21/3/09

Ma déshabillée muse

Oh, Belleza, vuelves de nuevo a mi. Tanto tiempo te busqué y tú, burlona, te ocultabas... Pero estás aquí, entre mis brazos una vez más, mis dedos te recorren de nuevo. Sé que desaparecerás antes o después, pero mi amor por ti seguirá puro, esperando tu regreso. ¿Cuándo huirás de mi? No lo sé, no quiero pensar en ello ahora.
Mis dedos viajan por tu piel, siguiendo la línea de tu costado, la suave caída de la cadera hacia la cintura, suben por tus costillas y deshacen el camino distraídamente mientras mis ojos siguen por el hueco de la axila, el brazo levantado en una postura indolente, la melena desparramada con negligencia sobre la cama...
Todas las primaveras iría a sosegar mi frente cansada por el invierno en tu vientre. Y luego trenzaría flores en tu pelo para adornarte como mereces, oh musa amada.
Quisiera fundir mi piel con la tuya, amoldar mi cuerpo al tuyo, en una proximidad imposible, hasta que gozar de tu tacto y del latir de tu corazón me agotasen, y entonces me alejaría para cansar mis ojos observándote.
¡Ah, Belleza, en que dulce tormento me hundes, en que amada prisión me encarcelas! Alargaría prestas las manos hacia ti, para que me pusieses esos grilletes que me atan a tu cintura.
Como una ninfa, me abrazaste bajo el agua, tus labios besaron mi piel mojada, el líquido elemento corría sobre nuestra desnudez, envolviéndonos en una crisálida flexible en la que nos quedamos una eternidad, mientras nuestras manos juegan inocentemente, reímos, nos damos besos acuosos y tu pelo, mi tesoro líquido, cambia de color entre mis manos.


¡Viva! Mi inspiración ha vuelto, creía haberla perdido, pero bastó tu belleza espléndida y desnuda para encontrar que eras la encarnación de la Diosa a la que amo y rindo pleitesía: la Belleza.
Pero mi musa me obliga a cortar el texto idealizado y platónico y tira de mi hacia terrenos más humanos, así que en vez de acabar esto en otro Cuento para Mayores, lo dejo aquí.

5 comentarios:

Edward Amado dijo...

"De Satan ou de Dieu, qu'importe? Ange ou Sirène,
Qu'importe, si tu rends, — fée aux yeux de velours,
Rythme, parfum, lueur, ô mon unique reine! —
L'univers moins hideux et les instants moins lourds?"

("De Satan o de Dios, ¿que importa? Angel o Sirena,
¿que importa, si tu haces -hada de ojos de terciopelo,
ritmo, perfume y luz, ¡oh mi unica reina!-
menos horrible el mundo y mas cortos los instantes?")

de "Himno a la belleza" Charles Baudelaire

Ladherna dijo...

Ah, cheri! Que bien me conoces, citando uno de mis poemas favoritos -de mi poeta favorito-
Sin duda, mi inspiración (aunque Xoel tenga retenido mi Flores del Mal desde hace meses ¬¬)

Por cierto, he de suponer con este post que te ha gustado el texto?
"El amante recostado acariciando a su bella parece un moribundo acariciando su tumba" ¿era así?

Antoine De la Potterie dijo...

Realmente el comienzo me recordó a las confesiones de San Agustín de Hipona, en su capítulo XXVII: "Tarde te amé, hermosura tan antigua y tan nueva, tarde te amé! Y he aquí que tú estabas dentro de mí y yo fuera, y por fuera te buscaba; y deforme como era, me lanzaba sobre estas cosas hermosas que tú creaste. Tú estabas conmigo, mas yo no lo estaba contigo. Reteníanme lejos de ti aquellas cosas que, si no estuviesen en ti, no serían. Llamaste y clamaste, y rompiste mi sordera; brillaste y resplandeciste, y fugaste mi ceguera; exhalaste tu perfume y respiré, y suspiro por ti; gusté de ti, y siento hambre y sed, me tocaste, y abraséme en tu paz."

Si tu inspiración es Baudelaire, es evidente que mi capacidad de relacionar textos esta muy pero que muy deteriorada.

Ladherna dijo...

Bueno, Antoine... no he sido muy exacta... Mi inspiración y musa no son Baudelaire, nuestros sentimientos, pensamientos e incluso palabras son muy similares, pero el capullo se me adelantó un par de añitos y si ahora escribiese ciertas cosas, pensarían que lo plagio ¬¬

Y no encuentro la similitud con San Agustín de Hipona xD

Edward Amado dijo...

Bueno, no se a qué punto todos relacionamos bien textos o no; pero sin duda, que magnificos recolectores de fragmentos estamos hechos!