las orejas (con tantos ingresos no tienes derecho moral ni a huelga ni a paños calientes ni hostias), se ha declarado el estado de alarma por primera vez en nuestra democracia. Había que correrlos a gorrazos. Desgraciados. La mitad de los aeropuertos de Europa rompiéndose el culo para luchar contra la nieve y aquí los señoritos de brazos cruzados, presentándose (los que se presentan) en su puesto de trabajo pero diciendo que no pueden trabajar porque están enfermos. No tendrían tanta chulería si los rodeasen los 330.000 pasajeros que se han quedado en tierra por su culpa. Que seguro que de ahí sí que salían enfermos... pero directos al hospital, nada de un catarrito en casa.

Sólo espero que esto acabe como cuando pasó algo parecido en Estados Unidos, esto es, con la mayoría de controladores aéreos despedidos (y si metiesen a alguno del sindicato de controladores en la cárcel una temporadita, ya sería la guinda del pastel)
Pero esto es España, y mi fe en estas cosas es taaan reducida...

Desde aquí lanzo mi solidaridad con toda esa gente apiñada en los aeropuertos españoles, víctimas inocentes de unos sinvergüenzas, como siempre, al final siempre pagamos los mismos.

30/11/10

Manifiesto por una Red Neutra

Los ciudadanos y las empresas usuarias de Internet adheridas a este texto manifestamos:

1. Que Internet es una Red Neutral por diseño, desde su creación hasta su actual implementación, en la que la información fluye de manera libre, sin discriminación alguna en función de origen, destino, protocolo o contenido.

2. Que las empresas, emprendedores y usuarios de Internet han podido crear servicios y productos en esa Red Neutral sin necesidad de autorizaciones ni acuerdos previos, dando lugar a una barrera de entrada prácticamente inexistente que ha permitido la explosión creativa, de innovación y de servicios que define el estado de la red actual.

3. Que todos los usuarios, emprendedores y empresas de Internet han podido definir y ofrecer sus servicios en condiciones de igualdad llevando el concepto de la libre competencia hasta extremos nunca antes conocidos.

4. Que Internet es el vehículo de libre expresión, libre información y desarrollo social más importante con el que cuentan ciudadanos y empresas. Su naturaleza no debe ser puesta en riesgo bajo ningún concepto.

5. Que para posibilitar esa Red Neutral las operadoras deben transportar paquetes de datos de manera neutral sin erigirse en “aduaneros” del tráfico y sin favorecer o perjudicar a unos contenidos por encima de otros.

6. Que la gestión del tráfico en situaciones puntuales y excepcionales de saturación de las redes debe acometerse de forma transparente, de acuerdo a criterios homogéneos de interés público y no discriminatorios ni comerciales.

7. Que dicha restricción excepcional del tráfico por parte de las operadoras no puede convertirse en una alternativa sostenida a la inversión en redes

8. Que dicha Red Neutral se ve amenazada por operadoras interesadas en llegar a acuerdos comerciales por los que se privilegie o degrade el contenido según su relación comercial con la operadora.

9. Que algunos operadores del mercado quieren “redefinir” la Red Neutral para manejarla de acuerdo con sus intereses, y esa pretensión debe ser evitada; la definición de las reglas fundamentales del funcionamiento de Internet debe basarse en el interés de quienes la usan, no de quienes la proveen

10. Que la respuesta ante esta amenaza para la red no puede ser la inacción: no hacer nada equivale a permitir que intereses privados puedan de facto llevar a cabo prácticas que afectan a las libertades fundamentales de los ciudadanos y la capacidad de las empresas para competir en igualdad de condiciones.

11. Que es preciso y urgente instar al Gobierno a proteger de manera clara e inequívoca la Red Neutral, con el fin de proteger el valor de Internet de cara al desarrollo de una economía más productiva, moderna, eficiente y libre de injerencias e intromisiones indebidas. Para ello es preciso que cualquier moción que se apruebe vincule de manera indisoluble la definición de Red Neutral en el contenido de la futura ley que se promueve, y no condicione su aplicación a cuestiones que poco tienen que ver con ésta.

La Red Neutral es un concepto claro y definido en el ámbito académico, donde no suscita debate: los ciudadanos y las empresas tienen derecho a que el tráfico de datos recibido o generado no sea manipulado, tergiversado, impedido, desviado, priorizado o retrasado en función del tipo de contenido, del protocolo o aplicación utilizado, del origen o destino de la comunicación ni de cualquier otra consideración ajena a la de su propia voluntad. Ese tráfico se tratará como una comunicación privada y exclusivamente bajo mandato judicial podrá ser espiado, trazado, archivado o analizado en su contenido, como correspondencia privada que es en realidad.

Europa, y España en particular, se encuentran en medio de una crisis económica tan importante que obligará al cambio radical de su modelo productivo, y a un mejor aprovechamiento de la creatividad de sus ciudadanos. La Red Neutral es crucial a la hora de preservar un ecosistema que favorezca la competencia e innovación para la creación de los innumerables productos y servicios que quedan por inventar y descubrir. La capacidad de trabajar en red, de manera colaborativa, y en mercados conectados, afectará a todos los sectores y todas las empresas de nuestro país, lo que convierte a Internet en un factor clave actual y futuro en nuestro desarrollo económico y social, determinando en gran medida el nivel de competitividad del país. De ahí nuestra profunda preocupación por la preservación de la Red Neutral. Por eso instamos con urgencia al Gobierno español a ser proactivo en el contexto europeo y a legislar de manera clara e inequívoca en ese sentido.


Ya sabe, si le está razonablemente de acuerdo, difúndalo. En la medida de lo posible.

29/11/10

Parece mentira...

Parece mentira que en pleno siglo XXI haya quien siga apoyando esta idea:
"la mejor interpretación de la homosexualidad es la que la considera como una variante de neurosis" (palabras de Gerard J.M. van den Aardweg)
y que además recomienda acudir a este "sanatorio".

¡LA HOMOSEXUALIDAD NO ES UNA ENFERMEDAD!

Cada cual es libre de vivir su sexualidad como le de la gana, sin ser condenado por ello ni ser considerado "enfermo/paria/indigno/inferior/etc".
No hay mayor ciego que el que no quiere ver, y detesto perder mi tiempo con esta gente, pero no puedo evitar que me hierva la sangre al leer cosas como ésta: http://robertobastida.blogspot.com/2010/10/al-homosexualidad-de-nuevo.html

En fin. Como siempre digo "ojalá alguien a quien quieras (una mujer/padre/hijo/hermana...) sea homosexual"

28/11/10

Placeres sencillos

Te despiertas descansada por la mañana, tras 10h de sueño ininterrumpido.
Te levantas. Vas a la cocina. Preparas un té y te lo llevas a tu dormitorio junto con tres galletas. Abres la persiana y descubres que hace un sol magnífico. Orientas las plantas hacia el sol invernal, que las pobres deben de estar faltas de luz. Te sientas en la cama y enciendes la radio. Suena jazz. Desayunas con calma mirando por la ventana, calentándote bajo el sol, observando a los viandantes, el mar perezoso, lamiendo la arena lentamente. Piensas en el libro que acabaste de leer anoche. Piensas en anoche. Sonríes.
Te vas a la ducha dejando la radio encendida. Dicen que a las plantas les gusta la música, preferentemente la clásica, pero si las mascotas se parecen a sus dueños y a mi me gusta el jazz, ¿por qué no les va a gustar a mis orquídeas?

27/11/10

Palabras gallegas bonitas

Xiz (tiza)
Miñaxoia (inocente, ingénuo)
Vagalume (luciérnaga)
Bolboreta (mariposa)
Luscofusco (crepúsculo -más o menos-)
Chuchamel (una planta cuyo nombre desconozco en castellano)
Berce (cuna)
Fieitos / fentos (helechos)
Saraiba (granizada)
Miolo (cerebro / médula / miga... interior blando de algo, vamos)
Aloumiño (caricia)
Carrizo (chochín)
Fungar, pero mejor con gheada, funjar (no encontré traducción acertada, así que buscadlo aquí)

Y hay muchas más que ahora no se ocurren, ¿cuáles añadiríais vosotros?

24/11/10

Dímelo

Vamos, dímelo. Dime al oído que te excito. Muérdeme el lóbulo de la oreja, agarra mis muñecas a mi espalda, domíname. Átame si te divierte. Ríe travieso, rozándome la punta de la nariz con la tuya. Dime obscenidades... y házmelas. Acaricia mi piel arrebolada. Dame a besar la yema de tus dedos. Recórreme entera, recréate en mi ombligo, en la cara interna de los muslos. Ponme una venda en los ojos y bésame suavemente por todo el cuerpo, como un juego, como si buscases el tesoro perdido. Como un explorador en tierras desconocidas.
Sube tu mano desde mi rodilla flexionada contra tu costado hasta la cadera. Mírame a los ojos, acércate más, apoya una mano sobre mi corazón.
BUM-BUM BUM-BUM BUM-BUM
¿Un poco rápido? No lo suficiente. Acerca tus labios a los míos para acallar mi reacción y dímelo:

Chsst... Que no nos oigan.

10/11/10

Leyendo otros blogs

¿Nunca habeis tenido ganas de estrangular a alguien? Yo sí, muchas veces, y más aun después de leer ciertos blogs. ¡Pero qué de gentuza hay en este mundo!

3/11/10

10 famosos ILF

Revisando mi memoria, surgió esto. A algunos me he permitido quitarles años, porque cuando ellos eran jovencitos yo aun jugaba con las Babies ¡y también tengo derechos, hombre! Se admiten opiniones en contra. Me ha costado MUCHO redactar esta lista, pero ahí va TEN-FAMOUS-I'D-LIKE-TO-FUCK:


10. Batería de los Bullet:

No sé cómo se llama, no me interesa. Pero el puto día del concierto tenía que haberme quedado y haberme metido en el camerino como fuese. Si fijo que el bajista de los Backyard Babies me pasaba (concierto de Bullet y BBabies en Vigo en 2008). ¡Maldita sea!
Es el de la derecha, no encontré una foto de él solo.



9. Weston Cage, hijo de Nicolas Cage:

¿A qué se dedica? No lo tengo claro, creo que tiene una banda de rock, pero ¿qué importa eso? Está bueno y ya.



8. Dregen, guitarra de los Backyard Babies:

Con ese aire de golfo decadente, esa tendencia a ir desnudándose en los conciertos, ese carisma... Es que se lo merece.



7. Hugh Laurie, actor:

Sí, sí, siempre que digo que este hombre me parece sexy, la gente se me echa encima, que si soy una enferma, que si no tengo ni idea... Para gustos colores. Envejecer le ha sentado bien y el papel de House le ha dado un puntazo curioso. Además de buen actor es cómico, toca la guitarra y el piano, le gustan el jazz y el rock y además va en motos chulas.



6. Alexander Skarsgård, actor:

Todos lo conocereis por su actuación en True Blood, el vampiro sexy y tal. A mi eso me importa un pimiento. Es un nórdico atractivo. Tengo un problema con los nórdicos, lo admito...



5. Russell Crowe, actor:

Me permito quitarle unos añitos, pero sin rejuvenecerlo demasiado. Me gusta su forma de sonreír con la mirada. Y lo bien que actúa. Y más aun haciendo de mi querido Jack Aubrey, con sus juegos de palabras.



4. Hugh Jackman, actor:

No creo que haya una sola mujer en el mundo a quien este tío no "lle encha o ollo". Lo siento, no hay expresión en castellano tan buena como esa. Increíblemente sexy, madre mía. Y si está un poco sucio, en plan cowboy/leñador... Mucho mejor que con traje, dónde va a parar.



3. Johnny Depp:

Y si puede ser a lo Jack Sparrow, mejor que mejor. Se lo merece tanto por estar como un queso, como por ser buen actor, como por ser TAN MAJO.



2. Peter Steele, cantante y bajo de Type 0 Negative:

Bueno, este es uno de los casos en que me permito quitarle unos años al famoso en cuestión, porque es que... ¡quien lo pillase en su buena época! Más aun, me permito resucitarlo, porque me acabo de enterar de que murió en Abril (tus fans lloran por ti).
Un tío grande, con una voz grave que alucinas... (para los interesados en demás atributos físicos, hay diversas fotos suyas que no dejan nada a la imaginación) ¿Os lo imaginais susurrándoos cosas picantes con esa voz?
¿Soy la única al que le recuerda a Nathan Explosion? Parece que no.



1. Pekka Olkkonen, guitarra principal de Stam1na:

Imprescindible que esté en el primer puesto porque... ¡es que no hay más que verlo, dios mío! ¡Si es un dios nórdico! Con esa melena rubia, esos ojazos, ese cuerpazo y esa forma de tocar la guitarra que... ¡ains, quien fuera guitarra!



¿Es una lista acertada o no? Mujeres, es hora de juzgar.

29/10/10

Más cosas que huelen a infancia

La colonia nenuco.
Las setas. Me transportan a un cesto, una navaja marinera, bosques húmedos, mañanas muy frías, pisar intentando hacerlo en silencio, cortar una seta y olerla con los ojos cerrados. Ah... los placeres inmensos de la infancia...
La plastilina.
Los pasillos del colegio. Ese olor es inmutable. Volved a vuestro excolegio y comprobareis que sigue oliendo exactamente igual que cuando erais críos.
La leche caliente con Nesquik. No me gustaba nada (de echo, sigue sin gustarme). Sentarme TODAS las mañanas delante de un tazón de leche caliente me exigía una fuerza de voluntad tremenda y bebérmela...
El olor de la tienda de campaña. Todos los veranos nos íbamos de camping. Recuerdo también con cariño las tazas de metal y las incomodísimas sillas plegables.

La infancia es hermosa, dicen. Pero no daba un duro por volver a ella. Por muy bien que oliese.

23/10/10

Cosas para el recuerdo

Esta entrada va por Fer, ahora te toca a ti ^^

Hay un enorme espacio de nuestro cerebro lleno de recuerdos. Unas veces los sacamos a placer, otras se escapan furtivamente y otras salen gracias a algo: un olor, un lugar, una palabra... Cualquier cosa puede desenterrar un recuerdo. En mi caso, suelen ser los olores.
Anoche pasé junto a una zanja y algo en el aire me recordó a mi infancia. No sabría decir con qué lo relacionaba ni qué olor era, pero era un olor de mi infancia, seguro. Igual que el olor de un bizcocho haciéndose en el horno. O la masa de pan fermentando debajo de un paño. O aquellas muñecas-pastel que olían deliciosamente.

Me encanta el sentido del olfato, me encanta que un olor me recuerde a algo. Incluso aunque sea algo desagradable. Me gusta llegar a casa, olfatear en el aire y saber qué hay para comer. Me gusta abrazar a alguien y cerrar los ojos aspirando su aroma, personal e intransferible. Aunque los perfumes a veces difuminan mucho el olor de alguien, pueden convertirse en un sello personal. Por ejemplo, un amigo siempre olerá para mi a Jackerton, un ex-amante olía a jersey de lana negro con ¿Yatchman Blue?
Pero siempre preferiré el olor único, sencillo, desnudo, de cada persona. Por ejemplo, el olor de la cabeza de mi madre (por raro que suene) es inconfundible, huele a casa, a calor, a chocolate a la taza, a... acogedor. Mi prima huele a fresco, a ventanas abiertas. Mi abuela huele a medicinas, a enfermedad, a mal rollo, a algo desagradable.

Olores y más olores. Flores como la madreselva, el galán de noche, el jazmín, el olor del tulipán, similar al de la nuez...
Abrid la nariz.

20/10/10

Súcubo

La punta de mis dedos, mis labios, mi piel, mis armas. Mi lengua, mi voz, mis ojos, mi handicap. Mi saliva es venenosa y tú caíste. Ese primer beso fue mala idea, sabías que no soy buena chica. Y luego quisiste más. No te culpo por ello, la carne que circunda mis huesos está pensada para eso, para que querais más. Y yo no pensaba decirte que no.

Me gustaste tú, me gustó tu cama. Me gustó vencerte y dejarme vencer. Me gustó cómo me quitaste la ropa.
- ¿Qué haces?
- Nada...
- Ah, por un momento me pareció que me estabas desnudando.

Me cautivaron tus caricias, tu forma avariciosa de besarme, de abrazarme, de recorrerme con los labios, de susurrar mi nombre. De darme placer.
Me sentí plena al tenerte bajo mi, medio desnudo, haciéndote temblar de deleite, gimiendo y respirando entrecortadamente.
Me encumbraron todas y cada una de las palabras que dijiste en voz baja, confidente; me hizo feliz que te pusieses sobre mi, que me dieses lo que quería, que me llamases vida mía. Aunque no lo sea en absoluto. Más bien tu perdición. Lo que pasa es que los cuernos y las alas son retráctiles. Y claro, luego hay confusiones.

Me gustó mucho, sobre todo tu sonrisa, me encantan los hombres que se ríen en la cama.
Que pena que ya no vayamos a reírnos más juntos.
De toute façon, ça m'a fait plaisir.

19/10/10

Búsquedas

He descubierto, gracias a las herramientas para webmasters, las búsquedas en las que sale mi blog. Y casi todas son "XPERSONAX desnudo/a". Fran Perea, Yola Berrocal, Contador...
Luego está la sección "malos padres", "niños amor" (¿¡!?), etc.
¿De verdad escribo cosas TAN raras?

18/10/10

Haikus

Hace un tiempo componía haikus, en realidad poesía en general, sólo que los haikus los dejé antes. Pero gracias a Lorzagirl he redescubierto su hermosura y me he puesto a componer otra vez, así que ahí van algunas de mis nuevas creaciones:

Cara pájaro,
tu nombre no conozco,
cierra ya el pico.
____

Duende fresoso
quiero lamer tu gorro
tan colorido.
____

Nuevo sexo oral:
¿lametón explosivo
o sabor fresa?
____

Que asco de facul,
inútiles de mierda
¡morid cabrones!

13/10/10

Cuento V: Mano a mano (de Julio Sosa)

Acodada en la barra, con las manos rodeando la copa, abrazándome a ella, aferrándola como si de un salvavidas se tratara, sintiendo las gotas frías de la condensación rodando por mi piel, humedeciendo mis manos. Concentrándome en la forma de la barra, siguiendo la silueta de las botellas en el estante del bar, oyéndote reír, adivinando tu figura por el rabillo del ojo. Bebiendo para calmar mi dolor, para apagar la llama ardiente de los celos de ver sus manos sobre tu pecho, tu mano recorriendo su mandíbula, rodeando su cintura. Esa cintura que te merece, que quizás tú no merezcas.
Siento tu mirada sobre mi, estudiándome, evaluándome. Y con esa mirada destapas los recuerdos que quiero encerrar. Tus besos, esos besos que duelen. Tu sonrisa, tan diferente en la intimidad, tus ojos desnudos, que cierras para que no lea tu alma, pero que has de abrir para leer la mía. Pero sobre todo tus manos...
Cierro precipitadamente la puerta de los recuerdos y me vuelvo a centrar en paladear el vino. No me importa lo que has hecho, lo que hacés ni lo que harás, canta Julio Sosa. Me lo repito mentalmente con toda la convicción posible, pero sé que es una mentira inmensa, un intento inútil de reprimir las ganas de ir junto a ti y tomar lo que es mío. Pero no debo. Y remojo las ganas en vino, porque no puedo hacer otra cosa.
¡Pero que estúpidos fuimos, que cobardes! Y ahora yo estoy emborrachándome por tus labios mientras ahí al lado abrazas a tu muñequita. Menos me dolería si no supiese que me quieres. ¿Tanto como a ella? No, claro que no, me digo mientras aprieto los dientes conteniendo las lágrimas.
A mi alrededor la jarana, la música, las parejas bailando bien juntas.
"Mozo, écheme y llene hasta el borde la copa"
Cuando la botella se está inclinando sobre mi copa, una mano se posa sobre la del camarero y oigo un:
"Suficiente por hoy"
Mis ojos no se levantan de esa mano que tan bien conozco. Esa mano que con sus caricias sublimes me dijo más que mil palabras, esa mano que aun tocándome sobre la ropa me tenía desnuda, que me recorrió entera, que paseó de mi cadera a mis labios, que me estudió, que hizo palpitar mi corazón frenéticamente y cuando me hizo temblar, fueron tus labios los que me silenciaron. Caricias inolvidables, diga lo que diga, caricias que me hacían arrinconar todo, como si tras la puerta no hubiese nada más, como si viviésemos en una pausa en el tiempo. Sólo nosotros, una cantidad infinita de besos, caricias, dolor y placer. Dicha y pena en una confusión tal que no era posible separarlas.

De pronto siento calor, la sangre me sube a las mejillas y un siento un latir primitivo entre las piernas. Te amo más de lo que te deseo, pero me temo que no es poco.
Mis ojos suben lentamente por tu muñeca, brazo y se posan finalmente en tu rostro. Me miras fijamente, con los ojos velados, no puedo leer nada en ellos. No son esos ojos que me desnudan, que me hablan. No hay nada en ellos. No quiero verlos. Mi mirada vuelve a mi copa, vacía, como me siento ahora mismo.

El camarero espera con la botella en la mano. Me encojo de hombros y le tiendo un billete. Me bajo del taburete donde llevo horas sentada y siento cómo los bordes de mi visión se difuminan. Doy dos pasos con paso inseguro y me agarras del codo. Tu roce arde, duele, me abrasa por dentro. Te miro, las compuertas de tus ojos se han abierto medio segundo. Preocupación, deseo, amor, vergüenza, culpa... Leo todo eso y te sonrío, pongo mi mano sobre la tuya, intentando tranquilizarte. Puede que la odie, pero yo también siento todo eso y no puedo hacer nada. Me libero de tus dedos con un grito interno y sigo caminando, dejando tras de mi un resonar de pasos que se pierden en la noche.

12/10/10

Mente sobre fondo negro

Me he dado cuenta de que mis pensamientos fluyen mucho mejor si estoy mirando algo negro (no un punto diminuto, claro). Eso explicaría que mis mejores ideas sean de noche. O que mis sueños sean tan especiales.
Tan, tan especiales que a veces se hacen realidad al dedillo.
Y me encanta.

2/10/10

Contigo no, bicho

Hoy he descubierto la existencia de un... bicho, hasta ahora por mi desconocido. Lo busqué al descubrir que existe una fobia a ese animal en concreto. Mi reacción al ver su foto fue un "¡la puta, que cosa más fea!", así que no me responsabilizo de los daños que podais sufrir si decidís buscar su nombre (heterocephalus glaber) en google images.
Aquí os dejo el enlace de la wikipedia, porque viven en colonias que tienen una organización de lo más curiosa y vale la pena.

1/10/10

Día Mundial de las Aves

Interesados por la ornitología, amantes de la naturaleza y gente en general:

Los días 2 y 3 de este mes se celebrará el día de las aves, con diversas actividades organizadas por SEO/Birdlife con la colaboración de Carrefour.

¿Por qué os cuento esto? Pues porque además de ser una aficionada a la ornitología, quería ayudar un poco a anunciar estos eventos. España es uno de los países europeos con mayor biodiversidad, pero en cuanto a aves, nos merecemos un premio. Quien haya recorrido (más o menos) Europa, se habrá dado cuenta de la escasez de aves (excepto palomas, claro) y de las pocas especies que se diferencian, mientras que en España hemos luchado por la conservación y recuperación de diversas especies, que encuentran en nuestro territorio los parajes y alimento que necesitan.

La ornitología no es una ciencia difícil, que se entrena a base de ojo, atención y curiosidad. Comprender y apreciar lo que te rodea es una gran riqueza y las aves forman parte de esa riqueza.
Comprendámoslo, cuidemos a nuestras aves y valorémoslas.

Un apunte:
¿Se ha fijado alguien en la disminución de gorriones (Passer domesticus) y aumento de chochines (Troglodytes troglodytes) en la ciudad de A Coruña?

27/9/10

Falsedades

Hace días que le doy vueltas en la cabeza a algo. No sé si con lo que expondré a cotinuación estareis de acuerdo conmigo o no, pero a mi me parece más claro que el día. Normalmente me guardo estas cosas para mi, pero esta vez mi cabreo pasa los límites habituales.

Me parece una tomadura de pelo. ¡Una tomadura de pelo de tres pares de cojones! Nos avisan de que nos van a dar por culo, con tiempo además, y siguen avisando, avisan y cuando ya nos la han metido ¡nos quejamos!
Así es como veo yo la huelga general del día 29. ¿¡Es que han perdido la cabeza!? No sé, en mi mundo las cosas se hacen ANTES, no DESPUÉS. ¿A qué coño viene hacer huelga general después de que se haya aprobado la reforma laboral? Es que es de gilipollas, de tontos del culo que se han estado rascando la barriga durante años (sí, años). Por si no ha quedado claro, me refiero a los líderes sindicalistas. Y aun por encima con humos, dándoselas de revolucionarios y de paladines de la justicia, protectores de los proletarios y demás. Mamones de mierda.
Y ahora resulta que no van a la reunión de mañana con el Gobierno, en plan "vamos de sobraos y pasamos del Gobierno". Como quinceañeros.
"Si el Gobierno quiere recuperar la credibilidad solo tiene un camino rectificar su política económica y social y retirar la reforma laboral"
¿¿Y ellos hablan de CREDIBILIDAD?? ¿¿RETIRAR?? ¿Qué hacíais mientras avisaban y avisaban de que la iban a aprobar? Inútiles, que sois unos inútiles. Joder, así va el país...

22/9/10

La maleta en el armario

Estoy de nuevo en mi preciosa ciudad.
Y todo sigue igual. O peor. ¿O será que me he vuelto más crítica, más impaciente, menos dispuesta a las tonterías y a las medias tintas?

El plan ultracaro de traer más arena a las playas no ha funcionado en absoluto. Hermoso derroche de capital público.

6/9/10

Diez días

Diez días. Cuenta atrás en toda regla.
Y estoy deseando irme, y al mismo tiempo quiero quedarme.

Quiero volver a mi hermosa Coruña, a sus calles, a su gente, a su lluvia, a luz benigna del sol, a Macondo, tomarme un café cuando la cafetería está medio vacía y la música suena bajito, mirar por su cristalera viendo pasar a la gente que habla, viendo llover... Volver a los aromas familiares: mi casa, mis amigos, el atlántico, el aire tras la lluvia... Volver a abrazar a la gente que quiero.

Pero me esperan cosas difíciles y desagradables, también. Me esperan cabreos y discusiones. Me esperan disgustos, frustración. Desgraciadamente conocidos. No es lo mismo que los disgustos y la frustración que a veces siento aquí, nuevos y que por tanto llevo mejor.

Tengo morriña. Echo de menos mi ciudad y su gente. Pero no mi vida. Aunque supuestamente ésta también lo sea...
No quiero volver para recibir las mismas miradas, los mismos reproches. Pero es lo que queda, al menos por otros 9/10 meses.

Pronto estaré en casa y sé qué es lo primero que quiero hacer. Otra cosa es que el resto del mundo esté de acuerdo. Ya veremos. De momento tan sólo planeo café. Mucho café. Buen café, por fin. Con gente, buena gente :)

31/8/10

Estoy cansada, aburrida, tengo unas ojeras que me llegan a los tobillos, hoy no estoy para soportar las mismas gilipolleces otra vez. "Que si todo el mundo es horrible, que todo es una mierda... uy, pero tú no, ¿eh?" Ya, ¿y qué más? O dejamos las exageraciones, o me metes en el mismo saco, porque paso de aguantarlo. Si me metes en el mismo saco puedo mandarte al carajo y no escucharte más, pero si me dejas aparte, me "obligas" a hacerlo. Manda huevos. Con lo bien que estaría yo solita, tomándome una taza de té y leyendo un libro, sin gilipollas rondándome la cabeza.
O soy normal, o soy mala, pero no una santa, ¡coño! Que mi paciencia tiene un límite.
Y con esto y un bizcocho me voy a la cama.

21/8/10

Planes de maleta parlante

Quiero irme a Inglaterra. Quiero aprovechar esa oportunidad, quiero volver a recorrer Bath, escuchar un concierto de órgano en la abadía, tomarme una cerveza al sol en Oxford, o un té en una cafetería diminuta, tumbarme al sol en Hyde Park, correr bajo la lluvia al salir del metro londinense.

Quiero... vivir, volar, respirar hondo y decirme "vamos allá". Quiero volver a sentir la increíblemente deliciosa felicidad que sentí al caminar hacia la puerta de embarque, dirigiéndome a un lugar desconocido, sin saber qué encontraría, hacerlo sin mirar atrás (aunque luego me lo reprochasen), sintiendo cómo me crecían en la espalda unas alas invisibles.

Creo que ya he decidido sobre qué hacer el próximo año, optar a esas prácticas e irme. Volar a la campiña inglesa, a trabajar, a ganar mi propio dinero, aunque sea una miseria (son prácticas), volar a la paz que sentí sentada entre las raíces de aquel magnífico árbol que presidía el mejor cementerio en el que reposar. Sí, quiero hacerlo, ya no hay dudas al respecto. Ocho meses en el extranjero. En el país con el que desde mi adolescencia sueño con vivir, al menos temporalmente.
¿Y si al final se cumple mi sueño y me admiten? Toquemos madera, rasquemos un estay, demos tres vueltas y digamos "que los dioses y los santos nos protejan" (fórmulas inglesas infalibles para la buena suerte)

10/8/10

Enfermedad

Él está enfermo, sufre. Yo estoy a su lado, tumbada en la cama, observándolo. Veo los latidos de su corazón en el cuello. Demasiado rápidos, por la fiebre. A ratos la respiración se vuelve fuerte y agitada, cada vez que llega un ramalazo de dolor. Y yo me siento impotente, tan cerca y tan lejos, porque no puedo hacer nada. Quien fuera microscópica para entrar en su cuerpo y matar a esos malditos virus. Pero no lo soy. Así que me limito a seguir a su lado, cogiéndole de la mano y desgranando lo minutos, sintiéndome culpable si no estoy a su lado y sintiéndome aun peor si lo estoy, porque veo que no mejora. A veces se levanta a vomitar. No sé lo qué, si lo poco que comió ya lo echó hace horas. Antes cuando volvía le preguntaba si se sentía mejor. Ahora ya no digo nada, porque sé que la respuesta será negativa. A veces él me pregunta si estoy bien. Que ironía, el enfermo preguntando a la enfermera. Contesto que sí, aunque me duela la cabeza horrores y tenga un festival de cohetes en el estómago. Espero poder coger un Neobrufen sin que se de cuenta, o empezará a preocuparse y lo pasará peor aun.
Maldita sea.

31/7/10

¿Te apetece desayunar?

Tortitas, por ejemplo:

Ingredientes:
200 g de harina
1/2 cucharadita de sal
3 cucharaditas de levadura royal
1 cucharada sopera de azúcar
1 cucharada sopera de aceite fino
2 huevos
1 vaso de leche fría


... a ver si os animais a preparar un buen desayuno, ahora que no estoy yo para haceros tortitas ^^

26/7/10

A veces cuesta asumir las cosas con una sonrisa, y más si te hacen daño o no te gustan.
Aunque sepas que es lo mejor, a veces cuesta ser empático y decir "que bien".
A veces razón y corazón se pelean.
Y eso es estar vivo.

13/7/10

¿Y quién no es cobarde?
¿Y quién está dispuesto a dejar de serlo y perder?

9/7/10

Desde el balcón

Junto a la puerta abierta del balcón te puedes relajar, dejar que la brisa fresca del atardecer te refresque, entrecerrar los ojos y pensar que esto no está tan mal. Que el centro histórico de Palma es precioso, con sus avenidas llenas de árboles, sus edificios modernistas, sus callejuelas de casas con contras de colores y cristaleras, que no estoy sola y que aunque eche de menos a los que no están... quien sabe, a lo mejor sí nos veamos pronto y si no queda internet, los e-mails, el msn e incluso el skype.
Pienso en que me gusta mi trabajo, a pesar de toda la mierda que intento torear para que no me toque, a pesar de los clientes insufribles, como niños pequeños y testarudos a los que tienes que decirles que sí cuando quieres coger la grapadora y abrirles la cabeza... o una ceja.
Pienso en los libros abandonados en la mesilla de noche del hotel, en que dejé el uniforme negligentemente tirado encima de la cama, por las prisas de llegar a mi hora a una reunión, pienso en la cama deshecha, en que mañana tendré que madrugar horrores, es el precio a pagar por no querer dormir sola otra noche. Porque me he acostumbrado muy rápido a algo tan nimio como es despertarme y ver a alguien a mi lado.
Pienso en que mañana llega mi princesita y que me alegra y asusta a partes iguales. Confío en que todo salga bien, aunque la ley de Murphy y de las probabilidades esté en mi contra. Confío en que este verano sea inolvidable por lo bueno, confío en que puedan venir a visitarme, pero sólo si es por un buen motivo, confío en encontrar pronto un par de cosas que estoy buscando. Confío en no olvidarme nada importante aquí y confío en escribir un buen libro de viaje, uno que pueda coger dentro de muchos años y me transporte aquí, a este viaje, a este sol abrasador, al café malo y al sentimiento de estar desligada de todo, de flotar sobre la realidad, exceptuando ese cable que me une al suelo, que me dice "estás aquí, estás viva y yo estoy contigo".
Confío en muchas cosas, como no encontrarme que todo es completamente diferente a mi vuelta a casa y como no encontrarme que todo es exactamente igual que cuando me fui. Aun recuerdo el terror que sentí al volver de Bath y descubrir que nada había cambiado. No quiero que me vuelva a pasar, no quiero que OS SIGA PASANDO. Yo volveré distinta. Mejor, espero. Y quisiera encontrarme con que vosotros habeis cambiado, a mejor.

25/6/10

Santa Ponça

Hoy estoy de buen humor. Perfecto para escribir. Pero resulta que no estoy en mi ordenador personal, ni tengo tiempo para ponerme a divagar ni puedo escuchar mi música, así que lo dejaré para dentro de... bastante.
Por lo demás: ya estoy en Santa Ponça, un pueblo que vive del turismo. En invierno, aquí ni la típica planta rodadora del far west se queda. El trabajo sin problemas, nada nuevo. Muchos ingleses, mucha gente que viene a preguntar gilipolleces o cosas que tienen anunciadas a un palmo de sus narices... Cosas de los hoteles vacacionales.
Visité Palma, centrándome en la zona "antigua". Y es simplemente preciosa. Cara de cojones, pero preciosa. Muy consciente de los turistas, pero preciosa. Así que definitivamente me gusta.
Encontré una librería-vinoteca donde me compré un libro de cuentos D. H. Lawrence, quizás me anime a volver otro día, aunque sólo sea a tomar un vino y charlar con el librero, que es muy majo.
Estoy escribiendo un libro de viaje, medio diario, medio cuaderno ornitológico (¿sabíais que aquí en Santa Ponça no hay palomas-ratas-con-alas? lo que hay son tórtolas de collar, que por cierto desde hace uno o dos años empieza a haber en Coruña)

Eso es todo, de momento.

13/6/10

Más noticias

Anuncio lo que muchos ya sabían, que mañana, a las 8'50 am, salgo de A Coruña con destino Palma de Mallorca. Volveré en tres meses, después de unas largas prácticas de recepcionista en Santa Ponça.
Esto quiere decir que probablemente estaré menos activa de lo habitual, dependerá de las facilidades que tenga para conectarme. Y si lo hago, probablemente os contaré mis andanzas.
De todos modos, espero tener tiempo suficiente para escribir mis aventuras, algún relato y empezar a trabajar en el del concurso.
Deseadme suerte ^^

1/6/10

Noticias

Después de actualizar con el relato con el que gané un concurso, anuncio que me vuelvo a presentar a un concurso de relato erótico. Esta vez el premio es más jugoso: publicación de los relatos ganadores. Si hay suerte, vereis mi obra impresa en febrero del año que viene.
Tengo mucho que hacer todos los meses que me quedan hasta la fecha de entrega, pero no importa. Creo que una noche de encierro será suficiente.
Por cierto, el tema (obligatorio) es "ménage à trois". Nunca probé con ese tema ni me gusta escribir con restricciones. On verra...

20/5/10

Noche roja y negra

Con este relato gané un concurso de narrativa erótica. Así que aviso a navegantes que pasen del tema, de que es más subido de tono que lo habitual aquí.
Disfrutadlo:

Sólo era una noche de mierda más en el típico bar, ninguna conversación que valiese la pena escuchar, así que dejé a mis amigas y me largué de allí. Caminé al azar por diversas calles, hasta que pasé por delante de un antro del que salía luz roja. La luz se reflejaba en un charco, formando figuras negras y rojas, se me antojó que parecía una mujer bailando. Miré a la puerta, dudé, miré al charco de nuevo y entré.

Pedí un whiskey y me lo llevé a la mesa más cercana al escenario, sorprendiendo un poco a los clientes, todos habituados a que allí sólo entrasen hombres, seguro. La mesa estaba pegajosa y el vaso no quería despegarse, pero en algo tenía que pasar el tiempo antes de que empezase el espectáculo. Un tenue foco iluminó el escenario al tiempo que el aburrido camarero anunciaba en alto un nombre que pretendía ser exótico. Y entonces la vi salir de entre dos cortinas cochambrosas: las piernas largas, infinitas, realzadas sobre unos taconazos rojos, el vestido negro, ajustado, tanto que yo, en mi posición privilegiada, pude ver que no llevaba nada debajo. Me pasé la lengua por los labios, perfecto. Pero eso no fue lo bueno. Lo bueno fue que cuando empezó a sonar la música, en vez de bailar y desnudarse, empezó a cantar.

Sin micro, abrió los labios gruesos, pintados de un rojo indecente, y se puso a cantar algo lento, triste y amargo, entrecerrando los ojos y contoneándose despacio, muy despacio. A veces se callaba y seguía moviéndose, como en trance, pasando las manos por los costados, dándonos la espalda y girando las caderas. Los presentes empezaron a levantarse, pero yo no podía quitarle los ojos de encima. Parecía sumida en un mundo ajeno, provocando a alguien mucho más importante que los presentes y el hecho de que nos ignorase me excitó más aun.

Pedí otro whiskey sin quitarle los ojos de encima. El camarero miró mis pezones claramente prominentes a través de la blusa pero apenas me di cuenta, porque ella había vuelto a cantar, esta vez con pasión creciente, acariciándose con mayor avaricia, gimiendo al final de cada frase como si se acercase al orgasmo. Yo jadeaba ruidosamente, no podía dejar de imaginar mis manos en todos los rincones de su cuerpo, descubriéndola, a ella, probablemente una prostituta mil veces descubierta. No me importaba, era la lujuria hecha mujer.

Eché una rápida mirada a mi alrededor. Estaba sola en el local a excepción de un tío en la barra que me daba la espalda y el camarero, desaparecido en el almacén. Me desabroché disimuladamente un botón de la blusa y empecé a acariciar mi carne ardiente. Metí la otra mano por dentro de la falda, tocándome como quería tocarla a ella. Empecé a gemir, intentando reprimir el ruido, hasta que ella posó sus ojos en mí, y su mirada estaba tan llena de deseo, de sexo en estado puro, que dejó de importarme que alguien me oyese.

Mi obscena cantante siguió con la mirada clavada en mi mientras seguía cantando, metiéndose ya una mano bajo el vestido, subiéndolo tanto que pude ver su depilado perfecto, frotando su clítoris primero lentamente, luego más rápido, y yo perdía la cabeza, gimiendo cada vez más alto. Me hizo un gesto con la mano libre para que me acercase. Abandonando el poco recato que me quedaba, subí al escenario y me acerqué a ella gateando, acaricié sus piernas perfectas, las lamí en mi ascenso, hasta que llegué a su vagina, húmeda y ardiente, deliciosa. Retiró su mano para hundirla en mi pelo. Seguía cantando entrecortadamente, sentí cómo las piernas empezaban a fallarle. Lanzó un grito corto, agudo, mientras me hacía con el control de su clítoris, chupándolo como el mejor caramelo imaginable. La agarré de la cintura y tiré de ella hacia el suelo, se dejó llevar. Mi legua siguió su recorrido ascendente, subiendo su vestido mientras su mano me tiraba de las bragas hacia abajo. Sentía cómo mi entrepierna se hacía agua justo cuando ella metía sus dedos en mi interior. Me meneé contra su palma abierta, al tiempo que absorbía sedienta de sus flujos vaginales. Enseguida llegó orgasmo, sus muslos se contrajeron y gritó largamente, sin parar de agitar la mano que tenía entre mis piernas. Me excitó tanto su grito, el whiskey en mis venas, el suelo sucio, el saber que si había alguien en el bar se estaría masturbando viéndonos, que en cuanto acabó su grito, empezó el mío. Fue un orgasmo prolongado, me eché hacia delante e intenté recuperar el aliento jadeando entre sus pechos.

De golpe me di cuenta de lo que había hecho. Levanté la vista aterrada y allí estaban los espectadores que ya había supuesto: tres hombres entrados en años masturbándose sin vergüenza, mirándonos. Me subí las bragas apresuradamente y me cerré la blusa con una mano. Iba a salir corriendo cuando oí su voz a mis espaldas:

- ¿Cómo te llamas, preciosa? Si me das tu número podríamos repetirlo en la intimidad...

La ignoré y me fui a toda velocidad.

Pero de vez en cuando vuelvo justo antes del cierre y hacemos nuestro número especial: ella canta para mí y yo me masturbo para ella.


7/5/10

Kilometraje

Es decir, que tienes 25-30 años. Te has acostado con quien has querido, has ido y venido sin dar cuentas a nadie, entrando y saliendo de camas ajenas, proclamando tu libertad sexual, reivindicando tu condición de mujer con los mismos derechos que los hombres a tener todo el sexo que te dé la gana. Haciendo muescas en tu revólver, porque al final son eso: muescas, ya que acabarán difuminándose sus caras y sus historias.
Quejándote de que a ellos los llamasen Cassanova, machotes, dioses o ases y a ti te llamasen zorra, puta, guarra y demás lindezas del idioma.
Resumiendo: has sido una mujer moderna, de tu tiempo, y orgullosa de ello.
Entonces... ¿por qué cuando preguntan por tu kilometraje te pones como una fiera?

Lo que nos queda por aprender...

5/5/10

Cousa perigosa

E-la miña cousa perigosa. A que xoga debaixo da mesa, cando se vai a luz, o monstro que se agocha baixo da miña cama.
¿Onde andas, meu xoguete de lume? ¿Onde te metiches?
Xogamos ás agochadas, ti fuxes de min e eu búscote, e logo ó revés. Non sei ben como vai a conta. Creo que empatados ou por aí lle anda a cousa. Ás veces atópote e cando berro "gañei! dame o meu premio!" ti sorrís con suficiencia e negas coa cabeza, antes de saír correndo a esconderte de novo. Outras veces fágoo eu, e enfurrúñaste, pero quéresme o mesmo e segues a xogar, que é o divertido.
Cousa perigosa, do cor das lapas, con olliños de cores cambiantes e sempre un sorriso torto pra min. Miña cousa perigosa, deixa que te aloumiñe, que te bique, que enrede a man no teu pelame.
Cousa perigosa, ven xogar.

4/5/10

He bebido litros y litros, en tascas cutres de mesas pegajosas y en restaurantes finos que te rilas, en cafés y teterías, en casa, en la playa, en la facultad, en el bus o corriendo escaleras arriba, en Inglaterra, Francia, Bélgica, Austria... En taza de porcelana, vaso de cristal, desechable de papel, taza metálica o termo. Solo, con leche, limón, canela, pimienta, jengibre, hierbabuena, azúcar, nuez moscada... De todos los colores y a todas las temperaturas (sí, incluso cubitos de hielo de té)

Es la relación sentimental más larga que he tenido, es una de esas relaciones de profundo amor pero un poco dañina (incrementa mi anemia) y con ocasionales rupturas y reconciliaciones (le he sido infiel con el café algunas veces, pero siempre me perdona)


He hecho de todo delante de una taza de té, he reído, llorado, sufrido enfermedades, establecido amistades, he rajado, he calmado grandes cabreos, he dicho borderías, hablado por teléfono, online, he estudiado, leído, visto la TV, el atardecer, he visto a la gente pasar, he visto llover, he asistido a clase, he dormido y he hecho algunas cosillas más...


Uno de los mejores regalos que me han hecho ha sido una taza-tetera con un dibujo de frambuesas, aunque cuando tengo que desplazarme por la casa adelante, suelo decidirme por la misma taza azul (como el rato de tomarme mi té). Sí, soy una animal de costumbres. Os presento a mi mug favorita, que la llamarían los americanos:


21/4/10

Au revoir, mon ami!

A lo largo de tu vida, conocerás a mucha gente. La mayoría estarán de paso, a unos los rechazarás (amablemente o no) por inservibles, otros simplemente irán difuminándose y también habrá quien te eche a ti.
El fenómeno de la difuminación personal es curioso. Podeis haber sido grandes amigos, que al hacer vida diferente, mudarse de ciudad, cualquier estúpido motivo, o sin ninguno, os vais alejando. Y un día te das cuenta de que hace meses que ni os veis ni hablais y que además, te importa un comino.
A veces te alegras de esa difuminación (como es mi caso hoy), porque te das cuenta de que perdiste el tiempo con esa persona, podríamos decir que no te aportó nada, y que si se difuminó a sí mismo, es que no le importabas demasiado. Miras atrás, o alguien te cuenta de sus andanzas, y piensas "¿cómo pudimos ser amigos? ¿cómo pude creer que teníamos algo en común?"
Claro que eso no significa que haya odio o rencor por medio, simplemente indiferencia. Lástima por el tiempo derrochado, aunque seas consciente de que a lo largo de tu vida derrocharás muchísimo tiempo en gente que no vale la pena, en proyectos inútiles y en causas tontas.
Pero es lo que hay.

Así que hoy me alegro. Y creo que es hora de tirar a la basura pequeños recuerdos.

17/4/10

Déjame

Odio estas noches de echarte de menos. De pensar en ti, en los labios fríos y la entrepierna caliente, húmeda. De recordarte cerca, muy muy cerca. Y de quererte más cerca aun. Me muerdo el labio inferior pensando en ti, siento cómo late la sangre en mis venas, especialmente en las partes de mi cuerpo que más te desean.

I wanna do bad things with you. Literalmente. Malas. Cosas muy malas. Cosas por las que, de saberse, murmurasen a mis espaldas y dijesen: ella es la que hizo... esas cosas malas.

Deja que me calce los tacones de 12cm, que me ponga una falda y olvide las medias. Y quizás algo más, porque cuando pienso en ti, se me olvida todo. Deja que me acerque lentamente, desnudándote, comiéndote con la mirada. No hablemos, salúdame solamente con un beso. O con dos, o mil, con esos labios que tanto me gustan. Y luego deslízalos por mi mejilla, baja a mi cuello, a darme esa mezcla de besos, mordiscos y lametones... Suspira junto a mi oído, deja que cierre los ojos, gritando mentalmente que explores bajo la falda, que tus dedos capten mi calor, mi humedad, dime al oído que te has dado cuenta, que te gusta. Rodéame la cintura, haciéndome esperar, muévete despacio, al ritmo de la canción que suene en tu mente, tararea algo, déjame agonizar en la espera.

Y después arrastrémonos de la mano, sin poder esperar más. Démonos lentamente placer, de un modo que alcance la memoria y no lo perdamos jamás. Y luego deja que te de un beso breve en los labios, mientras reposamos, disfrutando de un orgasmo tan hondo que aun perdura. Quédate en silencio, allí donde no te alcanzo, deja que imagine en qué piensas, si es que piensas en algo.

My poison, mine and just mine, runnin' thru my veins forever.

28/3/10

La bata de seda

Podía verla sufrir, retorciéndose de dolor, maldiciendo como un camionero contra el responsable de su estado. No quise interferir, sólo la miraba, frente a frente, sentadas en el suelo, ella ligeramente cubierta con una amplia bata de seda de colores, yo vestida, memorizando el modo en que el moño se deshacía con sus movimientos bruscos, cómo la luz caía sobre su piel pálida y sedosa, como una cascada de leche deslizándose hacia el suelo. Los hombros delicados, los pechos redondos, de pezones rosados, el ombligo... y más abajo, el oscuro tesoro que guardabas y yo ansiaba.
Entonces callaste, el dolor había pasado. Me miraste de un modo que me hizo plantearme escapar de allí. Pero luego hablaste, y sonreías, invitándome, sabiendo que te deseaba, con un deseo de tocarte tan inocente como el de un niño y tan indecente como el de un adulto. Me incliné hacia ti lentamente, sin dejar de mirarte, tanteando terreno, asegurándome de que podía seguir adelante. Tú solamente sonreías. Finalmente llegué a tu vientre, cerré los ojos y lo besé. Suave, cálido y blando.
Te recostaste sobre un montón de cogines, acogedora, relajada, con los brazos abiertos y una pierna flexionada, aceptándome. De rodillas entre tus piernas, seguí recorriendo la maravilla de tu piel, rozándola con los labios y la punta de los dedos, permitiéndome besar tus pezones poco pronunciados, jugando con ellos, pasar mi nariz por tu clavícula, adorando tu cuerpo. Rodeé tu ombligo, bajé despacio, con besos tiernos, acariciando tus piernas, incapaz de creer que te tuviese para mi, aun sabiendo que sólo sería una posesión breve e irrepetible, mi mente aun no asimilaba que te hubieses entregado a mi. Te acaricié desde el cuello, lentamente, deslizando mis manos por los laterales de tu cuerpo, sintiendo contra el dorso la suavidad de la seda y contra la palma la suavidad de tu cuerpo. Seguí llenando tu torso de besos, casi asustada de llegar a aquello que tanto deseaba. Pero mi deseo crecía y finalmente descendí hacia tus ingles, las besé amorosamente, con devoción, acercándome lentamente a tu centro de poder, posé los labios sobre tu vello, suspirando de anticipación. Gemiste débilemente, dando a entender que no podías esperar más. Besé tu sexo, lo lamí, lentamente, recreándome en su sabor, pausadamente, acariciando allí donde más placer sentías, notando tus piernas junto a mi cara, temblando de placer, tus gemidos y jadeos me llegaban amortiguados por tus muslos. Ahí alcancé la máxima dicha posible, tenerte para mi, haciéndote disfrutar, sabiendo que no me darías nada a cambio, pero no me importaba, porque tú eras inalcanzable y te habías dignado a elegirme para una noche del placer sáfico del que eres portavoz.

17/3/10

Fantástica sorpresa

Hace un tiempo que vengo diciendo que las diferencias entre una tienda erótica y un sex shop son evidentes: la primera tiene escaparate, página web y suelen estar atendidas por mujeres. Además de no tener esas vulgares cabinas...
El caso es que todos los días para ir a clase paso por delante de una Sex Shop ("Fantasías"). Hace un tiempo me sorprendió cambiando las rayas blancas y amarillas que tapaban el escaparate por dos estores frambuesa. Ayer quitaron los estores y dejaron ver un "cajón" de cristal vacío. Bueno, -pensé- igual van a poner escaparate. ¡Y así fue! Hoy me dejaron patidifusa cuando veo que todo el frontal de la tienda (puerta, escaparate y microescaparate) son de cristal blanco opaco, menos ese "cajón" de crital, en el que metieron el torso de un maniquí, al que adornaron con una boa de plumas negra, algo que de lejos parecían dos dildos y una foto de dos manos juntas. Y mi sorpresa se desbordó al ver sobre la puerta:
"SEX SHOP - TIENDA ERÓTICA"
¿Habrán descubierto que ese es el futuro -probablemente más rentable- de los sex shops? Esperemos que sea así. Y que hayan introducido algún cambio en el interior (hace una semana no los había, pero poco a poco...)
Desde aquí aplaudo su iniciativa y me alegro muchísimo, después de haber cerrado Dos Rombos.

3/2/10

De venganza y justicia

Artículo de Arturo Pérez-Reverte, publicado el 23 de Diciembre de 2007, titulado "En legítima venganza":

La cosa iba de niñas, estafadores, impunidades delictivas y cosas así, y alguien dijo: «Lo inadmisible es la justicia entendida como venganza». Luego me miró con la certeza imbatible de quien tiene la Verdad y la Humanidad sentadas en un hombro, como el loro del pirata. No dije nada, pues hace tiempo descubrí lo inútil de las discusiones: cada uno finge escuchar al otro mientras prepara argumentos para la siguiente réplica. Así que, para ahorrar saliva y esfuerzo, suelo dejar que hablen los demás. Después ya me las arreglo para decir lo que tenga que decir, en mis novelas, o aquí mismo. Es cierto que, a veces, ante la demagogia de todo a cien, no me puedo aguantar e imito al conde de Montecristo. Juas, juas, hago. Sin argumentos, razones ni nada. Risa por la cara. Luego doy la vuelta y me largo. A leer, por ejemplo. Dirán algunos que eso es fascismo dialéctico, y que todas las ideas son respetables. Pero se equivocan. Ninguna gilipollez es respetable. Lo único respetable es el derecho de cada cual a expresar cualquier gilipollez. Tan respetable como, acto seguido, el derecho de los otros a llamarlo gilipollas.

Hoy quiero hablarles de justicia y venganza. Punto de vista subjetivo, claro; sometido a error y parcialidades varias. Resultado de cincuenta y siete años de vida, algunos viajes y libros, y no fraguado en el buenismo idiota –y suicida– de quienes creen vivir en el bosquecito de Bambi. La cosa se resume en una pregunta: ¿Qué tiene de malo la venganza?... Ya sé que en la sociedad occidental esa palabra tiene mala prensa. Hay que perdonar a los que ofenden, alumbrar su camino, reinsertarlos pronto y demás. Pero olvidamos algo: el sentimiento de venganza, de reparación personal, está en nuestro instinto. Viene, supongo, del tiempo en que salíamos de la cueva para buscarle una chuleta de mamut a la familia. En mi opinión, la venganza –en sus formas antiguas o modernas– no es mala. Resulta higiénica para la salud mental, y frustra mucho verse privado de ella. Lo que ocurre es que, para que la sociedad no sea un continuo e incómodo navajeo, los hombres resolvimos confiar al Estado el monopolio de nuestros ajustes de cuentas. Ofendidos, queriendo venganza y reparación de quienes nos ofendieron, cedemos ese impulso natural a la institución que nos rige y representa; y a ésta corresponde resarcirnos del daño recibido, alejar o anular el peligro social que el ofensor pueda suponer, y satisfacer, castigando adecuadamente a éste, nuestro lógico, instintivo, atávico deseo de venganza. No es casual que sean precisamente los grupos marginales, que no creen en la sociedad o comparten sus códigos, los que procuran siempre tomarse la venganza por su mano. O que, en las películas, nos guste y tranquilice que al final muera el malo.

Y es que el problema, a mi juicio, surge cuando el Estado se revela incapaz de corresponder al compromiso. De cumplir con su obligación. Viene entonces la frustración de quienes se ven sin reparación, indefensos ante el mal causado. De quienes ven al asesino pasear impune por la calle, al estafador disfrutar de su dinero, al violador salir el fin de semana para repetir exactamente lo que lo puso entre rejas. De quienes ven sus deseos bloqueados en la maraña de incompetencia, burocracia, desidia, demagogia y mala fe que caracteriza a toda sociedad humana. Y además, como guinda, deben tragarse el discurso mascado por quienes ahondan cada vez más, por ignorancia, estupidez o cálculo interesado, el abismo entre la teoría y la realidad. Entre vida real y vida ideal. Y el de los simples que se lo tragan. El de los ciudadanos razonables y civilizados que dicen odiar el delito pero compadecer y ayudar al delincuente: discurso que queda chachi en la tele, en el editorial de periódico o en el café con los amigos, pero que se esfuma cuando sale tu número. Cuando roban en tu casa, asaltan en tu calle o violan a tu hija. Sólo una sociedad firme y segura de sí, dura con los transgresores –e implacable con los vigilantes de los transgresores cuando cruzan la raya– hace innecesaria la venganza personal. Una sociedad capaz de protegerse con justicia y serenidad, pero sin complejos. Sin mariconadas de telediario. Cuando no es así, las leyes hechas para proteger a la gente honrada se vuelven contra ella misma. La atan de manos, convirtiéndose en escudo de sinvergüenzas, depredadores y bestias sin conciencia. Frustran la esperanza de los ofendidos y les hacen lamentar, a veces, verse privados de la posibilidad de satisfacer ellos mismos el ansia legítima de venganza que el Estado timorato, torpe, ineficaz, no resuelve en su nombre. Puestos a eso, uno acaba prefiriendo –y ahí está el verdadero peligro– un calibre doce, posta lobera, dejadme solo y pumba, pumba. Lo demás, en última instancia, es retórica y son milongas.

Ahí queda eso.

22/1/10

Jungla universitaria

El profesor de Inglés II de mi facultad no sabe encender un PC. Así va el mundo.
¿Habrá suerte y la profesora de Alemán III confundirá un 0 con un 5?

4/1/10

Gente demodé

¿Saben esas personitas odiosas, de esas que en cuanto abren la boca te crispan los nervios? Sí, esos tipos de ojillos pequeños y un poco acuosos, ratoniles incluso. Aquellos cuyas lorzas rebosan del asiento y consumen un cigarro tras otro mientras el acaloramiento de sus grasas les perla la frente de sudor y su risa frívola, vana y estridente llena el aire. ¿Y qué me dicen de ese aire de ricos indolentes que llevan otros? ¿De esa pereza, de esa nonchalance, de los malos actores con aires de grandeza que lucen bolsa del Corte Inglés y no tienen ni para un Martini? Esos que sueñan con deslumbrantes noches en el Rizt codeándose con la condesa de F..., haciendo reír a la concurrencia recostados en butacones de terciopelo y rodeados de pan de oro, mientras en realidad no llegan ni a divertir a los clientes de un motel de carretera. Los que creyéndose chics resultan más rancios que un carlista convencido.
No contentos con ser tan desagradables y despreciables desde el punto de vista humano, intentan darnos lecciones, imaginándose profesores departiendo desde sus cátedras, ahuecando la voz, pretendiendo ser pedantes sin tan siquiera llegar a los conocimientos y criterio mínimos para serlo.
Así pues, me pido para Reyes que esta molesta y cargante chusma desaparezca, sino de la faz de la Tierra, al menos de nuestras vidas.

¡Feliz Año Nuevo!