5/12/09

SEXO

Con mayúsculas, siempre. Es un arma poderosa. Es un símbolo, que al mismo tiempo es representado mediante otros símbolos (caballos, flores...). Es un acto pero algo más. Tiene fuerza, suficiente para llevarse por delante creencias antes firmes, sentimientos y cualquier tipo de seguridad interna. Es algo que nos late en las venas, un Mr. Hyde que despierta poco a poco en nuestro interior al llegar a la pubertad. Un amigo con muchas caras que no creo posible llegar a conocer al 100%, siempre con algo nuevo, algo diferente. Un enemigo que te perseguirá (casi) toda la vida. Algo tan subjetivo, tan diferente como diferentes son las personas. Un regalo divino o una tortura infernal. Un instrumento de poder (ejemplo: Godoy), moneda de cambio, diversión, expresión de amor o algo que creemos que lo es, escape de la rutina, inyección de endorfinas, modo de pervertir y de herir, puede ser todo aquello que queramos que sea. O quizá sea al revés, quizá no elegimos nosotros, sino el sexo, más fuerte que nuestra mente, fuerza de voluntad, creencias, TODO.
Fragmentos:

- ¿Lo echas en falta? - dijo Marion por fin
- ¿El qué? ¿Que si echo en falta qué?
- Ah, ya sabes... ¡"eso"!
- ¿El hacer cositas?
- ¡Sí, el hacer cositas!
Agnes se lo pensó un rato y tomó un trago de Bovril.
- Quia.
- ¿Lo dices en serio? ¿Ni siquiera un poquito?
- No, ni siquiera un poquitín... ¿Qué diantres hay que echar en falta? Que te echen por todo el cuerpo el aliento con olor a patatas fritas y a cerveza Guinness... su barbilla como un condenado papel de lija, que te raspa el hombro y el cuello... y, después, la espera y la preocupación... ¿me habré quedado otra vez?
- Pero ¿haces el amor, Aggie?
- El amor, ¡y una leche! Hacer niños, hacer más problemas, hacer pañales cagados... ¡hacerlo feliz a él!
("La mamá: Un sueño hecho realidad", de Brendan O'Carroll)

Y cuando él dijo con una especie de ligero gemido: "¡Eres maravillosa!", algo en ella se estremeció y algo en su mente se endureció resistiéndole: endurecimiento ante la horrible intimidad física, ante el extraño vértigo de su posesión. Y aquella vez el agudo éxtasis de su propia pasión no pudo con ella; permaneció con las manos inertes sobre el cuerpo agitado de él; por mucho que lo intentara, su espíritu parecía estar observando al margen, desde una posición por encima de su cabeza, y las sacudidas de las caderas del hombre le parecían ridículas, y la especie de ansiedad de su pene por llegar a una crisis que se resolvería en una pequeña evacuación parecía una farsa. Sí, aquello era el amor, aquel meneo ridículo de los carrillos del culo y el decaimiento del pobre, insignificante, húmedo y diminuto pene. ¡Aquel era el divino amor! (...) Fría y despectiva, su extraña mente femnina se mantuvo al margen, y aunque adoptó una perfecta inmovilidad, sentía el impulso de levantar las caderas y expulsar al hombre, de escapar de su sinietra garra, a la embestida y al cabalgamiento de sus absurdas nalgas. Su cuerpo era algo desquiciado, impúdico, imperfecto, un tanto repugnante, inacabado, patoso.
("El amante de lady Chatterley", de D. H. Lawrence)

(Intentaré añadir algo de "Filosofía en el tocador" y otros)

12/11/09

Carta a un amante

Estimado Amante:

Lamento tener que ponerme en contacto con usted por esta desgraciada situación. Esto es insostenible, espero que entienda mis motivos.
Quizás no se haya dado cuenta de que esto no puede ir peor, lo que eran unos apasionados encuentros a la hora del almuerzo se han transformado en salidas a restaurantes y conversaciones sobre trabajo y familia.
El enfriamiento de nuestra, antiguamente, tórrida relación me lleva a plantearme el fin de la misma. Por supuesto no quisiera tomar esta decisión sin usted, pero si no hace algo pronto me veré obligada a serle infiel con mi marido, extremo al que espero no tener que llegar.

Espero su respuesta,
Su Amante, que lo es,

12 de Noviembre de 1959

29/10/09

6 meses

No suelo hacer entradas ñoñas o al menos no en forma de diario, en todo caso en formato cuento. Pero hoy me voy a salir de la norma porque resulta que en una horita y poco hago seis meses con mi novio.
Es la primera vez que estoy tanto tiempo con alguien por voluntad propia. Y en realidad no escribo para decir "¡oh, que bonito es y cuan feliz soy!" (que lo soy) sino para darles en las narices a los que creyeron que esto no sería posible. Para rebatir con la realidad y los hechos esos comentarios de "la gente no cambia", "nunca encontrarás novio en el ambiente que frecuentas porque todos saben que eres una fresca" y sobre todo esa gilipollez gorda, hermosa, de comparar mi libertinaje con la pedofilia de Michael Jackson. Pues voy a decirte un par de cosas, tonto del haba: resulta que Jackson no era pedófilo, que el libertinaje no es un crimen, que sí puedo ser (soy) feliz con una sola persona y el que te joda no ser esa persona no te da el menor derecho a decir que soy una zorra son remedio. Tal vez porque juzgas a la gente como el culo te va así, baja de tu nube de superioridad, niñato.

No había sido tan feliz en mi vida, no he dejado de serlo en estos seis meses, no he discutido con mi novio ni una sola vez, no he sido infiel ni he sentido la menor tentación de serlo, así que creo que no me podrían ir las cosas mejor con él.
Pero había quien pensaba que por hacer lo que me daba la gana mientras estaba soltera, no podría aguantar la monogamia. No sé si es que no se pararon a pensar que no es lo mismo querer a alguien y estar con él que estar solo o es que simplemente son imbéciles, o es que les corroían los celos, o... a saber qué mil y una razones puede tener un tonto para hacer esos comentarios, máxime cuando los hicieron personas que apenas me conocen.

Así pues, gilipollas que se cree muy listo, puedes meterte la lengua en el ojete. Y tus disculpas también, porque no quise escucharte hace meses y no quiero escucharte ahora.

Seis meses. Y espero que sean muchos más.

26/10/09

The game



Él y ella, los dos, algo normal, aceptado por todos, bonito si alguien se paraba a mirarlo. Pero caótico, fluctuante; agradable y hermoso en un segundo, terrible en el siguiente. Una montaña rusa, una hoja llevada por el viento, rápidamente subía o caía, alcanzando las nubes o estrellándose contra el suelo.

¿Por qué? ¿Por qué juegas conmigo?, preguntaba ella. Él reía, "no juego contigo, ¿de qué hablas?"; entonces ella callaba y miraba al suelo. A veces tenía la sensación de caminar por un campo minado, unos días no pasaba nada y otros todo saltaba por los aires allá donde pisase. No conocía las reglas del juego, él no se las explicaba. Y cada vez que perdía, cada vez que pisaba en el lugar equivocado, él se enfadaba, le gritaba, siempre sin motivo y ella sufría, y se decía a sí misma que no tenía porqué soportar eso, que él era un imbécil, que la dejase en paz y se fuese, que si le hacía eso era porque no la apreciaba, y si no la apreciaba, ¿qué hacía a su lado? Otras veces sólo quedaba la tristeza, la amargura, y su mirada paseaba largas horas por el suelo, por las esquinas, intentando esconderse.

Una vez quiso darle de su propia medicina, inventar su propio juego y que él supiese lo que eran los gritos, los enfados sin sentido, cuánto dolían. Pero él le gritó más todavía y se enfadó aun más, y no daba su brazo a torcer, sólo servía para que ella sufriese el doble. Las lágrimas resbalaban calientes por su cara mientras pensaba que no entendía nada, que no tenía sentido, que ella daba siempre y él nunca, que jamás se esforzó por ella, que no existía la reciprocidad.

Eliminó su juego, pero siguió jugando al de él, porque cuando no perdía, cuando nada estallaba, él sonreía. Y su sonrisa valía todo el oro del mundo, pero cuando perdió esta partida... ¿valía realmente algo una sonrisa frente a tantos gritos?
"No."

25/10/09

Vuelta a los orígenes

He vuelto a la plantilla "original". Cierto es que la otra era muy chula, pero había dos cosas que me molestaban: el problema con la fecha y la plantilla en sí. Cuando escribo, me gusta tener la sensación de haber llenado un papel en blanco y con la plantilla roja no la tenía, así que se me quitaban las ganas de escribir. Puede que mi blog nunca sea vistoso ni muy leído, pero una cosa será siempre: sincero. Y si mi vuelta a un modelo más sencillo me cuesta el enlace en Aprendeseducción y con ello posibles lectores, pues lo lamentaré, pero prefiero que mi blog siga siendo como yo lo prefiera, no como lo prefieran los lectores.

Creo que ha quedado igual que estaba en su día, en caso negativo, creo que se le parece suficiente.

15/10/09

15 canciones que nunca quisiste escuchar

He aquí la lista definitiva, aquellas 15 canciones en castellano que nunca quisiste escuchar. La verdad es que 15 no son suficientes, me ha costado muchísimo elegir y por supuesto, si teneis algo que añadir, no os corteis.
El enlace en el cantante es para ver el vídeo (o sólo la canción) y en el título para la letra. Enjoy it:

1.- Paulina Rubio - Ni una sola palabra Definitivamente horrible, ¿podría explicarme alguien qué tiene que ver la letra con el vídeo?
2.- Jesulín de Ubrique - Toda
3.- Tamara - No cambié
4.- Julio Iglesia Jr. - Déjame volar
5.- Cristiano Ronaldo - ¿? Por favor, señor futbolista, dedíquese sólo al balón, porque esto del micro se le da de pena.
6.- Álex Ubago y Amaia Montero - Sin miedo a nada
7.- Daddy Yankee - Latigazo ¿A qué viene el rollo basket?
8.- Héctor y Tito - Noche de travesura Tengo que admitirlo, me encanta esta canción, no puedo escucharla sin descojonarme y la risa es muy sana...
9.- El Porta - Mi edén de tristeza
10.- Shakira - La loba Resumen del vídeo: mira que buena estoy, mira que guarra soy, mira que chungo me muevo.
11.- Alejandro Sanz - Si tú me miras
12.- Georgie Dann - La barbacoa
13.- King Africa - La bomba
14.- Chayanne - Torero
15.- El príncipe gitano - In the ghetto. Vale, esta última es trampa, pero es que como el idioma es inventado, pues... cuela jajaja

8/10/09

Humor animal



Hoy algo de humor bueno y con unos añitos:

MR. BERGH TO THE RESCUE:

The defrauded Gorilla: "That Man wants to claim my Pedigree. He says he is one of my Descendants."
Mr. Bergh: "Now, Mr. Darwin, how could you insult him so?"


MR. BERGH AL RESCATE:
El gorila defraudado: "Ese hombre quiere reclamar mi árbol genealógico. Dice que es uno de mis descendientes."
Mr. Bergh: "Vamos, sr. Darwin, ¿cómo pudo insultarlo?"

2/10/09

No sound

¿Quién no conoce esa escena del niño que se encierra en su cuarto y se tapa los oídos, tararea o pone música para no oír a sus padres discutir? Pero, ¿quién conoce la situación de "no quiero oírlo, no quiero saberlo, no quiero verlo"?
Sientes una opresión en el pecho, temiendo que te metan en el saco y tengas que saberlo, aunque ya sepas. Ojalá no conociese la sensación, el poner música porque no soportas escuchar eso, subirle el volumen para distorsionar las palabras.

¿Dónde alquilan agujeros insonorizados portátiles?

28/9/09

Prueba

Bueno, he empezado los cambios del blog, pero la plantilla está rebelde y sigo sin saber cómo se pone música...

25/9/09

Change change change...

Hace unos días pedí a Aprendeseducción, un magnífico blog con una sección de análisis bloggero, que hiciesen una crítica de los míos. Por desgracia mis blogs no entran en los barómetros de los que ellos analizan, con lo que no publicarán sobre mi, aunque generosamente me hicieron un par de sugerencias (algunas de las cuales comparto), con lo que pronto empezaré a hacer cambios por aquí.
Se agradecerán opiniones sobre los cambios y sugerencias para mejorar.

8/9/09

Historias de la estupidez humana I

Hoy me siento inspirada y con ganas de luchar un poquito contra la estupidez humana, o más bien de tirarles de las orejas los imbéciles que me inspiran a crear esta nueva sección en mi blog.
Os voy a relatar la historia de la ESTUPIDEZ:

Érase una vez una bonita joven de 20 años felizmente emparejada con un universitario brillante, de familia de pasta, guapo, amable... lo que se dice un buen partido, vamos. Nuestra inteligente (dicho sea con ánimo injuriante) muchachuela conoció por internet a un dominicano y se enamoró perdidamente de él (oh, sorpresa) y decidió ir a conocerlo. Su madre, aun sin saber el motivo real del viaje de su hija, le dio permiso con la condición de que la acompañase su hermana mayor (tengamos en cuenta el índice de criminalidad de ese país).
¿Y qué pasó? Que la Estupidez hizo de las suyas y nuestra hermosa heroína decidió quedarse con su "amol" (pronúnciese con acento dominicano). Su hermana volvió... casada con otro dominicano, al que por cierto, metió en casa de su madre. Porque claro, lo mío es tuyo y lo tuyo es mío, te traigo a mi país y te meto donde vivo, que aunque no sea mi casa, como si lo fuese. Bonito pastel con el que se encontró la madre. Intento imaginarse su cara cuando le aparecieron la gilipollas y el marido en la puerta de casa. "¡Hola mamá, mira qué pedazo de recuerdo me traje!"
Pero no nos olvidemos de nuestra prota, la del viajecito, la que dejó a su supernovio por el dominicano... Se quedó preñada. Era de suponer. Imagino que en un país tan pobre, los condones se reutilizan...
Suena el teléfono en España, mamá descuelga: "¿Acepta una llamada a cobro revertido desde la República Dominicana?" (cara agria) "Sí" - "(llantos al otro lado del teléfono y del océano) ¡Mamá! ¡Llévame para casa, aquí no tenemos dinero, no puedo ir al médico! ¡¡¡No hay Seguridad Social!!! etc etc"

Oh, ¿y qué pensaría la nena cuando decidió quedarse con su amolcito en un país con un paro del 80%, un país TERCERMUNDISTA, niña. Que la Seguridad Social no la hay en todas partes, que el mundo no es tan hermoso como en España (que aun con sus defectos, es un magnífico país para vivir).

De momento, la niña se ha casado y ha vuelto a España, su recién estrenado esposo hace trámites en su país para venirse... a casa de su suegra.

No digo que los respectivos dominicanos no las quieran, ¿pero a nadie le parecería lógico y razonable que se hubiesen aferrado a ellas para salir de la miseria?
¿Soy la única que piensa que son estúpidas y por ello merecen estar en mi blog?

6/9/09

Putas

Todos habréis oído estos últimos días que nadie sabe qué hacer con las putas. Las de oficio, digo, las otras ya se sabe qué hacer con ellas. El caso, que después del escándalo de las Ramblas (pues ya veis, hace como 3 años que ya trabajaban la zona) la opinión pública puso el grito en el cielo, esto no puede ser, putas a plena luz del día, en la calle, en zona de turistas (¿y se creen que los turistas no vienen a follar?), etc.

Han detenido a clientes y prostitutas, supongo que a algún chulo también, si es que los tienen. Empieza a hablarse de prohibir la prostitución en la calle, prohibirla totalmente...
No tengo ni idea de cómo está la ley actualmente, pero creo que no hay legislación al respecto (si alguien puede contestarme con seguridad a ello, ya sabe donde van los posts).

Estas son mis ideas, basándome en lo siguiente: en EEUU la prostitución es ilegal y las putas se pasan la vida entrando y saliendo de las comisarías. Y sigue habiéndolas a puñados. Como si no tuviesen una vida suficientemente dura haciendo la calle...

En Suecia, los penados por ley son los clientes y proxenetas. Las cifras hablan de entre 105 y 130 prostitutas (las que se ofertan en internet incluídas) en la capital. Cierto es que así se ha quedado lo peorcito de la clientela, las ETS han aumentado entre las que ejercen, así como los abusos a putas.

En cuanto a Finlandia, la prostitución es legal. Ilegales son los chulos, ejercer en lugares públicos y anunciarse en webs, periódicos y revistas. Las putas tienen algo similar a un sindicato, pagan sus impuestos y sus locales están registrados, como cualquier otro empresario.

Tras varios años de una política similar a la sueca, Noruega ha criminalizado la prostitución desde el 1 de Enero de este mismo año, y pide a Dinamarca y Suecia seguir su ejemplo.

En Dinamarca la prostitución es también legal, pero no sé en qué forma.

Y bueno, después de ver esto, ¿qué decís?
En mi humilde opinión, la gran mayoría de las prostitutas lo son por necesidad. Como saben que se demanda sexo, se ofertan, pero probablemente preferirían otra alternativa.
Entonces, si queremos acabar con la prostitución, habrá que ir a la raíz y eliminar la demanda, ¿no? En otras palabras, que los criminales sean los clientes, no las putas. Y por supuesto, perseguir la prostitución en lugares públicos y los anuncios (que vergüenza de país ese en el que abres el periódico y ves un montón de anuncios de sexo pagado)

¿Aunque sabéis cuál es en mi opinión el grandísimo problema del tema? ¡Que esto es España! No interesa ejercer presión policial sobre proxenetas y clientes, porque siempre habrá quien se deje untar para que la Policía mira hacia otro lado. Así que, ¿qué más da qué leyes aprueben, si no se van a aplicar (o al menos no correctamente)?

Es un mundo triste, muy triste y oscuro. Y más triste y oscuro es el que aun no se haya metido mano en ello como Dios manda, porque aunque la profesión más antigua del mundo no va a desaparecer, al menos habrá que darles una vida más digna a las putas y darles la posibilidad de salir a las que quieran hacerlo.

1/9/09

Sobre el buenrollismo gilipollas

Venía revisando, por casualidad, la historia de Pippa Bacca, esa artista italiana que el año pasado fue violada y asesinada mientras iba de Italia a Israel en autostop. Sí, esa que iba vestida de novia.
El caso es que el asunto, por no hacerme llorar de desesperación, siempre me ha hecho gracia. No lo mencioné en su momento por eso mismo, pero hoy me encontré con frases como "ella pagó un precio más alto que nadie por el Arte", o "todas somos Pippa Bacca". Esto es demasiado, me dije, y tuve que venir aquí y escribir.

Para poneros en antecedentes:
Esta mujer de 33 años era una artista (no tengo ni idea de a qué se refieren definiéndola así) que decidió hacer una "performance" (a quien tal palabra dijo, habría que cortarle la lengua) que consistía en ir de Milán a Jerusalén, por zonas peligrosas, en autostop con una amiga. ¿Para qué? Para demostrar que si confías en los demás, recibes cosas buenas. Y disfrazadas de novias para representar el matrimonio con las tierras por las que pasaban y no sé qué más.
Bien, o sea, una idea superbonita si viviésemos en Chupilandia o en la Tierra de los Teletubbies, pero vivimos en el planeta Tierra. ¿Por qué creía esa señora que las madres dicen a sus hijas "no hables con desconocidos"? Porque confíar en quien no conoces es peligroso. Y meterte en el coche de un desconocido es poner tu vida en sus manos, no sé si me explico.

Y lo que pasó era de suponer: 27 días después de empezar el viaje, y habiéndose separado de su amiga, subió a la camioneta del hombre que la violó y asesinó.
¿A alguien le sorprendió? A mi no, desde luego. Quien va buscando problemas, al final los encuentra. Las zonas peligrosas se llaman así porque allí hay peligro. Y el peligro significa pupa, a lo mejor a Pippa Bacca no se lo enseñaron en el cole.
En mi opinión, a esta mujer no la mató un turco que estaba mal de la cabeza, se suicidó. No quiero decir con esto que todas aquellas mujeres que vuelven a casa después del trabajo y un hijo de la grandísima puta las arrastra dentro de un coche, las viola y estrangula, se estén suicidando ni lo estén buscando. En absoluto. Pero si metes la mano en un avispero y además la sacudes vigorosamente (como hizo Pippa) lo más seguro es que te piquen. Otra cosa es que vayas tan tranquilo y una avispa loca te pique.

Esta "artista" creía en un mundo hermoso y pacífico, en el que la gente no es mala, sino que las circunstancias pueden hacer que sean malos (pero sólo con los que les hicieron mal) y ahí estaba su problema. Que estaba demasiado ciega para ver la realidad.

Esto me recuerda ligeramente al cura brasileño que se ató a mil globos llenos de helio. ¿Sabeis qué le pasó? ¡Que se murió! El viento lo arrastró hacia el mar, lejos de la ruta prevista. Vosotros direis: no tenía porqué morir si lo encontraban. Además él llevaba su móvil y un GPS, podría llamar a la Policía y darles sus coordenadas. Pero, cosas que sólo les pasan a los imbéciles que intentan estas imbecilidades, el móvil apenas tenía batería al despegar y el GPS nunca había aprendido a utilizarlo.

¿A alguien le sorprende la muerte de estas dos personas, viendo sus ideas de pata de banco? En un mundo donde todo se adorna de color de rosa y te venden el "todo es posible", "si quieres, puedes", etc. es normal que pasen estas desgracias. Y aun por encima los medios de comunicación nos lo vendan edulcorado y como que fue culpa de un "turco desaprensivo" o de "la mala suerte", en vez de decirnos la realidad y aprendamos de tales errores.
Así nos va.

23/8/09

Maleta parlante: París I

Por fin, más de un mes después de mi viaje, me atrevo a hacer una crónica.

Día 1:
A las 10 de la mañana del 09 de Julio salimos de La Coruña. Vamos en coche, tranquilamente, conscientes de que no hay prisa y que aunque podríamos hacer el trayecto de una sentada, es mejor dividirlo en dos días.
Poco hay que contar de un encierro automovilístico. Suena jazz y mi hermana, enemiga del mismo, se mete en la burbuja de su mp3. Paramos a media mañana y a mediodía. Como gente acostumbrada a la carretera que somos, sabemos que es preferible un bocadillo que te llevas de casa que comer en una estación de servicio, y consecuentemente, organizados como un pelotón militar, del maletero salen embutidos, pan, fruta, agua fresca y un bizcocho (imprescindible).
Tras muchos paisajes aburridos (hasta la coronilla estoy de recorrer España) entramos en el hermoso País Vasco y nos detenemos en Irún. Pasaremos la noche en el hotel Tryp (os recomiendo que no vayais a él, la limpieza del cuarto de baño era tan mala como para enterarme de que la señora que había ocupado la habitación antes que yo era pelirroja)
Como aun falta bastante para la hora de cenar, vamos a visitar Ondarribia, un pueblo costero realmente bonito, del que llaman la atención sus casas con ventanas de colores y macetas llenas de flores. El sitio estaba repleto de franceses, ya que al estar al lado de la frontera, les sale más barato comer y rellenar el depósito en España (eso sin entrar en la calidad de la comida...)

Día 2:
Vuelta al coche. A nuestro lado se suceden kilómetros y kilómetros de pinos, ya que estamos atravesando las Landas. Es un paisaje tan monótono que desearía poder dormirme. Después se suceden los campos de girasoles y trigo. No se ve ni un triste pájaro. Que país más desgraciado en el que no se ven ratoneros, cernícalos ni cualquier otro bicho emplumado que no sean palomas. Pillamos algún que otro atasco, sin llegar a nada grave ni digno de cabreo.
Cuando, ya por la tarde, finalmente nos acercamos a nuestro destino, el GPS decide que es una magnífica idea llevarnos a Maisons-Laffitte por en medio de París. Tras muchas pérdidas de señal del GPS (y sus correspondientes vueltas), llegamos a nuestro destino: Maisons-Laffitte, un pueblo precioso cercano a la capital.
Cenamos parcamente y nos vamos a la cama.

Día 3:
Por la mañana nos acercamos a la estación de tren a sacar tarjetas, válidas para tren, metro y autobuses de París hasta el tercer área (donde estamos nosotros). Vamos al supermercado y además de alucinar con los precios (la fruta era al menos 5 veces más cara que en España) tuvimos que hacer un gran esfuerzo para conseguir lo que queríamos, me temo que allí el esquema de compra y cocina es muy diferente. Se ofrecía un montón de comida para llevar, toda muy demandada. En cuanto a los quesos, todos tenían un magnífico aspecto, y a pesar de tener mucha variedad y representantes de otros países, los quesos españoles no estaban presentes, así como tampoco el vino. Se ve que somos demasiada competencia para ellos y no importan productos españoles.
Por la tarde paseamos por el pueblo y nos enteramos de que al día siguiente se celebra la "fiesta" (tenemos un concepto diferente de fiesta) más importante de Maisons-Laffitte. Nos sentamos en una cafetería a tomar el primero de muchos cafés malos (saben a agua) y más caros que tomarse un café irlandés en el centro de Coruña. Pero es Francia, sabes que te van a vaciar la cartera.
El pueblo es precioso, el château es pequeño pero charmant y las calles están llenas de macetas con flores. Es un lugar encantador en el que no lamentaría en absoluto vivir. Hay muchas casas, rodeadas de jardín, preciosas todas ellas, con frisos decorados cuidadosamente y diversos detalles en madera. En cuanto a los edificios de apartamentos, cuidan mucho la privacidad, ya que hay barreras físicas como árboles, demasiada distancia o ventanas no enfrentadas, para que no veas a los vecinos. Además estos edificios suelen estar rodeados de un pequeño jardín donde los niños juegan inocentemente, vigilados por sus madres. ¿Suena demasiado bucólico si hablo de las rosas y las mejillas coloradas de los niños, de sus rizos rubios y sus risas?

Día 4:
El producto estrella de Maisons-Laffitte son los caballos, por lo visto es un lugar importante en el mundillo de la hípica. Y el 12 de Julio es el Déjeuner sur l'herbe, una fiesta que consiste en que la gente vaya en masa a hacer un picnic en la hierba del hipódromo, hay un concurso de pintura en el que puede participar cualquiera, y finalmente hay carreras de caballos. Incluso hay un puesto donde te informan de cómo funciona el sistema de apuestas.
Así que como es domingo y no tenemos nada mejor que hacer, nos dirigimos al hipódromo. Pero está lloviendo y no parece que vaya a cambiar la cosa, por lo que damos una vuelta para ver el panorama (los franceses no se achicaron en absoluto y acudían tan felices con sus impermeables) y comemos en el coche. Al cabo de un rato decidimos ir a Versailles, no a visitar el palacio, sino el pueblo. Sale el sol. Cuando llegamos a Versailles nos tomamos un café tranquilamente (mis padres no afrontan bien la tarde si después de comer no toman café). El lugar es bonito, como todo por allá. Cuando pasamos por delante del palacio, vemos una marabunta, un ejército, una horda de turistas. Franceses, españoles, italianos, chinos, japoneses, ingleses, estadounidenses... Y un montón de autobuses, hay hasta dos albaneses. También hay varios negros vendiendo souvenirs que chapurrean mil lenguas y sobre ellos resuena el flap-flap de las palomas de plástico que exiben antes de que caigan al suelo. Hace un sol abrasador y agradecemos irnos.
Para cenar, como muestra representativa de la cocina francesa, mi hermana y yo nos acercamos a un japonés a por unos menús para llevar.

(Continuará...)

18/8/09

Say goodbye

Te echaré de menos. No quiero recordar ahora los cafés que tomamos, nuestras conversaciones, nuestras risas... No quiero recordar, porque duele saber que no volveremos a estar en esa mesa, charlando, que nunca será lo mismo y que seguramente no volverás.
Nuestras vidas se separan a la fuerza, después de lo juntas que estuvieron, pegadas y enredadas. Una broma cruel, el unirnos casi por azar, durante tan poco tiempo, para luego separarnos así.
Pero lo peor es pensar que quizás no te vuelva a ver nunca más, porque soy realista, y sé que nos separarán muchos (demasiados) kilómetros, y que aunque se diga que si no se quiere perder el contacto, no se pierde, a la larga, sí se pierde. Porque mis padres me dan poca libertad, demasiado escasa, tal vez, para ir hasta donde estás, porque al principio tendrás mucho que hacer y a continuación el curso habrá empezado y después vendrán otras excusas para no viajar, porque podemos mantener el contacto, un contacto distante, plástico, durante un tiempo, pero finalmente nos rendiremos al día a día y a la realidad, que es que una relación esporádica no es lo que teníamos. Y que eso seguramente no lo queramos, porque ensucia lo que un día compartimos.

No quiero perderte, pero lo he asumido, llevo haciéndolo desde que dijiste que querías irte, y respetando tu decisión, me callé y me esforcé en asumir que un día no estarías aquí, que ya no faltaría a clase para tomar algo contigo, que no nos veríamos día sí día no, que, en fin, nuestra amistad se iba a quebrar.
Pero quiero que sigas adelante, que cojas la vida por el cuello y que tires millas. Sé que esto será mucho más difícil para ti, que te vas sola, que lo dejas todo atrás y que por si fuera poco empiezas un capítulo nuevo de tu vida (en el que por cierto yo no estaré y me entristece no poder compartirlo contigo). Sí, sé que será arduo, y te deseo la mejor suerte del mundo, que encuentres pronto apoyo y que no pierdas el norte. Que sigas siendo como ahora, porque no puedes ser mejor.
Yo pierdo a mi mejor amiga, pero tú te vas a hacer tu vida, y te vas a hacerlo bien, porque sabemos que quedarte sería un error, que serás más feliz lejos y que eso es lo correcto. Aun buscando consuelo en esas certezas y en que los buenos tiempos juntas no los perderemos nunca, me hiere profundamente que te vayas.

Te quiero mucho, Julia, y sólo quiero que seas feliz allá donde estés.

19/7/09

Desde la France

Sí, sé que prometí una entrada (según vuestra votación, que aunque amañada ¬¬ vale lo mismo, la segunda parte de Cartas a una aspirante a zorrilla) pero me temo que aquí el tiempo no me da para mucho, así que tendreis que seguir esperando.

8/7/09

Una de juegos literarios

Última entrada antes de ponerme en marcha hacia territorios franceses.
He sido doblemente (y si hay alguno más, no me enteré) nominada para este juego:

Consiste en coger el libro que tengas más cerca y escribir entera la frase de la quinta línea de la página 161.
Pues como la cuestión me pilla en el salón, estoy rodeada de libros y el más cercano que tiene más de 160 páginas es... "La Francia de Vichy", de Paxton. La frase de la quinta línea empieza en la tercera y acaba a mitad de la sexta. Disfrútenla:

"Las primeras deportaciones en masa comenzaron con el célebre cerco de unos 13000 judíos en el Vélodrome d'Hiver en París, el 16 de julio de 1942, antes de proceder a su envío a un campo en Drancy y después hacia el este."

Me parece que hay poco que explicar del libro, ¿no? Trata del gobierno francés de Vichy tras la invasión alemana en la II G. M. y en esta parte del libro, en concreto, de las persecuciones de judíos. Fue editado en 1972 y mi padre lo compró en la Feria del Libro Usado de 1987 por 400 pesetas (¡increíble!). Encuadernación en verde con letras doradas.

25/6/09

Plantar, tener, escribir

Al hilo de cierta conversación viene esta actualización.

La verdad es que no tengo ni idea de cual es el origen de esa frase de "en esta vida tienes que plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro", pero no me parece nada demasiado genial.
Analizándola por partes, lo del árbol es una buena, buenísima idea. Si toda la población mundial plantase un árbol, serían casi 6 millones 800 mil árboles nuevos, que le vienen muy bien a nuestra atmósfera. Pero claro, vete a decirle tú a alguien que se está muriendo de hambre o SIDA que plante un árbol. O a un peruano que no tale los árboles de su propiedad para plantar soja...

Tener un hijo. Sí, vale. Casi todas las parejas quieren tener uno o más hijos. Pero está claro que igual que no todos valemos para ser cantantes de ópera, no todos valemos para ser padres. Creencias como esta, "hay que tener un hijo", o que los hijos te hacen más feliz, llenan tu vida o cosas por el estilo son las que suelen acabar con unos malos padres y unos niños sin amor. El tener un hijo es algo demasiado serio como para frivolizarlo en una frase así.

Y por fin, mi favorita, escribir un libro. ¿Os imaginais a toda esa gente que admira a Belén Esteban, Yola Berrocal o cualquiera de esas prostitutas (que lo son) que salen por la TV, escribiendo un libro? ¿Qué es lo más interesante que nos podrían ofrecer? ¿Un libro titulado "M'entiendeees? Es ke llo ablo como la jente de la kaye"?
En mi opinión, sólo deberían escribir los que tuviesen algo que decir, una historia que contar, algo que enseñar. No quiero leer cosas como El Alquimista, de Paulo Coelho (¡estoy hasta las narices de oír que es un buen escritor! ¡no es más que un charlatán cutre!), El Código Da Vinci, de Dan Brown, Gótica, de Lorenzo Fernández (entre otros), etc.
No exijo que un libro sea filosófico y profundo, sino que al menos sepa contar una historia, algo divertido. Si bien los libros malos tienen algo positivo (tener con qué comparar los buenos libros y que de lo malo también se aprende) mejor sería que muchos de ellos no se hubiesen escrito.
Resumiendo, que a escribir no te debe llevar el querer sentirte la reina de la peluquería del barrio, sino sacar algo que tienes dentro, el querer aportar algo a la cultura.

No, definitivamente no me gusta nada esa frase. En la vida hay cosas mucho más importantes, como leer libros y aprender de ellos, que escribir tonterías.

23/6/09

Pregunnnta

Aprovechando que ya estoy de vacaciones (y lo poco que me van a durar... hasta que me den las notas y tenga que retomar el libro de alemán) digo yo que sería propio que actualizase. Pero no se me ocurre qué escribir. Así que mientras lo pienso, voy a tomar vuestra opinión en consideración y voy a hacer una pequeña encuesta (look right) sobre qué quereis que escriba las dos semanas que estaré en París, porque aunque probablemente no me sobre el tiempo, siempre hay noches vacías.

¡Opinad, malditos!

15/6/09

Universidad

Esta semana es selectividad, o al menos en Coruña, y viendo a todas esas personitas perdidas (porque sí, lo están), quiero aclararles las cosas. A ellos y a los que en algún momento se planteen empezar una carrera, para que sepan lo que hay.

Veamos, amigo mío, estás recién salido del insti, has aprobado selectividad y lo más probable es que no tengas ni puta idea de lo que quieres hacer con tu vida. Sí, vale, seguir viviendo de papá y mamá, pero ¿aparte de eso? Enfréntate a la lista de carreras sin optimismo, que no sirve de nada, sólo con realismo, y la realidad es que escojas lo que escojas, siempre va a haber algo que no te guste un carajo. Así que venga, matricúlate en lo que más rabia te de y dedícate a pasar el mejor verano de tu vida, porque los siguientes van a ser una mierda.

Sobre la universidad has de saber un par de cosas antes de que empiece el curso. Tienes que abandonar toda idea romántica de la misma, eso de conocer gente interesante, culta, que haya viajado, gente de la que aprender... No hay nada de eso. Son los mismos gilipollas que tus compañeros de instituto, exactamente iguales, pero con otros nombres y otras caras.
En cuanto al rollo de salir de la universidad sabiendo un poco de arte y literatura además de lo que sea que te hayas matriculado, también, otra chorrada. Sí, vale, puedes matricularte en materias de otras carreras como créditos de libre (otra cosa que te volverá loco el día de mañana, los créditos...) pero te pondrán tantas trabas que pasarás.
¿Sabes a qué vas a la universidad? ¿Cómo que a labrarte un futuro? Jajajaja, ¿pero tú te oyes? No, chico, no. En la universidad no vas a aprender un oficio ni a ser mejor persona ni nada por el estilo, vas a aprender a luchar contra la frustración y a aceptar que te jodan sistemáticamente. Si aprendes algo más por el camino, pues fantástico, pero no es el fin principal.

Y los profesores... Esos cabrones (en el 99% de los casos) que te joderán al máximo durante los años que dure tu suplicio. Nunca les des la espalda. Trata lo menos posible con ellos y cuando lo hagas, sé lo más majo que puedas o suspenderás su asignatura una y otra y otra vez...
Clases de profesores:
- Hijos de puta: si creeis que Teodrak es un hijo de puta, es que nunca habeis pasado por un aula universitaria. De verdad que estos tíos se merecen un título a los mayores hijos de puta del país, bajo el ala protectora de la universidad proliferan y suben de nivel en hijodeputismo. Representan el grueso del profesorado y harán todo lo posible por suspenderte, desgraciarte vivo y hacer que te arruines sacando la carrera en 10 años.
Frase de profesor hijo de puta: "Sí, entiendo que seais gemelas, que estudieis juntas y que os separasen dos filas de alumnos, pero vuestros exámenes son iguales, así que os copiasteis por narices y os suspendo aunque el examen sea de notable."

- Los que pasan de todo: suelen ser considerados también hijos de puta, pero en realidad no lo son, simplemente pasan, se olvidan, te ignoran, van a su puta bola y hacen lo que les sale de los huevos. El típico profesor voluble, que a uno lo aprueba con un 3'5 porque sí y a otro lo deja con un 4'9, sólo porque no fue a la revisión y pasó de cambiar la nota.
Frase de profesor que pasa de todo: "¿Las notas del parcial? Eh... las pongo mañana... ¿que mañana es el final? Ah... pues..."

- Correctos: imposible, no hay nada que hacer con ellos. No tiene sentido suplicar en las revisiones, no vale que les cuentes chistes por los pasillos... Se limitan a hacer su trabajo correctamente y no pasan un punto de ahí. Son los que puedes encontrar en su despacho y que te resolverán las dudas que tengas, pero no te darán ni una décima que no merezcas. Se les acaba cogiendo aprecio, al fin y al cabo lo que tienen que hacer lo hacen bien.
Frase de profesor correcto: "4'5, nos vemos en Septiembre."

- Majetes: adóralos, mímalos y ámalos sobre todas las cosas. Son escasísimos, pero los pocos que hay son joyas que harán todo lo posible por aprobarte. Son los que te susurran las respuestas de los exámenes, los que te contestan a los e-mails ayudándote, lo que van a las tutorías y a los que les jode suspenderte.
Frase de profesor majete: "¿Pero el trabajo os da problemas? Entonces no se hace y punto. Bueno... si alguien ya lo hizo, puede entregarlo como trabajo voluntario."

Otra clase de profesor, no excluyente de las anteriores, es el profesor que no tiene ni puta idea. Suele ser profesor sustituto recién salido de su carrera, es la demostración práctica de que en cinco años no se aprende nada.
Frase de profesor inculto: "Los vomitorios del Coliseum son para vomitar"

(He de decir que todas estas frases son auténticas)

Así que chavales, con este percal, ¿de verdad seguís con ganas de entrar en la universidad? Sin duda nuestro Estado estará encantado de seguir proporcionándoos una educación penosa para que después de mucho esfuerzo trabajeis de camareros, cajeras, reponedores de supermercado o profesores de academia (el sueño de cualquier universitario)...

11/6/09

Cuento IV

No debería estar aquí. Lo normal sería haberme quedado acurrucada contra tu costado y dormir con tu brazo rodeándome. Pero mientras tú caías en un sueño profundo, mi mente se empecinaba en seguir despierta, con lo que me arrastré lentamente fuera de la cama con cuidado de no despertarte.
El suelo de madera está tibio. Cojo uno de tus cigarrillos y abro la ventana antes de encenderlo. La ciudad está tranquila bajo los haces de luz anaranjada de las farolas. Le doy una calada al cigarro. Sabe a gloria. Cierro los ojos mientras expulso el humo y me acodo en la ventana. No me preocupa en absoluto que un trasnochador pase y me vea desnuda, sólo quiero fumar en paz. Me fijo en el hilillo de humo y sus dibujos caprichosos. Un brisa cálida de verano me revuelve el pelo y trae un aroma a mar. Me recuerda el olor de los marineros, sus manos callosas contra los gruesos cabos, las mujeres cosiendo redes al sol.
Oigo música y mi ensueño de olas y gaviotas se desvanece. Me inclino hacia la oscuridad de la calle y busco alguna luz, pero no hay nada, ni una figura, ni una ventana iluminada. Miro hacia las ventanas bajo la mía y distingo una abierta dos pisos más abajo, donde alguien está encendiendo también un cigarrillo. Aplasto el mío contra la repisa y en vez de tirarlo, lo dejo allí para no alertar al vecino. Lo imito y enciendo un nuevo pitillo. ¿Estará en la misma situación que yo? ¿Fuma mientras alguien duerme en la cama que debería compartir? Cierro los ojos y me concentro en la música... Es una triste canción de jazz. No quiero despertarte y me limito a tararearla. Me hace pensar en lo que hoy me llevó a sellarte los labios con besos, a abrazarte con fuerza y amarte hasta el delirio. La necesidad de tenerte cerca, muy cerca, sabiendo que me quieres y que esto es algo real, lo único brillante en la oscura agonía de lo que me rodea, la brisa fresca en un cuarto cerrado y viciado. Me atenazan de nuevo la garganta los recuerdos de mi penosa vida y me concentro en no llorar y el sabor del tabaco, amargo en el fondo del paladar.
Me giro y te veo durmiendo, tu pecho subiendo y bajando lentamente, tu respiración calmada. ¿Cómo puedo haberte conseguido? ¿Cómo puedes quererme, si no te merezco? No hay mejor refugio que tus brazos ni mayor tranquilidad que saber que me proteges. Te quiero tanto que a veces me duele mirarte y mi corazón parece a punto de explotar. Es una de esas veces. Tiro el cigarro por la ventana, sin importarme si le cae en la cabeza al vecino, porque ahora sólo existes tú. Dejo la ventana abierta para que me siga llegando la melodía y me meto en la cama. Me acurruco contra tu costado y pongo uno de tus brazos alrededor de mi cintura, sintiéndome automáticamente en paz al notar tu calor. Esta vez sé que me voy a dormir.

8/6/09

Cuento III

Los lobos metálicos me persiguen. Puedo oírlos aullar, sintiendo próxima su victoria. Cuando los diseñaron, los programaron para emitir esos aullidos, sabiendo el efecto psicológico devastador que causaban. Muchas víctimas quedan heladas al oírlos, perdiendo cualquier oportunidad de escapar.
La sangre me golpea en las sienes mientras corro con toda mi alma, oyendo sus patas de metal chocando contra el suelo, acortando distancias. No puedo darles esquinazo, soy consciente de sus sensores térmicos, de su olfato antinatural. Me encontrarán. Lobos metálicos de ojos negros. Si te persiguen en la oscuridad, no sabrás que se acercan.
Salto para evitar un montón de basura, trepo una valla metálica, me meto en una alcantarilla... da igual cuantos obstáculos supere, puedo oírlos detrás de mi. Sólo hay dos modos de tener una oportunidad de huír de ellos: salir de la ciudad o llegar a los niveles inferiores. Fuera de la ciudad los lobos se debilitan y después de unos kilómetros regresan, con o sin presa. En cuanto a los niveles inferiores... la chusma que vive ahí abajo ha ideado sistemas contra los lobos, son lugares donde ni el ejército sueña con entrar. Es el reino de los traficantes: droga, órganos, niños, especies prohibidas, tecnología punta, putas... todo lo que puedas imaginar lo hay ahí abajo. Excepto luz.

Bajo por una escalera mediopodrida, resbalando en el moho, descendiendo más y más bajo la ciudad. Ya oigo los chasquidos de las fauces de mis perseguidores. Intento acelerar, pero mi corazón está al límite. Rebusco en mis bolsillos hasta sacar como puedo una bolsita de plástico. Desparramo la mitad de su contenido hasta alcanzar la pastilla que busco. Me la meto en la boca y enseguida noto que el corazón se acelera y mis piernas dejan de molestarme. A veces ser un yonki tiene sus ventajas.
¡Ahí está! La entrada a los niveles inferiores. Es un agujero pequeño en el suelo, protegido por un campo magnético, nada metálico podrá atravesarlo. Soy consciente del riesgo, cuando lo atraviese, los implantes de mi cuerpo serán arrancados, así como una bala que no me pudieron extraer. Me alegro de tenerlos sólo en las extremidades. Acelero, viendo próxima mi salvación. Entonces los lobos aullan. Miro sobre mi hombro: cuatro lobos a cinco metros... cuatro metros... tres... Un salto suyo y seré papilla. Mi victoria está tan próxima, ahí está la entrada, sólo medio paso...

Siento un dolor terrible. La droga debería paliarlo, pero se ve que es demasiado grande. Yazco en el suelo negro, con manchas carmesí a mi alrededor. Una caída de cinco metros... Sangro por la frente y los brazos, me he roto una pierna, donde antes tenía un lector de chips, ahora tengo un agujero... Miro hacia arriba, esperando ver cuatro moles dispuestas a saltar sobre mi, pero sólo oigo sus pasos alejándose. Estoy a salvo, de momento, hasta que los Señores que aquí reinan sepan de mi intrusión. Me arrastro como puedo a un rincón. Mi ropa está destrozada, tengo agujeros sangrantes por todas partes... pero al menos estoy vivo y con perspectivas de seguir estándolo al menos unos días más. Sonrío. Y entonces veo la primera rata.

6/6/09

Amenaza Z

Llevaba dándole vueltas a esta entrada desde hace un par de días, pero el sueño de hoy ha sido totalmente directo: escribe.

Zombies. O zombis, si os gusta más en castellano. No me refiero a esos del estilo "Soy leyenda" (me engañaron para ir a verla al cine diciéndome que iba de vampiros y luego eran unos bichos trepadores que gritaban como condenados), ni a los zombies vudú (cosa chunga, que esos sí existen...), sino al típico zombie: muerto, andar tambaleante y errático, gime al detectar a su presa (humanos, preferentemente) y sólo "muere" cuando le destrozan el cerebro.

Según Max Brooks (autor de "Zombi-Guía de supervivencia" y "Guerra Mundial Z") los zombies existen y son lo que son por el virus Solanum (irónicamente, las Solanum son plantas, entre ellas, algunos inocentes tubérculos), que si mal no recuerdo, se transmite por el contacto con los fluidos corporales de algún afectado (sangre, saliva...). La transformación dura 24h, al final de las cuales mueres clínicamente y resucitas como zombie hambriento. El Solanum, entre otras cosas, devora el lóbulo frontal del cerebro, o sea, que te quedas tonto; no recibes señales de dolor; tu única meta en la "vida" es comer, preferentemente, humanos vivitos y frescos; no respiras; no puedes aprender nada, ni siquiera por el experimento de fallo y acierto; tu sangre se coagula; tus órganos no funcionan; comes carne hasta que te revientan los intestinos y el estómago, básicamente... Dicho de otro modo: un zombie no es problema, muchos zombies son tu mayor pesadilla.
Puedes huir de un zombie porque no sabe correr, pero a cambio, no se cansa. Puedes partirle las piernas, pero seguirá reptando hacia ti. Su mayor fortaleza es que son MUCHOS y que hacer blanco en la cabeza es cosa chunga.

Visto esto, la idea de que los zombies existan da un acojone considerable... Pero planteémonos lo siguiente: ¿cómo es posible que existan los zombies y no lo sepamos? ¿Encubrimiento de las autoridades? ¡En Europa sería imposible, por favor! La población está tan agrupada que sería casi imposible un caso aislado. Entre que alguien se da cuenta y alerta a las autoridades... en menos de un mes un brote en Alemania podría llegar a España. ¡Y si va un infectado en un avión ya sería la repera! Un brote a nivel mundial.

Pero los zombies no pueden existir. Simplemente porque ningún cuerpo, por mucho que cambie, puede moverse sin energía. Para conseguir energía hay que digerir los alimentos y transportar el aporte energético a los músculos, ¿verdad? Pues para eso los zombies deberían respirar, digerir la comida y bombear sangre.

Aunque, ¿no sería posible una mezcla de ambas cosas? ¿Zombies vivos? Ya sé que es como decir que existan las peras olmeras (procedentes de olmos), pero ¿por qué no iba a existir un virus que reduzca tus constantes vitales al mínimo (esto explicaría que no pudiesen correr, por ejemplo), te deje tonto y te impulse al canibalismo? A mi me parece totalmente posible. De echo, si te cortan en cierta parte del cerebro (sé que es en la parte posterior e inferior, pero no recuerdo el nombre) sólo comes y follas compulsivamente. Comes todo lo que pilles y si no encuentras comida, te comeras las hojas de papel, y si no tienes a nadie a quien follarte, te follarás a un agujero en la pared, la pata de una silla o lo que sea. Esto también se ha probado con diversos animales y tuvieron la misma reacción.
Entonces, ¿sería posible o no? De este modo los zombies serían iguales que los entendidos por Max Brooks, quizá un poco más rápidos y sin duda más fáciles de matar, porque aunque sus receptores del dolor estuviesen dañados, podrían morir desangrados igualmente.

Resumiendo: que sea como fuere os leais Zombi-Guía de supervivencia y sigais sus consejos... sólo por si acaso.

3/6/09

Un toque de Rouge: Fiestas de graduación

Bueno, señores, bueno. ¡Esto ya es el colmo! Si es que no puede uno ir por la vida regalándose la vista, a tal punto hemos llegado.
Hace una semana estuve en la puerta de un instituto viendo reunirse a los "graduados" (recordemos que estas fiestas son siempre antes de la entrega de notas), esta noche soñé con una "re-graduación" y no contenta con eso, acabo de ojear las fotos de la última remesa de Maristeños que saldrán al mundo en cuanto acabe el verano.
¡Pero qué desvergüenza, madre mía! ¿Podrían vestirse PEOR? No, imposible, me niego a creerlo.
Los chicos de traje, más o menos acertados, pero correctos. Excepto uno que en mi graduación (jiji) llevaba unos zapatos beiges horriiiibles, pantalones de pana (¡en junio!) marrón oscuro y una chaqueta tostada de tela fina (sin planchar). Creo que debajo llevaba camisa, pero no podría jurarlo.
Bien, prosigamos:

El caso es que estos shows de mal gusto suelen seguir el siguiente patrón:
Charla y discursos en el pabellón del instituto (en caso de ser religioso, misa previa). En mi caso, hablaron director, un exalumno que llegó a algo (director de museos científicos de la Coruña) y dos alumnos.
Luego entrega de títulos falsos y un pin, junto con las inevitables fotos, una con el tutor y otra con alguien importante del APA. En mi caso, cuando llegué al lado de mi tutor, me tendió el "título" y mientras nos girábamos para hacernos la foto con una sonrisa forzada, me dijo: "Odias esto, ¿verdad?" - "No sabes cuanto..."
Tras esto, y dependiendo de la institución, un par de pinchos (a nosotros no nos dieron nada) y traslado al lugar de cena. En algunos casos, lo organiza el instituto (yo cené en el restaurante del Meliá, malísimo) y en otros, los alumnos.
La gente come y bebe, algo de música... y ahí los caminos se separan:
Si hay barra libre en el restaurante/sala de fiestas/chámalle X, allí se quedan a amorrarse a la botella y menear el trasero.
En caso negativo (como era el mío), se suele alquilar un local con barra libre y sin padres. La idea es hacer exactamente lo mismo que en el caso anterior.
Cuando están todos lo suficientemente afectados, se van a los pubs habituales; las chicas se descalzan y rompen medias y vestidos, ellos pierden la corbata tras habérsela puesto alrededor de la frente, prestársela a una chica, etc.
Vamos, lo normal en gente de 17/18 años que sale de fiesta.

¡Pero lo que hoy me ha crispado los nervios son las pintas que llevan! TODAS las chicas van horribles. ¡Cuanto mal ha hecho Inditex! Priman los vestidos de verano, por encima de la rodilla y flojos, en plan saco. Luego están los ajustados, normalmente más cortos. Es generalizado el palabra de honor o las tiras y los tacones sobre los que no saben andar (si no puedes con 10 cm, no te los pongas), normalemente en forma de sandalias veraniegas.
Es decir, un espectáculo tristísimo.
Luego está la chica-tonel (con todo mi respeto a las gordas ballenáceas) que no sabiendo qué ponerse para no enseñar cacha, se meten en un vestido largo. ¡Largo hasta los pies! Cojonudo. Para que se te vea BIEN, por si tu tamaño no fuese suficiente. ¿Sabeis qué conseguís con eso? Parecer una mastodóntica columna de color, ya que no teneis las curvas... "habituales"
¿Y qué pasa con los pantalones? ¿Es que acaso pone en algún sitio que estén prohibidos?
En mi graduación me negué a ir como todos pretendían que fuese. Me negué al vestido. ¿Qué hice? Comprarme un traje negro (chaqueta sin solapas y con un discreto cinturón) y un corpiño. La verdad es que hubiese preferido ir con corbata y camisa, pero mi madre se negó jajajaja
Anyway, yo iba muy propia (me está mal decirlo, pero es cierto) mientras que las demás parecían unas ordinarias en el 90% de los casos. "Este vestido de Bsk monísimo (de lycra) con un chal de color chillón (por ejemplo, verde... y no miro a nadie xD) y unos tacones. Listo, voy ge-ni-aaaaaaaaal." Ya te gustaría, cariño.

Resumiendo, que propongo acabar con esta odiosa costumbre por el bien de los ojos con criterio.
(Un último apunte: ¿qué me decís de ese moreno de solarium + toallitas autobronceadoras + pote que llevan todas?)

29/5/09

Cuento II

Esta noche eres mío. Esta noche no existe nada, no existe el trabajo, no exiten las obligaciones, los llantos ni los gritos. No existen las risas ni los bailes. Sólo existe una desesperada necesidad de ti, de comerme toda tu piel, de desgarrarme el pecho para sacar lo que sea que tengo dentro y que no deja de aumentar como un cáncer. De sudar esta enfermedad, de beber tu saliva que es a un tiempo veneno y antídoto.
Clavo mis ojos en los tuyos, no parpadeo, no lo necesito, todo lo que ansío y mi cuerpo pide a gritos eres tú, a metro y medio de distancia, aunque parezca un centímetro, puedo sentir tu calor entre el de todos los que nos rodean, veo en tu mirada que quieres lo mismo que yo, pero mi deseo es arrollador, esta vez te va a llevar por delante. Mi ansiedad, como las aguas agitadas del mar, se cerrará a tu alrededor y no te dejará ir. No me conformaré con nada que no dure horas y me deje al límite de la resistencia.

Hace calor, el aire está viciado por los cuerpos moviéndose, saltando, cantando, charlando. Fingiendo que mi única y casta intención es llegar a la barra, paso a tu lado y salta la electricidad entre nosotros, mi mano acaricia rápidamente el bulto de tus jeans. Gimo suavemente por la agradable sorpresa. Tu cuerpo nunca me decepciona. Tú das un leve respingo, pero todo ha sido demasiado breve para que entre la confusión alguien notase lo que pasó.
Me hago con una copa. ¿De qué? No lo tengo nada claro. Me giro de vuelta y te abrazo por la espalda, aprieto mi cuerpo al tuyo mientras te muerdo la curva del cuello. De nuevo el mordisco ha sido demasiado rápido y nadie se fija, aunque sí ven mi abrazo. Nada raro, nada fuera de lugar, tengo todo el derecho del mundo a hacerlo.
Me aparto, me retiro unos pasos hacia atrás mientras te giras hacia mi. Te tiendo mi copa, la coges acariciándome la mano y una descarga me recorre al recordar esos dedos en otra parte de mi anatomía. Jadeo. Empiezo a perder la cabeza. Mientras bebes lucho contra el deseo de arrancarte la camiseta. Me acerco a ti, tu mano se posa en mi cadera, explorando lo que hay bajo la cinturilla de mi falda con un dedo.
- Desaparece conmigo. - te susurro al oído.
Pareces reticente, pero cedes cuando encajo mi rodilla entre tus piernas y la subo lentamente para darte una idea exacta de dónde tengo la cabeza. Asientes. Te explico rápidamente el plan, asientes de nuevo.

Me voy, respiro el aire puro fuera de tu presencia venenosa. Pronto te reunirás conmigo y acabará esta agonía. No hay nada que desee más. Ahora eres todo, lo único que hay, nos une una línea recta y todo lo que esté en medio será apartado o destrozado con rapidez...


Odio esperar...

Guía para conseguir anticonceptivos

Decía Sven Hassel que parecía ser el propósito de los estrategas en la guerra el llevar a un soldado del punto A al B dando las mayores vueltas posibles, en plan pinball.
Pues conseguir un anticonceptivo que no sean preservativos o el diafragma es similar. Que vamos, creo que todo el mundo a partir de cierto punto acaba hasta las narices de los dichosos condones. Si no los llevas encima, te quedas sin follar; si se rompe uno, histeria; son caros lo mires por donde lo mires... y nunca será lo mismo que a pelo.

Así que nada, con todos tus motivos en mente eliges pasarte a las famosas pastillas. ¿Qué te dice el sentido común? Ir al médico de cabecera. De allí irás a la charla del COF sobre sexualidad y anteconcepción. Irás, desde luego, cuando tengan hueco, porque en el Centro de Planificación Familiar de Orillamar no te hacen esperar mucho, pero en el otro (Ventorrillo, creo) sé de gente que esperó 4 meses...
Bien, al acabar esta charla (1'30h - 1'45h) te dan un papel confirmando tu asistencia para que se lo des a tu matrona. Pides cita con la matrona. Vas y elaborais tu historia si es que no habías ido nunca. Por cierto, mi matrona es seca como ella sola, dan ganas de salir corriendo de la consulta. En vez de hablar con ella como debería, me limité a decir "sí" y "no" cuando correspondía y huí de la escena del crimen.
El caso es que finalmente me decidí por algo MUCHO mejor que la píldora: la inyección de progestágenos.
Explicación breve: en los 5 primeros días del ciclo te ponen esta inyección y durante 3 meses tienes una cobertura del 99'95% contra embarazos ¡y además no te baja la regla! A los 90 días te pones otra inyección y listo. Sin período de descanso, sin comidas de olla por si te olvidaste de tomar la píldora...

Bueno, una vez has hablado con la matrona, ésta te manda al médico de cabecera (otra vez) para que te dé la receta. Con la receta en mano has de dirigirte a la farmacia. No sé si siempre recetan la misma inyección, aunque creo que es la única en el mercado: Depo-progevera. Gran noticia: 0'25 euros. Aunque te regalasen los condones o la píldora o aunque follases a pelo, te sale más barato. Sólo por lo que te ahorras en compresas xD
Y finalmente, con tu frasquito (mínimo, enano) vas al enfermero de tu Centro de Salud uno de los 5 primeros días del ciclo a que te lo inyecte (justo encima del culo, por cierto). No, no duele. Ni te enteras.

Además de todo esto, la matrona me mandó ir también al ginecólogo del COF cuando cumpla los 21, pero eso no sé si es por la inyección o por rutina uterina.


Si a alguien le sirve de algo, perfecto. Si no, pues ahí queda xD

15/5/09

Día 5

Bien. Sólo me falta una cosa para estar perfecta. Mañana me encargo de eso.

Sólo quería escribirlo para tranquilizar a quienes se preocupan por mi (gracias)

14/5/09

Día 4

Mierda. Una auténtica y puta mierda. Ayer casi acabo con un ataque de ansiedad y hoy... mejor en ese sentido, peor en el tema que nos ocupa. No estoy preparada. Aun.

Parece que hubiesen pasado siglos desde el sueño, pero sigue tan presente, dispuesto a asaltarme a la menor distracción...
No me puedo permitir más errores, no como el de hoy. Tengo que encontrar algo en lo que centrar la mente, algo que me obligue a horas de concentración. ¿Alguna sugerencia?

No siento infelicidad, sólo cierta amargura. Estos errores me hacen sentir viva, pero me hacen morir por dentro, como dice la canción.

13/5/09

Día 3... ¡y ya van 1000!

Bueno, tercer día. Empieza bien, un par de deslices sin importancia, hoy le voy a dar una paliza a esta situación. 'Cos i'm a winner, y todo eso.
(Anotación de última hora: como la vida es así de perra, me la juega duramente y poco después de escribir las líneas de arriba, se carcajea en mi face jodiéndome... ironías)

Otra cosa:
Ya sé que aun no llegué a las 1000 visitas, pero como nuna sé cuando será la próxima vez que pueda actualizar y espero llegar a esa cifra mañana o pasado, doy hoy la noticia.
Que eso, en 33 o 34 días y (con esta) 9 actualizaciones he conseguido nada menos que ¡1000 visitas! Debería haber puesto el contador de visitas hace mucho, así podría masturbarme viendo las cifras jajaja
Saltando la broma zafia, esta cantidad de visitas para alguien con aspiraciones literarias es una pasada. Así pues, no me queda más que daros las gracias a todos, incluso a los lectores indeseables (que sé que los hay, algo inevitable cuando lo que escribes es de acceso público) porque sois vosotros los que me animais a seguir dándole a la tecla.
Además este blog me ha dado mucho: desahogo, risas, he conocido gente gracias a él, he comenzado conversaciones nocturnas e incluso he ligado. Magníficas nuevas tecnologías XD
Gracias a todos.

Una última cuestión: ¿quito la advertencia de contenidos?
De vuestras respuestas depende. Así que por una vez, dejad posts aunque sólo sea para decir "sí" o "no.

12/5/09

Día 2

Poesía. Me vuelco en las versiones originales, correctas y con un punto de dificultad. Anoche me quedé despierta hasta tarde haciendo memoria, rescatando papeles de sus escondrijos con anotaciones de todo tipo: cabreadas, deprimentes, alegres... ¡Cuan poco cambian las cosas a pesar del tiempo! Bajo este pensamiento, y de mejor humor, esperando ganar la batalla de este segundo día, os dejo con Baudelaire en el Leteo:

Viens sur mon coeur, âme cruelle et sourde,
Tigre adoré, monstre aux airs indolents;
Je veux longtemps plonger mes doigts tremblants
Dans l'épaisseur de ta crinière lourde;

Dans tes jupons remplis de ton parfum
Ensevelir ma tête endolorie,
Et respirer, comme une fleur flétrie,
Le doux relent de mon amour défunt.

Je veux dormir! dormir plutôt que vivre!
Dans un sommeil aussi doux que la mort,
J'étalerai mes baisers sans remords
Sur ton beau corps poli comme le cuivre.

Pour engloutir mes sanglots apaisés
Rien ne me vaut l'abîme de ta couche;
L'oubli puissant habite sur ta bouche,
Et le Léthé coule dans tes baisers.

À mon destin, désormais mon délice,
J'obéirai comme un prédestiné;
Martyr docile, innocent condamné,
Dont la ferveur attise le supplice,

Je sucerai, pour noyer ma rancoeur,
Le népenthès et la bonne ciguë
Aux bouts charmants de cette gorge aiguë
Qui n'a jamais emprisonné de coeur.


11/5/09

Día 1

Fracaso. Pero en este fracaso hay cierta victoria, una pequeña ayuda para vencer al final.
Seguiré intentándolo.

10/5/09

Soñei un soño...

Me asfixio, siento mareos al despertar, como cuando te encuentras demasiado cerca de un precipicio y mirando al fondo. He tenido sueños crueles, sádicos por el contraste con la realidad. Siento mi frente arrugada, los miembros poco dispuestos a moverse. Me quedo tumbada, decepcionada profundamente, con la realidad y conmigo misma. Intento volver a soñar, rascarle unos segundos más a la feliz ilusión, pero el sueño ha volado junto con la oscuridad y me encuentro bañada por el sol, con las mejillas ardientes. El espejo me muestra los ojos enrojecidos. ¿Lloré en sueños, tal vez? No lo sé. Me meto en la ducha y desearía que el recuerdo del sueño se fuese por el desagüe como la espuma del jabón. Pero no hay suerte. La mañana va pasando, las horas caminan, no se detienen ante nada, y mis cejas no vuelven a su posición habitual.
La música acaba por hacerme ceder y me encojo con los ojos húmedos. Lucho contra mí misma, respiro profundamente, intentando calmarme, pero no puedo, jadeo y me abrazo el pecho con fuerza. No es justo. Claro que la vida no es justa. De echo hasta es irónico, tanto que casi me río.

Se veía venir. Otra vez. Yu-ju. ¿Opciones? Pocas, ridículamente escasas. Y la única aceptable es horrible. Pero es la mejor. Espero ser capaz, tener el valor de llevarla a cabo.

Llueve. El cielo me manda un regalito. Sobreviviré.

28/4/09

Cásate conmigo

Jajajaja, no, no me voy a casar... de momento ;)
Pero es que esta mañana me encontré con las fotos de una de las peores bodas a las que tuve que asistir y me puse a darle vueltas al tema (como: ya que me sirve el vestido de novia de mi madre, ¿cuándo me van a llevar al altar? JAJAJA). Ahora en serio, las bodas son algo digno de vivir... y de comparar.
Dejando aparte las pijadas de la pedida de mano (¿a qué coño viene eso? ¿no estamos en el s. XXI?) os voy a hacer una simple mención de lo que me gusta de una boda.

Me gusta de las bodas que sean por la Iglesia. No por lo religioso de la ceremonia, que sabeis que me la trae al pairo, sino porque el rollo que sueltan en las civiles no hay quien lo aguante y mientras que en una iglesia te puedes distraer admirando la arquitectura, vidrieras o cualquier otro detalle, en un ayuntamiento poco hay de interés...
Me gusta también esa costumbre de rociar a los novios con arroz a la salida de la ceremonia. ¿Sabeis qué simboliza el arroz? Esperma. Es algo así como un ritual de fertilidad. O dicho de otra forma, un bukake metafórico. Me encanta ver a todo el mundo: viejos, niños, padres y amigos lanzando arroz alegremente mientras me río por dentro.
Otra de mis diversiones (o cruces, depende de cómo tenga el día) es "deleitarme" viendo a los invitados. Teniendo en cuenta que hoy en día es dificilísimo encontrar a alguien que vista bien, es ésta una actividad de despellejar en tu interior a todos los presentes. "Mira ésa que pintas, hay que tener valor para salir así de casa... etc."
Ah, pero sin duda lo mejor es el convite. Una comida por lo general mediocre que podríamos llamar el Espectáculo de A Ver Quien Tiene Peores Modales. Gente remangada, desmembrando marisco con dedos chorreantes, sorbiendo ruidosamente las cabezas de las gambas y mezclando sin orden ni concierto vinos y agua. Digno de ser enmarcado.
Y después de esta exhibición de mala educación, viene ¡¡¡la barra libre!!! ¡Y el baile! Ah, que maravilla, todas esas caras rojas por el alcohol, cuerpos atracados de comida, contoneándose al ritmo de un organillo mientras el sudor empapa las camisas, los vestidos. Las señoras descienden de sus tacones con cara de felicidad y se ponen a hacer la conga meneando culos y servilletas.
Y mientras tanto, tú, sentada dignamente en tu silla, te deleitas con un buen licor riéndote de ellos. O marcándote un baile si la música es decente y hay algún buen bailarín sobrio (como mi buen padre)
Ah... y esa magnífica obligación de invitar a TODA la familia, sin importar la de años que hace que no os veis o que os odieis a muerte. Cuantos más, mejor.

Francamente, no veo que sea necesario gastarse tanto dinero para conseguir que todos hagan el ridículo. Montar un Humor Amarillo versión española con boda incluída sería más divertido. ¡Y mucho más original que eso de ir a casarse debajo del agua en las Malvinas!

Aun así... wanna marry me? XD

22/4/09

Me gusta...

¿Qué mínimo, que estando de buen humor, haga una entrada opuesta a Me jode... ? Como puse 28 cosas que me joden, esta vez pondré 28 cosas que me gustan... y una más para que sea un balance positivo.

Me gustan los libros.
Me gusta el café.
Me gusta la cultura.
Me gusta el Arte (no considerados el cine y los videojuegos, ésta es una lista subjetiva)
Me gusta el té.
Me gusta el sexo.
Me gusta hacer el cabra loca.
Me gusta la juerga.
A mi me gusta cantar y por eso lo hago, no busco el beneficio como tú... (8)
Me gusta bailar.
Me gusta la música (metal, reggae, jazz, clásica, tangos, rap, francesa...)
Me gustan mis amigos.
Me gustan las teorías raras.
Me gusta la buena comida!!!
Me gusta la naturaleza.
Me gusta pasear.
Me gusta el humor negro, los chistes racistas y cualquier broma políticamente incorrecta.
Me gustan los dulces.
Me gustan las viñetas de humor, como Nemi, Liniers, Mafalda, Montt o Maitena.
Me gusta mi portátil, con su conexión a internet.
Me gustan los bebés.
Me gusta la fantasía.
Me gusta la ropa elegante.
Me gusta la Historia.
Me gusta escribir.
Me gusta el acento uruguayo y sus expresiones (estar al pedo...)
Me gusta estar al pedo xD
Me gustan los picnics!
Me gusta ser feliz.

Y me gustan los momentos azules ^^

18/4/09

Cartas a una aspirante a zorrilla I

Querida guarrilla mía:

El otro día me senté delante de la TV (objeto de tu reverencia) y me encontré con una de esas series chachis tipo "Física y Química", "Compañeros" o cualquiera de toda esa bazofia que son exactamente iguales. El caso es que me dije, ¿cómo harán las chavalitas de hoy en día para ser como sus ídolos? ¡Porque el camino para ser una zorra es muy sufrido! No se llega a tal estatus así como así. Y me dije, pues vamos a escribirles una carta a todas esas muchachas indecisas en cuanto a cómo encararse al futuro.

Eres una adolescente, con tus encantos recién adquiridos aun sin estrenar (algo muy apreciado, pues el himen ha entrado en la lista de especímenes en vías de extinción) y no sabes qué uso darles. Supongo que la naturaleza ha sido generosa contigo y te ha dado unos buenos atributos, sino siempre puedes encontrar apoyo y diversos consejos para ser una belleza con un poco de esfuerzo.
Seguramente te has dado cuenta de que empiezan a mirarte con otros ojos (eso se llama mirada sucia, amiguita mía, va siendo hora de que lo sepas) y te gusta. Como para ser una zorra tienes que tener éxito, y sin fama no hay éxito, lo primero es que te miren. Así pues, consigue camisetas ajustadas (o usa las de cuando tenías 7 años) y si tienen mucho escote, mejor. Aprovisiónate de pantalones ajustados (pero no 5 tallas menores, esos los usan las ordinarias y tú eres mucho mejor que ellas) y de faldas ARC (A Ras de Cona). Puedes prescindir de los tacones, pero siempre son un plus. ¡Ah, y no olvides comprarte un montón de maquillaje! Incluído un pintalabios rojo putón.
Ahora que ya estás equipada y probablemente has conseguido que todos tus compañeros de clase hiperhormonados se la meneen pensando en ti, ha llegado el momento de dar el siguiente paso: escoger a uno. ¡Amiga mía! He aquí el paso decisivo de tu carrera, el primero que te pondrá en el camino al estrellato.
Desde luego, olvídate de todos aquellos que tengan granos o que sean unos pringados, por muy amables que sean, con ellos no llegarás a ningún lado. Si puedes, lánzate a por el tío más popular del curso y si puede uno o dos cursos mayor, ¡mejor aun!
Es sábado de noche, estás en la discoteca del momento para adolescentes y te meneas como una perra en celo contra el chico popular. Te rodea la cintura con un brazo y sabes que va a pasar. Pero no sabes el qué. Pues bien, guarrilla de mis amores, no debes pasar de morreos y un poco de magreo, porque tú no te regalas al primero que pasa, tú vales mucho más que eso. Recuerda, NUNCA digas que es la primera vez que besas a un chico, haz un gesto vago y ríete si pregunta; debes hacerte la interesante, una mujer misteriosa siempre atrae.
Después de tan magnífica experiencia, espera al lunes y cuéntales a TODAS tus amigas entre risitas y haciendo como que te callas algo, lo que pasó el sábado. Así empezarás tu propia "leyenda".
Y no olvides la Regla de Oro: la zorrilla jamás de los jamases se enamora. En caso de que consientas en tener novio, que sea el mejor tío al que puedas aspirar y ponle los cuernos repetidas veces hasta dejarlo en una escena de llantos y gritos. Luego airea por ahí vuestra historia (dejándolo a él de culpable, claro)

Has hecho una entrada triunfal en el mundo del libertinaje y ahora no puedes descender de tu trono. Sigue escogiendo chicos guapos y populares, líate con todo un grupo de amigos, invéntate historias, pon a parir a tus contrincantes, haz correr los bulos que te beneficien, etc. Lo que sea por llegar a lo más alto.
Puedes seguir en este camino un año, incluso dos, depende de a qué edad empezases (o sea, que ahora tienes unos 15-16).
Ahora has de pasar a la siguiente fase: ser una calientapollas. Esto no significa que tengas que regalar a los agraciados calzoncillos 100% algodón, sino que calientes y luego te vayas. Y tú me dirás: ¿por qué he de hacer eso en vez de acostarme con ellos? Pues por algo muy sencillo, putita mía, porque así te desearán más y porque en caso de no hacerlo así, a los 25 años estarás tan cedida, que no sentirás nada cuando te trabajen la bisectriz.
Ahora bien, no puedes abusar de este estatus, es IMPRESCINDIBLE que antes de llegar a los 17 cambies el "calienta" por "chupa". Tómatelo con calma, cariño, ¡si la única diferencia con los Chupa-chups que te tomabas en el recreo hasta hace nada sólo es el sabor! Si quieres subir puntos, apuesta por los truquis.

¿Cuántos "hombres" has catado hasta ahora? ¿Muchos? ¡Perfecto! Ya eres una zorrilla en toda regla, para la próxima, Ruptura de himen y cómo sobrellevarlo.

16/4/09

Bajando a buscarte al Infierno

Por compararlo con algo, es como si unas garras me atravesasen el pecho buscando mi corazón y viese los cogajos de piel, la sangre chorreando, mi cuerpo joven y hermoso totalmente destrozado. Y no sintiese nada, sólo un leve entumecimiento. Por fin las garras llegan al corazón y lo rodean lentamente, con delicadeza, como si fuese una flor cuyos pétalos no quisiesen arruinar. Aun late, sigue vivo en sus manos. Y las garras retroceden lentamente, sacando el corazón de mi cuerpo, aun unido a mi.

Ayer me encontré con alguien de mi pasado en lo alto de unas escaleras y casi me tropiezo con él. Lo saludé por su nombre. Fue un acto reflejo, ni lo pensé. Me contestó, pero vi en sus ojos que no me reconocía. Mientras él bajaba, yo me quedé tiesa frente a la puerta del ascensor, preguntándome el porqué de demasiadas cosas. Deseando que se volviese y me preguntase quién soy, cómo sé su nombre... y porque lo saludé.
En su cara hay algo que... se me queda en la mente. No puedo olvidarlo, no puedo obviarlo, hacer un gesto con la mano y que se esfume como la demás escoria que me rodea en esta vida que me toca vivir. Tengo que encontrarlo. Tengo que hacerlo. Es una locura, pero tengo que hacerlo, lo necesito. Tantos años y estoy como al principio...
Mi imaginación se burla de mi, es cruel, me enseña cosas que prefiero considerar imposibles. Ven a escuchar mi corazón, déjame que te abrace... No es necesario que digas nada, sólo quedémonos así hasta que el sueño nos alcance.

No, no lo quiero, por si es lo que estais pensando. Y el primer párrafo no tiene nada que ver con el segundo, creo. Pero si algo sé seguro es que me siento profundamente triste.

12/4/09

Maleta parlante: La Rioja

Ala, nueva sección de mi blog: Maleta parlante, un resumen de mes voyages. Intentaré dar referencias turísticas útiles. Lo que sea por ayudar a mi sector xD

Día 1:
Viaje. Me esperan 6 horas mínimo en el coche. Llevo libros (¿para qué, si me mareo leyendo en marcha?) y una apresurada (y corta) selección de música.
Me quedo frita a los 10 minutos de salir de la Coruña. Cuando me despierto, estamos por León. Un paisaje deprimente. Parada para un café, me como el bizcochito de albaricoque que me dio Julia ^^
Vuelta al coche, parada a mediodía en Olmillos de Sasamón. Lugar adonde por cierto se va de vacaciones la pijería. Curioso. Graciosas las miradas de confusión ("¿por qué si tienen un BMW comen un bocadillo en vez de ir a un restaurante?")
Llegamos a Lardero (a 45 minutos a pie del centro de Logroño) a media tarde.
Deshacemos las maletas y vamos a Logroño a cenar. Nos paseamos por la Senda de los Elefantes. Mucha gente, muchísima. ¿Sabíais que Logroño es la ciudad favorita para hacer despedidas de soltero? Yo me enteré hace nada... Si al menos tuviesen bares eróticos o algo así, lo comprendería, pero no es el caso. Bastantes vascos.
Tapas y vinos. Mis padres tuercen un poco el morro ante mi consumo de alcohol.


Día 2:
Visita a Logroño. Comida cojonuda en El Portalón (asador en pleno centro, unos 30 euros por persona) Paseo hasta el río. Me tiro en la hierba de un jardín. Té con leche y partida de cartas. Vuelta a Laredo.


Día 3:
Madrugar para visitar Nájera (nada destacable, lo que quería visitar estaba cerrado, así que no puedo opinar), Viniegras de abajo y Anguiano (sí, ese sitio por donde los hombres se ponen faldas de colores y se tiran girando cuesta abajo sobre zancos)
Salimos de Nájera, cogemos carreteras secundarias, visitamos Anguiano (no tiene nada especial, aparte de las DELICIOSAS morcillas), nos metemos en medio del monte, la carretera pasa a ser una línea serpenteante entre la pared de roca y el barranco. Y de pronto, un tío en medio de la carretera poniendo una valla. Tras unas palabras con él, nos enteramos de que tenemos dos opciones: dar la vuelta como podamos (cosa chunga) o pasar rápidamente hasta el otro lado del tramo cerrado (íbamos hacia Viniegras a comer, luego teníamos que dar la vuelta) y esperar allí hasta las 18h a que abriesen de nuevo y poder volver ¬¬
Así que pasamos a toda velocidad por 6 km sin asfaltar, sorteando piedras enormes, camiones y obreros. Llegamos a Viniegras de abajo. Sólo hay un par de casas (y cuando digo un par me refiero a DOS), un hotel y un restaurante. Muy recomendable este último. Muy barato, buena comida y buenas raciones. Una agradable sorpresa encontrarse con "sopas de ajo" entre los primeros. Oda a las sopas de ajo:
¡Delicioso plato
de sopas de ajo,
que caliente consuelo
al cansado viajero
proporcionas con tu digna
sencillez!
Quien te encontrara
allá donde viajara
para paz del cuerpo
castigado por el mal tiempo
y del alma agotada.

Tras tan cutre exhibición de versos, prosigo. En las horas que tuvimos que esperar, hice un par de fotos del paisaje y una lámina del mismo.
Pasamos por el Monasterio de Valvanera. Hay nieve en las montañas. Y un expendedor de velas a 1'40 euros cada una. Vuelta a casa. Cena a base de morcilla... humm...


Día 4:
Visita al museo del vino Dinastía Vivanco. No está mal. Me gustó la parte de obras de arte relacionadas con el vino. De echo, esa parte me encantó. Y tampoco estaba mal la colección de sacacorchos.
Pero no puedo darle un 10, porque no probé el vino. Con la entrada al museo te dan una cata de vino, pero como no había nadie allí, me quedé sin cata, sin vino ni posibilidad de borrachera. Deprimente.
Comida en el pueblo de al lado, Briones. Pueblo encantador, la verdad. La iglesia de nuestra señora de la Asunción es, a falta de una expresión mejor, la HOSTIA. Se nota que allí hubo pasta. Mucha, mucha pasta. La iglesia es... ¡fa! No podría deciros. Las paredes tienen unos frescos preciosos, las capillas muy hermosas, también. Y la sacristía... sin palabras. Había expuesto un libraco enorme de cantos gregorianos que a saber cuantos siglos tenía. Por un euro (sólo un euro!) podías escuchar 10 minutos de música de órgano (hermooosa) y por 0'50 se encendían las luces.
Restaurante: Los 4 Arcos. Muy recomendable, carne buena, los primeros (en la Rioja son muy típicas las alubias) también, pero las alubias picaban cosa fina.


Día 5:
Nos quedamos en casa. Se agradece. Me paso el día en la cama leyendo. Teniendo en cuenta que me he estado acostando a las 2 de la madrugada los días anteriores, hoy me levanto a mediodía.

Día 6:
Visita a otro pueblo, ¿cual? Ni idea. ¿Dónde comimos? Ni idea, en serio.


Día 7:
¡Vuelta a casa! Parada en un pueblo a tomar un café. A mediodía parada al lado de una gasolinera de aspecto deprimente para comer un bocata (que recuerdos de infancia...) encogidos por el viento helado. Llegada a la Coruña ¡tatatachán! a mediatarde.

The End

11/4/09

De vuelta

(Nube de humo, una figura envuelta en una capa negra aparece soltando una carcajada cruel)
¡He vuelto!

No me echasteis de menos, ¿verdad, viejas putas? Bueno, pues yo sí os eché de menos, a vosotros y a la conexión a internet.
Ya os contaré mis andanzas, ahora arrastraré mi cansancio para salir a disfrutar del reencuentro con mis amistades (ogh, la vida social me reclama)

3/4/09

Cuento I

Un último cuento antes de irme:

Un club de baile, unas copas en la mesa, la gente charla. Una gota resbala por el cristal de mi vaso hasta la mesa. Levanto los ojos hacia ti y descubro que ya me estabas mirando. Sé que eres consciente de la situación, de que recorro tu boca con los ojos, de que sé qué parte de mi cuerpo observabas... y de que como tu mujer se entere de que estás aquí, vas a tener un problema. Me importa un comino. Fuiste tú el que eligió llamarme, el que cuando nos saludamos, se quitó la alianza del dedo y la guardó.
Nuestras rodillas se juntan furtivamente y ambos sabemos que no fue accidental.
No te entiendo en absoluto, pero hoy lo olvidaré por unas horas, ignoraré los últimos años, que fui testigo en tu boda y que tu esposa sigue odiándome a día de hoy. Siempre diré que fue un error que le contases todo.
Te pones en pie y me tiendes una mano sonriendo. Sé qué tramas, y sabes igual que yo que es una pésima idea que nos pongamos a bailar. A pesar de ello, me moría de ganas por que me sacases a la pista desde que llegamos.
Posas la mano en mi cintura y... un dos tres cuatro cinco seis siete ocho. Fin del paso base. Salgo airosa de la primera prueba, luego supero los ochos, hacia delante y hacia atrás. Finalmente la pequeñísima parte de mi cerebro que se ocupaba de centrarse en los pasos, deja su tarea y se dedica a intentar no derretirse literalmente entre tus brazos.
Me miras a los ojos, suspiras levemente y paseas la mirada por el bar. Se diría que estás distraído, pero me atraes un poco más hacia tu cuerpo y hasta la última fibra de mi cuerpo arde de deseo por ti. Mi moral me dice que esto es horrible, fatal, imperdonable. Pero eres tú. Eres tú, maldita sea. Si no hubiese sido tan estúpida en el pasado, te hubiese tenido sólo para mi, podría bailar contigo sin pensar en que tienes una esposa que te espera en casa. Y te conozco tan profundamente que sé qué es lo que pasa. No tienes valor para dejarla. Seguro que aun la quieres, no te atreves a hacerle daño... y aun con todo, no puedes seguir con ella. Por eso me has llamado. ¿Porque no me has olvidado? ¿O porque quieres que te de lo que ya no interesa que te de tu señora? Ah... te advertí que ella llenaría tu cama de tedio.

- Dime, ¿por qué sigues con ella? - te susurro.
Te encoges de hombros como quien le quita importancia, pero te conozco lo suficiente para traducirlo como una mezcla de culpabilidad e ignorancia.
Seguimos bailando y ya no hay más espacio entre nosotros que la ropa.
- ¿Nos vamos de aquí?
Adivino a qué te refieres, pero quiero oírte decirlo.
- ¿Adónde?
- A mi casa. - te miro interrogativamente - Está de viaje.

Abres la puerta y veo pequeños cambios que indican tu convivencia con la otra. Es irónico que piense eso, si en realidad la otra soy yo. Entramos en tu cuarto. Aun no me has besado y casi tiemblo de impaciencia como una adolescente. Dejo el bolso y el abrigo y me giro hacia ti. Toda duda o culpabilidad se ha evaporado de tus ojos. Te acercas y me besas, primero lentamente, de forma dulce, luego más lujuriosamente, me abrazas con fuerza, tu mano recorre mi muslo y decido que ya es hora de quitarme esta ropa que tanto me molesta.
Cae lentamente la ropa, besas mi cuello. No entiendo el porqué. ¿Por qué yo? ¿Por qué ahora? Aparco esos interrogantes mientras nos tumbamos en la cama y me recuerdas porqué aun estás en mis sueños.

No sé cuanto tiempo ha pasado, estoy recostada sobre tu pecho, arropada por tus brazos, siento cómo olas de calor salen de mi cuerpo y cómo una capa de sudor pegajoso nos recubre. Los interrogantes vuelven de nuevo a mi cabeza, pero antes de que diga nada, tú rompes el silencio:
- No creía posible que volviésemos a estar así.
- Eras tú quien tenía que elegir.
- Sí, pero... bueno, no creí que fuese a ser... infiel.
- Sigues con ella porque quieres. - argumento tajantemente.
- ¿No pensaste que quizá aun la quiero?
Estuve a punto de contestarte que ése es TU problema, no el mío, pero sé que eso sólo te hará daño y no arreglará nada, así que me limito a besarte.
- Debería irme, mañana madrugo.
Asientes y te incorporas. Me siento en el borde de la cama, pero me siento incapaz de vestirme. Te beso de nuevo, te rodeo con piernas y brazos y dejo que mi melena se desparrame sobre tu hombro.
- Pero no quiero irme. - Te pones tenso. Sabía que lo harías. - Es cómodo estar contigo.
Te relajas de nuevo y me besas. Sí, es endiabladamente fácil estar contigo, mi alma está desnuda frente a la tuya y viceversa. Nos conocemos tan profundamente a pesar de los años, que estar desnudos es lo más natural del mundo.
Tengo que irme. Me visto y me despido de ti con un beso. Sé que es muy probable que esto no se repita. Conduzco a casa a toda velocidad y no sé si es el dolor, la incredibilidad o la felicidad lo que me mantiene despierta hasta el amanecer.

31/3/09

Cuento con moraleja

Conste que este cuento no es mío, pero está versionado por mi. Si supiese quien es el autor, lo escribiría, pero...

El gorrión, la vaca y el gato:

Érase una vez un gorrioncillo que cuando se acercó el invierno no quiso emigrar. Todos sus compañeros se fueron y él se quedó disfrutando de los últimos días de calor. Pero llegó el frío y al cabo de unas semanas, el pobre pajarillo decidió que casi mejor se iba al sur. Y más bien que mal, alzó el vuelo, con tan mala suerte, que al cabo de un rato se le congelaron las alas y como un planeador fue a caer en una cuadra, tras los peligrosos cascos de una vaca.
Y estando allí tirado, con las alas estiradas como un Cristo crucificado, vio que la vaca levantaba el rabo, con lo que rápidamente hizo las paces con Dios y murmuró un débil "adiós mundo cruel" justo antes de que una bosta inmensa lo sepultase. Con tanta suerte que el calorcillo descongeló sus alitas y muy feliz, el pajarillo se puso a chapotear en su montoncillo de mierda. Pero por allí pasaba un gato, que al ver movimiento se fijó y vio que era un gorrión. Sigilosamente se acercó a él y ¡zas! se lo comió.

Moraleja 1: No todo aquel que te echa mierda encima es tu enemigo.
Moraleja 2: No todo aquel que te saca de la mierda es tu amigo.
Moraleja 3: Si te gusta jugar con la mierda, intenta que nadie se entere.

A ver si os sirve de algo... xD

30/3/09

Mi vecino

Es un tema curioso eso de la relación que uno tiene con sus vecinos. Yo gozo de mis relaciones de vecindad con... 29 personas, un perro y un gato. Por desgracia al gato no lo veo casi nunca y al perro lo huelo más de lo que querría, pero bueno, es inevitable cuando es un animal obeso que no puede subir un piso por las escaleras con una dueña obesa que echa los bofes haciendo ese mismo esfuerzo.
Hay incluso una niña pequeña, rubia con unos ojazos azules. ¡Que rápido crecen los niños! Hace nada, era una cosita que no sabía caminar. Me pregunto cómo me verá desde sus ojos infantiles. Supongo que le parezco casi tan mayor como su madre, en una edad que tardará siglos en alcanzar. Lamento pensar que probablemente me perderé verla en su esplendorosa adolescencia y el paso a la madurez. Una pena.
Comparto portal también con una familia muy agradable que tiene dos hijos, la chica estudió la misma carrera que yo y él es una de esas personas tímidas que no hablan cuando te los encuentras en el ascensor y que camina despacito cuando bajais los dos del bus para evitarse subir juntos en el ascensor o que incluso sube a pie los 4 pisos hasta su casa por no ir acompañado.

Las conversaciones de ascensor. Otra cosa curiosa. Normalmente versan sobre el tiempo, el paseo que tu vecino ha dado y que te importa un carajo, las preguntas sobre los estudios (muy recurrido) y chorradillas diversas aderezadas con silencios incómodos y miradas al indicador del ascensor o a una esquina.

Otros de mis vecinos son los típicos tocapelotas. Es inevitable que los haya. Al principio dieron muchos problemas, pero ahora, con esta "crisis" se les bajaron los humos, se ve que andan preocupados por otros temas.

Pero yo quería hablaros de mi vecino de abajo. Lo conozco de toda la vida, debe de tener unos 5 años más que yo. Incluso vino a uno o dos de mis cumpleaños.
Es tímido, muy tímido. Sé que está trabajando y que apenas sale. Creo que no tiene novia, pero no podría jurarlo. Se pasa el día en casa, delante del pc, según cuenta su madre.
Su existencia podría pasar inadvertida para mi si no fuese porque cuando me acuesto tarde, a eso de la una de la madrugada, lo oigo dar vueltas en la cama, de vez en cuando se levanta y va al baño. Es curioso que oiga todo esto cuando de día no oigo nada. Supongo que de noche al haber menos ruido ambiental y al aguzar el oído, puedo escucharlo.
Me pregunto siempre cómo es que teniendo que madrugar para ir al curro, se acueste tan tarde. Y por que da tantas vueltas en la cama.
En esos momentos siento una especie de simpatía hacia su persona que desaparece cuando me toca escuchar su música de mierda. Hace unos años tuvimos un pique por eso... Escucha la típica música dance/house/techno o como se llame esa basura chunda-chunda. Así que cuando en su juventud le dio por poner la música a todo volumen, yo puse los altavoces pegados al suelo y reproduje al máximo un par de canciones estilo Decapitated (grandísimo grupo, por cierto). Con lo que llegamos a un feliz acuerdo y pasaron varios años hasta que volvieron a llegar a mi las notas de su porquería musical, sólo que esta vez fue con menor volumen y ya no me molesté en coartarlo. Si quiere que le sangren los tímpanos, es asunto suyo.

El día de mañana quiero tener unos vecinos tan cojonudos, poco molestos y silenciosos como los actuales.

26/3/09

DIN A3

¿Sabeis lo que es DIN A3, aparte del tamaño de una hoja? El otro día me atacaron frontalmente unos jóvenes con pintas hippies, me pusieron un papel en la mano y más o menos me soltaron el siguiente monólogo con cara de mala hostia y a un volumen innecesariamente alto:
- ¡Hola compañera! ¿Conoces DIN A3? Es un periódico en contra de la guerra y de la violencia, porque ya está bien de que maten a un montón de gente por los intereses de unos pocos y por el petróleo. Porque nadie protesta y...
A todo esto, yo iba echándole un ojo por encima al papelajo, cuando leí algo de "burgueses", me dije: ya está bien de escuchar a estas gentes. Y en vez de decirle que se metiese su papel por donde le cupiese, porque para empezar yo no soy su "compañera" ni su "camarada" ni nada que se le parezca y para seguir las guerras no se van a parar por mucho papel que repartan, me desembaracé de ellos mientras sus voces me seguían y aun tuve que cruzarme con una compañera suya más adelante de la que pasé olímpicamente cuando intentó venderme lo mismo.

¿Por qué la gente pobre y honrada como yo ya no puede caminar por la calle sin que lo asalten para pedirles una donación para los niños de África, para los enfermos, para los pobres, para los enfermos cardíacos...? Señores, ¡no me sobra el dinero! ¡No tengo ni para los 0.25 euros que costaba ese DIN A3! Y aunque los tuviese no lo pagaría. Creo en la maldad del ser humano. En mi opinión no son ni los dados de Dios, ni el Destino, ni leches lo que mueve el mundo. Lo mueven la maldad del ser humano y su avaricia, sea esta de poder, sexo y/o dinero. Esos son los motores del mundo, o al menos de la sociedad (que es lo que nos ocupa)
¿Y se creen que ellos van a parar las guerras por vender 4 panfletos? Venga, nenes... Me parece muy bonito que tengais vuestros ideales y tal... Pero los ideales no paran balas (comprobado en la Guerra Civil, ¿verdad?) ni curan a los heridos, ni dan de comer a los huérfanos.

Así pues, déjennos en paz. Ya sé que la idea es concienciar, que esto promueva cambios de Estado y así detener las guerras, pero es que eso no es ya utópico... ¡es una quimera! Me río sólo de pensarlo.

23/3/09

Cuento de Navidad

Estoy tumbada en tu cama, de lado, con los ojos fijos en la pared. Con una mano mantengo la sábana tapando mi desnudez. Te oigo en el baño, creo que te estás peinando. Tarareas algo entre dientes. Yo no encuentro fuerzas ni ganas para levantarme. Siempre me dejas vacía, siempre queda un abismo insalvable entre ambos, y no sé si te das cuenta, pero al menos no lo parece.
Por un segundo se me ocurre preguntarte cómo es posible que no tengamos nada que decirnos, que no nos conozcamos de nada, pero permanezco en silencio y sonrío, desgraciada, mientras se me humedecen los ojos.
Interrumpes el rectángulo de luz que cae sobre el suelo al apoyarte en el marco de la puerta del baño. Me dices algo con una sonrisa. Te contesto sin darme cuenta de qué pronuncio. Vuelves adentro, bien vestido y dejando un olorcillo a perfume.
No sé qué demonios hago aquí. Cada vez espero que algo sea diferente, que por una vez no te levantes de la cama y te quedes abrazándome. Y cada vez me repito que fui una ilusa por esperar que algo cambiase.
Aparto las sábanas y pongo los pies en el suelo frío. Me visto maquinalmente, buscando la ropa diseminada por la habitación. Tú sigues ahí dentro, sigues con tu cancioncilla. Tu cuarto parece ahora el lugar más desolado y frío del mundo. Fuera empieza a nevar. Veo unas lucecitas de colores parpadear y recuerdo que mañana es Navidad y que en mi bolso tengo un regalo para ti. ¡Cuan absurdo!
Me recojo el pelo frente al espejo y, sin prisa, me maquillo un poco. Miro a mi alrededor por si olvido algo. Como una polilla atraída por la luz, mis ojos buscan tu espalda. Estás poniéndote la corbata. Pienso en darte tu regalo, ya ni siquiera recuerdo qué compré.
Me pongo el abrigo y camino hacia la puerta. Los tacones resuenan contra el parquet. El pomo de la puerta está frío y se cuelan unos copos de nieve antes de que pueda cerrarla tras mi espalda.
Por las calles caminan parejas bien juntas, mezclando el vaho que sale de sus bocas. Yo camino sola a casa. Ni siquiera sé si me importa. Dicen que no está bien que lo único que haya sea el sexo. No lo creía posible antes de conocerte, pero así es. Ni un sólo pensamiento, ni un sólo sentimiento hacia ti después de estar juntos. No hay nada.

Adiós para siempre, querido, y feliz Navidad.

21/3/09

Ma déshabillée muse

Oh, Belleza, vuelves de nuevo a mi. Tanto tiempo te busqué y tú, burlona, te ocultabas... Pero estás aquí, entre mis brazos una vez más, mis dedos te recorren de nuevo. Sé que desaparecerás antes o después, pero mi amor por ti seguirá puro, esperando tu regreso. ¿Cuándo huirás de mi? No lo sé, no quiero pensar en ello ahora.
Mis dedos viajan por tu piel, siguiendo la línea de tu costado, la suave caída de la cadera hacia la cintura, suben por tus costillas y deshacen el camino distraídamente mientras mis ojos siguen por el hueco de la axila, el brazo levantado en una postura indolente, la melena desparramada con negligencia sobre la cama...
Todas las primaveras iría a sosegar mi frente cansada por el invierno en tu vientre. Y luego trenzaría flores en tu pelo para adornarte como mereces, oh musa amada.
Quisiera fundir mi piel con la tuya, amoldar mi cuerpo al tuyo, en una proximidad imposible, hasta que gozar de tu tacto y del latir de tu corazón me agotasen, y entonces me alejaría para cansar mis ojos observándote.
¡Ah, Belleza, en que dulce tormento me hundes, en que amada prisión me encarcelas! Alargaría prestas las manos hacia ti, para que me pusieses esos grilletes que me atan a tu cintura.
Como una ninfa, me abrazaste bajo el agua, tus labios besaron mi piel mojada, el líquido elemento corría sobre nuestra desnudez, envolviéndonos en una crisálida flexible en la que nos quedamos una eternidad, mientras nuestras manos juegan inocentemente, reímos, nos damos besos acuosos y tu pelo, mi tesoro líquido, cambia de color entre mis manos.


¡Viva! Mi inspiración ha vuelto, creía haberla perdido, pero bastó tu belleza espléndida y desnuda para encontrar que eras la encarnación de la Diosa a la que amo y rindo pleitesía: la Belleza.
Pero mi musa me obliga a cortar el texto idealizado y platónico y tira de mi hacia terrenos más humanos, así que en vez de acabar esto en otro Cuento para Mayores, lo dejo aquí.