3/3/09

Un toque de Rouge: Ropa

Ya sabeis todos que soy una fémina poco habitual. Me desagrada ir de compras. ¡Pero no os imaginais cuanto! Toda esa gente acumulada en una tienda con el chunda-chunda a todo volumen, la ropa de calidad pésima, los probadores de calor asfixiante y pelusas en las esquinas... No, no es para mi. Pero una o dos veces al año, toca. Y ayer tocó. Mañana y tarde de compras, aunque en teoría sólo iba a por... ¿a por qué iba? No lo recuerdo.
Un vestido (otro little black dress), dos camisas, dos pares de taconazos, unos pantalones y CREO que no se me olvida nada.

Aunque no estoy escribiendo para hablaros de mis adquisiciones, sino de lo mal que se viste la gente (mujeres sobre todo) hoy en día. Sí, sé que me habeis visto con pintas de lo más vulgar o de lo más tirada, pero también me habeis visto (en la mayoría de las veces) bien vestida. Ya no digo espectacular, porque así sólo me visto para unos pocos elegidos (como Edward xD) Pero el caso es que hay cierta ropa que hay que tener. Sino, luego te pasa como a una que me sé yo, que el día que quiere arreglarse, no tiene con qué (y recurre a mi armario, y nada le entra)
Hace unas semanas, tuve una mañana 100% girl y me fui a la peluquería con una amiga y después a buscarle ropa decente. ¡Es que no tenía ropa! Queríamos salir a un club de jazz y arreglarnos, pero no tenía con qué. En cinco minutos le conseguí lo que toda mujer DEBE tener en su armario: una falda de tubo negra y una blusa.

¿Qué chorradas son esas de que lo imprescindible son unos jeans? Que sí, que son muy prácticos, te los puedes poner todos los días y pegan con todo. Pero no son los que te sacarán de un apuro, ya que no puedes ponértelos para nada serio (y si no es serio, no es un apuro)

No sé, ¿es tan difícil vestir bien? Ya sé que da una gran pereza ir mona, pero se puede vestir bien sin ir divina. Como esa manía de los pantalones dos tallas menores, tan ajustados que parecen una segunda piel. O ir enseñando las bragas. O con esos vestidos de lycra que marcan las chichas entre bragas, pantys y sujetador. ¿Por qué no son capaces de verse en el espejo y realizar una autocrítica REAL? ¿Es que se creen que porque en el pantalón ponga 36, el resto del mundo las ve delgadas? ¡Que no! Aceptad vuestro cuerpo, entended que hay cosas que no os podeis poner. Y por favor, utilizad prendas como Dios manda, no os vistais como chonis, sino como señoras.

Consejo: compraos (mujeres, entiéndase) una falda negra de tubo, un par de camisas, un vestido negro, unos zapatos de tacón y, si el bolsillo lo permite, un traje pantalón chaqueta. Por favor.
P.D. : si bajo este finde, no me va a reconocer ni mi madre xD

2 comentarios:

Antoine De la Potterie dijo...

Con permiso... pues yo creo que en esta vida no hay cosa más divertida que desconcertar a los de la "elite" con pintas populistas-desenfadadas-cutres. Cuando no eres lo que aparentas, y llega el momento de manifestarlo, se nota mucho más claramente lo que cada uno es.
Por otra parte, he de confesar que no se demasiado bien lo que es una "falda tubo". Las últimas tiendas de ropa que he ido son más bien de moda étnica, barata, sudadérica, montunil y hasta entrañable. Y siempre estereotípica. Lo que sí tengo claro es que esta pedantería con una sudadera de "el niño" produce un efecto amplificado, xD

Edward Amado dijo...

jajajaja (risotada por lo de "esta pedantería con una sudadera de "el niño"" que me ha matado, sobre todo imaginándome al caballero en tal pose) jajaja

Respecto a la falta de gusto agena... totalmente de acuerdo. Mira que me gusta vanagloriarme de lo bien que visto y, en el fondo me gusta que la gente vista peor que yo, para poder seguir sintiéndome realizado; pero, la verdad es que termina cansando estar rodeado de tal vulgaridad...