26/3/09

DIN A3

¿Sabeis lo que es DIN A3, aparte del tamaño de una hoja? El otro día me atacaron frontalmente unos jóvenes con pintas hippies, me pusieron un papel en la mano y más o menos me soltaron el siguiente monólogo con cara de mala hostia y a un volumen innecesariamente alto:
- ¡Hola compañera! ¿Conoces DIN A3? Es un periódico en contra de la guerra y de la violencia, porque ya está bien de que maten a un montón de gente por los intereses de unos pocos y por el petróleo. Porque nadie protesta y...
A todo esto, yo iba echándole un ojo por encima al papelajo, cuando leí algo de "burgueses", me dije: ya está bien de escuchar a estas gentes. Y en vez de decirle que se metiese su papel por donde le cupiese, porque para empezar yo no soy su "compañera" ni su "camarada" ni nada que se le parezca y para seguir las guerras no se van a parar por mucho papel que repartan, me desembaracé de ellos mientras sus voces me seguían y aun tuve que cruzarme con una compañera suya más adelante de la que pasé olímpicamente cuando intentó venderme lo mismo.

¿Por qué la gente pobre y honrada como yo ya no puede caminar por la calle sin que lo asalten para pedirles una donación para los niños de África, para los enfermos, para los pobres, para los enfermos cardíacos...? Señores, ¡no me sobra el dinero! ¡No tengo ni para los 0.25 euros que costaba ese DIN A3! Y aunque los tuviese no lo pagaría. Creo en la maldad del ser humano. En mi opinión no son ni los dados de Dios, ni el Destino, ni leches lo que mueve el mundo. Lo mueven la maldad del ser humano y su avaricia, sea esta de poder, sexo y/o dinero. Esos son los motores del mundo, o al menos de la sociedad (que es lo que nos ocupa)
¿Y se creen que ellos van a parar las guerras por vender 4 panfletos? Venga, nenes... Me parece muy bonito que tengais vuestros ideales y tal... Pero los ideales no paran balas (comprobado en la Guerra Civil, ¿verdad?) ni curan a los heridos, ni dan de comer a los huérfanos.

Así pues, déjennos en paz. Ya sé que la idea es concienciar, que esto promueva cambios de Estado y así detener las guerras, pero es que eso no es ya utópico... ¡es una quimera! Me río sólo de pensarlo.

9 comentarios:

Edward Amado, squire dijo...

Yo es que no los veo como idealistas, los veo, perdón por generalizar, como adoctrinados. Y creo que es más que una obviedad el decir que a día de hoy una de las formas de adoctrinamiento estatalista es la lucha contra el estado "burgués" (termino que no termino de captar)y demás demonios.

Lanselor dijo...

aunque estoy deacuerdo con lo que dices. Piensa que podia ser peor, podian ser testigos de "Jeová!". xDDD.

Antoine De la Potterie dijo...

Desacuerdo total. Me decepciona un poco alguna entrada que leo. Supongo que porque eres amiga. Y mujer.
El sexo y la avaricia no son motores del mundo. La mala leche no son motores del mundo. Más bien son su freno. Me importa una higa esa revista y lo del estado burgués. Eso es otra manera de comercializar algo. No voy a polemizar con respecto a ellos, sino con respecto a ti. Habría que definir el concepto de "ideales" o "ideal" o más bien el de "idea". En cualquier caso, el motor del mundo son aquellos que son capaces de quitarse de encima la presión social y reivindicar algo, algo que sea distinto, es decir, los "anarquistas divinos". La capacidad de percibir los medios de como se estructura la "presión social" es algo complicado sin duda, pero no imposible. Dices algo falaz; que contra el ... hambre, puede ser? tú no puedes hacer nada. Contra el sistema cultural -cutre- imperante, lo importante no es hacer sino "ser". Y ser es costoso, difícil, esforazado. De ahí que nos amparemos en este tipo de frases. El mundo que vemos no es más que la encarnación misma de lo que somos. O al menos de la mayoría.

Shinja dijo...

Veo que no soy el único al que han asaltado. La primera vez les compré la revista, y todos colegas. La leí y me arrepentí de haber gastado 25 centimos en ella. No decían más que tonterías radicales fuera de contexto y sin sentido.

La segunda vez que quisieron venderme la revista les dije que no me interesaba, y parecía que el tipo me iba a partir la cara: "¿No te interesan las muertes sin sentido? ¿No te interesa saber como nuestros políticos abusan de otros países?" No, no me interesa vuestra revista. "Bueno, pues entonces no digas que no te interesa, di que no quieres comprarla, y todos quedamos amigos" (A todo esto, el tipo hablaba como si estuviera fumado).

A los cinco minutos me apareció el compañero, y esta vez ni me molesté en sacar los cascos. Después del "No me interesa" estuvo despotricando un rato sobre mí. Joder, hacen todo lo contrario de lo que predican. Tanta libertad y buena fé, pero si no piensas como ellos prepárate.

Ladherna dijo...

Antoine, echabas de menos que te entrase al trapo, ¿verdad? Pues date el gustazo.
Sí considero la avaricia y la maldad los motores del mundo, porque estás hacen las guerras, que la gente sea una trepa, que se esfuerce por algo, que luche. No digo que sea bueno o malo, que nos lleven hacia "delante" (eso es tan relativo...) o hacia "atrás", pero hacen que las cosas se muevan. Es un hecho. "Quiero el país vecino -avaricia- voy a conquistarlo -maldad- para lo cual necesito armas" Esto significa trabajo para ingenieros que desarrollarán nuevas armas, trabajo para la siderurgia, etc.
¿El resultado? Muerte, destrucción. Y después, a veces, nos beneficiamos con cosas como el avance en la aviación (beneficios de la II GM)

En cuanto a la estupidez humana, no puedes pretender que me haga cargo de la falta de inteligencia de los demás y de su falta de arranque. ¿Alguna vez intentaste mover gente con algún fin que no fuese montar una juerga? Todos pasan, todos se apuntan al resultado, pero no al proceso. Así claro que no vamos a ningún lado, pero para cambiar esto, los pocos cerebros que valen la pena en este mundo, deberían ser padres y maestros y gasear a aquellos que no siguiesen las enseñanzas (típica manzana podrida). Con lo que al fin y al cabo, ahí seguiría la maldad humana.

Puedes dejar un post ultralargo, está asumido xD

Antoine De la Potterie dijo...

Es que no se puede simplificar. Tú hablas de macropolítica geoestratégica. Cada ámbito tiene sus propias reglas, una universidad, un trabajo, las amistades, todo lo que se podría llamar el día a día de la vida. Vida en el sentido biográfico. Dudo mucho que en esos ámbitos la avaricia o el "pansexualismo" sea el mejor modo de progresar. Más bien me decanto por la búsqueda de la excelencia sin grandes pretensiones, sencillamente, ya que el orgullo -petulancia- suele provocar rechazo más bien. Otra cosa es que ello estuviera interiormente motivado por la doblez o el trepar. Ahí podríamos encontrar la "frustración" o el "resentimento" como motores. Pero permanecer en la frustración o en el resentimiento agota y agobia.
No fue tan larga...

Antoine De la Potterie dijo...

Se me olvidaba, que todo esto último es lo que auténticamente configura las distintas sociedades y marca su excelencia. Eso sí, vivimos en el país de la cutrez. Pero si el motor de las sociedades fuera único, no se percibirían diferencias en los modi vivendi de distintos países, no por diferencias caracteriales étnicas o nacionales, sino precisamente por esto que decía arriba, una especie de "élan vital", un impulso vital al decir de Bergson.
Y cuando profundizas un poco, en toda crisis de civilización hay una profunda crisis de pensamiento, que interactúa con los demás factores por supuesto. Pensamiento a nivel individual y colectivo. Paro.

Ladherna dijo...

Pero es que discutimos de cosas diferentes. Tú hablas de "progresar" y yo hablo de simple movimiento. También en campos reducidos y concretos. Pongamos a Freud como ejemplo (y me da mil patadas porque lo detesto), según sus teorías, los amigos y nuestro esposo están basados en un deseo sexual hacia ellos. Las relaciones laborales, en avaricia. Etc.
No digo que sea bueno ni malo, que nos haga "progresar" o "retroceder". Sólo digo que bajo mi punto de vista, eso es lo que hace que la gente se mueva.

Y al fin y al cabo, los gobernantes son un reflejo del pueblo gobernado (por eso nuestros políticos dan tanto asco) así que... sí, podemos pasar de la "micropolítica" a la "macro" sin grandes mareos.

Antoine De la Potterie dijo...

Errr, no sé. Se puede decir que lo que mueve es lo que "motiva" y lo único que puede motivar a un individuo es lo que para ese individuo es valioso. Lo del constructo inconsciente froidiano sirve casi para justificar cualquier cosa, porque no es demostrable ni demasiado intuitivo. Y repito que no voy a la política, sino a la vida misma en sentido biográfico. En el fondo, es un problema no simple porque la vida humana es ante todo, compleja. Lo mejor es vivir al día.