15/1/09

5 minutos en mi cabeza

Llueve. Las escaleras de la facultad están llenas de gotas que caen de los paraguas. Me van a prestar un libro de Henry Miller. Hay un montón de incorporaciones a Animación Hospitalaria. El lunes reunión en la Repichoca para decidir en qué gastar 800 euros. Tengo que ir a comprarle el regalo de cumpleaños a Tamara. Se está descargando TrueBlood.
Quiero que florezcan los tulipanes y los narcisos, pero aun falta más de un mes para que llegue la primavera. Me gusta caminar por los Cantones rodeada de su color.
Me pica la garganta, pero parece que este será el primer invierno sin infección de garganta de toda mi vida. ¿Para qué esta salud de hierro (irónico que sea anémica) si no la quiero para nada? Otros matarían por tener salud y yo...
¡Un petirrojo! Pobrecillo, me dan pena los pájaros en invierno. Y puta ruta de turismo ornitológico la de estas Navidades. Los pajarillos del parque natural de... ¿de dónde? Ah... ¡y la parejita magreándose en un coche! ¿A qué tipo de degenerado se le ocurre ir a meterle mano a su novia a un parque natural delante de todos los buitres (y no me refiero a los que estábamos en el miradero)?
Anda, mira, el bus...


Y esos son algunos de los muchos pensamientos de esta mañana de vuelta a casa.

No hay comentarios: