3/6/09

Un toque de Rouge: Fiestas de graduación

Bueno, señores, bueno. ¡Esto ya es el colmo! Si es que no puede uno ir por la vida regalándose la vista, a tal punto hemos llegado.
Hace una semana estuve en la puerta de un instituto viendo reunirse a los "graduados" (recordemos que estas fiestas son siempre antes de la entrega de notas), esta noche soñé con una "re-graduación" y no contenta con eso, acabo de ojear las fotos de la última remesa de Maristeños que saldrán al mundo en cuanto acabe el verano.
¡Pero qué desvergüenza, madre mía! ¿Podrían vestirse PEOR? No, imposible, me niego a creerlo.
Los chicos de traje, más o menos acertados, pero correctos. Excepto uno que en mi graduación (jiji) llevaba unos zapatos beiges horriiiibles, pantalones de pana (¡en junio!) marrón oscuro y una chaqueta tostada de tela fina (sin planchar). Creo que debajo llevaba camisa, pero no podría jurarlo.
Bien, prosigamos:

El caso es que estos shows de mal gusto suelen seguir el siguiente patrón:
Charla y discursos en el pabellón del instituto (en caso de ser religioso, misa previa). En mi caso, hablaron director, un exalumno que llegó a algo (director de museos científicos de la Coruña) y dos alumnos.
Luego entrega de títulos falsos y un pin, junto con las inevitables fotos, una con el tutor y otra con alguien importante del APA. En mi caso, cuando llegué al lado de mi tutor, me tendió el "título" y mientras nos girábamos para hacernos la foto con una sonrisa forzada, me dijo: "Odias esto, ¿verdad?" - "No sabes cuanto..."
Tras esto, y dependiendo de la institución, un par de pinchos (a nosotros no nos dieron nada) y traslado al lugar de cena. En algunos casos, lo organiza el instituto (yo cené en el restaurante del Meliá, malísimo) y en otros, los alumnos.
La gente come y bebe, algo de música... y ahí los caminos se separan:
Si hay barra libre en el restaurante/sala de fiestas/chámalle X, allí se quedan a amorrarse a la botella y menear el trasero.
En caso negativo (como era el mío), se suele alquilar un local con barra libre y sin padres. La idea es hacer exactamente lo mismo que en el caso anterior.
Cuando están todos lo suficientemente afectados, se van a los pubs habituales; las chicas se descalzan y rompen medias y vestidos, ellos pierden la corbata tras habérsela puesto alrededor de la frente, prestársela a una chica, etc.
Vamos, lo normal en gente de 17/18 años que sale de fiesta.

¡Pero lo que hoy me ha crispado los nervios son las pintas que llevan! TODAS las chicas van horribles. ¡Cuanto mal ha hecho Inditex! Priman los vestidos de verano, por encima de la rodilla y flojos, en plan saco. Luego están los ajustados, normalmente más cortos. Es generalizado el palabra de honor o las tiras y los tacones sobre los que no saben andar (si no puedes con 10 cm, no te los pongas), normalemente en forma de sandalias veraniegas.
Es decir, un espectáculo tristísimo.
Luego está la chica-tonel (con todo mi respeto a las gordas ballenáceas) que no sabiendo qué ponerse para no enseñar cacha, se meten en un vestido largo. ¡Largo hasta los pies! Cojonudo. Para que se te vea BIEN, por si tu tamaño no fuese suficiente. ¿Sabeis qué conseguís con eso? Parecer una mastodóntica columna de color, ya que no teneis las curvas... "habituales"
¿Y qué pasa con los pantalones? ¿Es que acaso pone en algún sitio que estén prohibidos?
En mi graduación me negué a ir como todos pretendían que fuese. Me negué al vestido. ¿Qué hice? Comprarme un traje negro (chaqueta sin solapas y con un discreto cinturón) y un corpiño. La verdad es que hubiese preferido ir con corbata y camisa, pero mi madre se negó jajajaja
Anyway, yo iba muy propia (me está mal decirlo, pero es cierto) mientras que las demás parecían unas ordinarias en el 90% de los casos. "Este vestido de Bsk monísimo (de lycra) con un chal de color chillón (por ejemplo, verde... y no miro a nadie xD) y unos tacones. Listo, voy ge-ni-aaaaaaaaal." Ya te gustaría, cariño.

Resumiendo, que propongo acabar con esta odiosa costumbre por el bien de los ojos con criterio.
(Un último apunte: ¿qué me decís de ese moreno de solarium + toallitas autobronceadoras + pote que llevan todas?)

1 comentario:

Eduardo Amado y Brea dijo...

Claro, aquí cada uno nos dedicamos a criticar lo que podemos comparar con nosotros mismos. A mi, salvado rarísimas excepciones, me parece que todas las mujeres de menos de... 25 años (más o menos, y subiendo) visten mal; aunque reconozco la dificultad que debe de suponer para una mujer.

El caso de los caballeros es diferente. Es muy fácil vestirse bien para una mariconé de estas; así sin pedir mucho: un traje en gris oscuro (con o sin lineas)o azul oscuro, unos zapatos castellanos negros con un cinturón EN EL MISMO COLOR, camisa blanca o azul clara y una corbata en azul oscuro o agún granataceo o algo discreto. Nadie estamos pidiendo que busquen unos Oxford o que lleven camisas con gemelos, tan siquiera que la corbata sea bonita o el nudo bien hecho y a juego con los cuellos... no, solamente sencillez. Imposible.

No te lleves a engaño, los "chavales" no van más o menos bien; van ridículos (porque además se nota que el traje ha estado guardado en su funda en el armario desde el último fin de año; y siempre queda pequeño o grande).

¿Y los que llevan trajes de sus padres? Eso es otro capítulo.