15/6/09

Universidad

Esta semana es selectividad, o al menos en Coruña, y viendo a todas esas personitas perdidas (porque sí, lo están), quiero aclararles las cosas. A ellos y a los que en algún momento se planteen empezar una carrera, para que sepan lo que hay.

Veamos, amigo mío, estás recién salido del insti, has aprobado selectividad y lo más probable es que no tengas ni puta idea de lo que quieres hacer con tu vida. Sí, vale, seguir viviendo de papá y mamá, pero ¿aparte de eso? Enfréntate a la lista de carreras sin optimismo, que no sirve de nada, sólo con realismo, y la realidad es que escojas lo que escojas, siempre va a haber algo que no te guste un carajo. Así que venga, matricúlate en lo que más rabia te de y dedícate a pasar el mejor verano de tu vida, porque los siguientes van a ser una mierda.

Sobre la universidad has de saber un par de cosas antes de que empiece el curso. Tienes que abandonar toda idea romántica de la misma, eso de conocer gente interesante, culta, que haya viajado, gente de la que aprender... No hay nada de eso. Son los mismos gilipollas que tus compañeros de instituto, exactamente iguales, pero con otros nombres y otras caras.
En cuanto al rollo de salir de la universidad sabiendo un poco de arte y literatura además de lo que sea que te hayas matriculado, también, otra chorrada. Sí, vale, puedes matricularte en materias de otras carreras como créditos de libre (otra cosa que te volverá loco el día de mañana, los créditos...) pero te pondrán tantas trabas que pasarás.
¿Sabes a qué vas a la universidad? ¿Cómo que a labrarte un futuro? Jajajaja, ¿pero tú te oyes? No, chico, no. En la universidad no vas a aprender un oficio ni a ser mejor persona ni nada por el estilo, vas a aprender a luchar contra la frustración y a aceptar que te jodan sistemáticamente. Si aprendes algo más por el camino, pues fantástico, pero no es el fin principal.

Y los profesores... Esos cabrones (en el 99% de los casos) que te joderán al máximo durante los años que dure tu suplicio. Nunca les des la espalda. Trata lo menos posible con ellos y cuando lo hagas, sé lo más majo que puedas o suspenderás su asignatura una y otra y otra vez...
Clases de profesores:
- Hijos de puta: si creeis que Teodrak es un hijo de puta, es que nunca habeis pasado por un aula universitaria. De verdad que estos tíos se merecen un título a los mayores hijos de puta del país, bajo el ala protectora de la universidad proliferan y suben de nivel en hijodeputismo. Representan el grueso del profesorado y harán todo lo posible por suspenderte, desgraciarte vivo y hacer que te arruines sacando la carrera en 10 años.
Frase de profesor hijo de puta: "Sí, entiendo que seais gemelas, que estudieis juntas y que os separasen dos filas de alumnos, pero vuestros exámenes son iguales, así que os copiasteis por narices y os suspendo aunque el examen sea de notable."

- Los que pasan de todo: suelen ser considerados también hijos de puta, pero en realidad no lo son, simplemente pasan, se olvidan, te ignoran, van a su puta bola y hacen lo que les sale de los huevos. El típico profesor voluble, que a uno lo aprueba con un 3'5 porque sí y a otro lo deja con un 4'9, sólo porque no fue a la revisión y pasó de cambiar la nota.
Frase de profesor que pasa de todo: "¿Las notas del parcial? Eh... las pongo mañana... ¿que mañana es el final? Ah... pues..."

- Correctos: imposible, no hay nada que hacer con ellos. No tiene sentido suplicar en las revisiones, no vale que les cuentes chistes por los pasillos... Se limitan a hacer su trabajo correctamente y no pasan un punto de ahí. Son los que puedes encontrar en su despacho y que te resolverán las dudas que tengas, pero no te darán ni una décima que no merezcas. Se les acaba cogiendo aprecio, al fin y al cabo lo que tienen que hacer lo hacen bien.
Frase de profesor correcto: "4'5, nos vemos en Septiembre."

- Majetes: adóralos, mímalos y ámalos sobre todas las cosas. Son escasísimos, pero los pocos que hay son joyas que harán todo lo posible por aprobarte. Son los que te susurran las respuestas de los exámenes, los que te contestan a los e-mails ayudándote, lo que van a las tutorías y a los que les jode suspenderte.
Frase de profesor majete: "¿Pero el trabajo os da problemas? Entonces no se hace y punto. Bueno... si alguien ya lo hizo, puede entregarlo como trabajo voluntario."

Otra clase de profesor, no excluyente de las anteriores, es el profesor que no tiene ni puta idea. Suele ser profesor sustituto recién salido de su carrera, es la demostración práctica de que en cinco años no se aprende nada.
Frase de profesor inculto: "Los vomitorios del Coliseum son para vomitar"

(He de decir que todas estas frases son auténticas)

Así que chavales, con este percal, ¿de verdad seguís con ganas de entrar en la universidad? Sin duda nuestro Estado estará encantado de seguir proporcionándoos una educación penosa para que después de mucho esfuerzo trabajeis de camareros, cajeras, reponedores de supermercado o profesores de academia (el sueño de cualquier universitario)...

4 comentarios:

Giménez de Tesada dijo...

Hoy soy yo el que alza la ceja...!
deberias leer mi excelente monografia sobre la universidad idealizada y como podemos hacerla realidad... "Et in Arcadia, Ego".
espero que esto que escribes no sea aplicable a Historia o tendre que beber mucho para soportarlo.
jaja
un saludo!

Valent dijo...

Excelente tratado sobre como es el mundo de la universidad por dentro. Yo es que acabe tan hasta los huevos que lo deje y me meti a hacer FP.

Eduardo Amado y Brea dijo...

Pues he de decir que estoy por completo en desacuerdo. La Universidad la hace uno mismo y uno puede sacarle el partido que desee. ¿Qué no es el lugar idilico de Retorno a Brideshead? Correcto, tampoco el resto del mundo lo es. ¿Qué hay malos profesores? Si, pero también los hay excelentes; muchos de ellos ocultos entre alumnos que no les hacen caso o no van a sus clases y, todabía, se atreven a criticarlos. ¿Qué los planes de estudio son penosos? Si, pero, ¿por qué el Estado tiene que decidir lo que yo aprendo? Estudia los minimos que te exigen, pero la universidad da para más y está llena de bibliotecas con interesantisimos libros de texto, revistas especializadas, tratados, ensayos.... y además de ciertos profesores encantados de ayudarte en ello.

Por último... ¿la universidad no te ayuda a encontrar un trabajo? Desgraciadamente no, por el exceso de titulados, aunque lo intentan. Lo intentan demasiado... Opino que no lo deberían de intentar en absoluto, en realidad; que deberían de centrar sus esfuerzos en formar academicos y eruditos de las diferentes areas. Aun así, aunque ella no lo quiera, si uno quiere, puede conseguirlo.

PS: te veo estos días, aun no te he llamado porque estoy en plena partiditis

Antoine De la Potterie dijo...

En parte de acuerdo con lo que dice Eduardo, porque realmente durante el curso no da mucho tiempo a captar esos aspectos propios del estudiante responsable a no ser que uno se dedique a rascarse las bolas. Lo que sí es verdad es que lo que un profesor expone es una introducción que cuando se torna útil es una vez aprobada tal asignatura, pues en base a los conocimientos adquiridos es cuando se poseen las claves para profundizar a través de diversa bibliografía en lo estudiado. Y desde ahí es desde donde se entiende el sentido de las materias estudiadas; me decía un estudiante de Oxford, que él aquí probablemente haciendo una carrera, estudiando tal como estudiaba en Oxford suspendería y viceversa, conque las panaceas no existen, y lo que no se puede entender es que nadie nos conceda una segunda naturaleza distinta a la nuestra.