28/9/08

Valor

Hoy me pongo en pie para alzar mi copa por el valor.

Por el valor de escupirle a la vida cuando te da por culo.
Por reírte en su cara cuando te dice "no".
Por el valor de romper con el pasado.
Por el valor de seguir adelante sin mirar atrás.
Por aguantarme (todos recordamos esa gran frase de Pata...)
Por echarle un par para decir "te quiero" y por volver a echárselos cuando te das cuenta de que tienes que seguir adelante porque no te van a contestar.
Por atreverte a picar un poco más alto, a alzar la cabeza y aspirar a algo, aunque sepas que las caidas serán mucho más duras.
Por osar luchar, porque es algo que ya no se estila, pero que es lo que llevo haciendo toda la vida.


Ojalá, de verdad, OJALÁ lloviese. Me muero por uno de esos paseos bajo el agua fría, escuchando música que truena a todo volumen en tus oídos y cantarla mientras vas a paso rápido y la gente te mira raro, por la cara de mala hostia y por ir cantando sin que te preocupe que te oigan.
Me muero por una charla con Manu y decirle "todo esto es una mierda y no nací misógina, pero me han hecho así, después de dar y recibir muchas patadas".
Quiero que vuelva el invierno porque parece que el frío me proteje en su cámara de viento y agua.
Quiero que la gente deje de ser hipócrita. Quiero que la gente sea valiente y diga las cosas como son. Quiero que se dejen de disfraces y mentiras. Porque a ese juego jugábamos todos a los 14 años y nos iba bien, pero ya crecimos y todos tenemos demasiados problemas como para seguir así.
Quiero dejar de ser una sustituta, ese colchón que está ahí para amortiguarte la caída cuando tu novia te deja y ponerte una sonrisa totalmente hormonal en la cara hasta que vuelvas con ella. Porque la estafada soy yo y luego resulta que aun por encima las palabras crueles son para mi.

Y aunque me jode, voy a dormir sola en esa cama. Porque dije que contigo o sola. Y no pienso volver a echarme atrás en mis decisiones. Aunque yo también estoy hasta los cojones de despertarme sola, ¿y qué creías? ¿Que la vida sólo te maltrata a ti? Juas juas, colega.

Hoy sí hay besos, niños, hay besos para todos y piruletas de colores, y los sueños vuelan en Montgolfiers soltando polvo de hada sobre vuestras cabezas porque os lo mereceis. Y los que no se lo merecen, dará igual, porque sus vidas seguirán siendo una mierda, que al fin y al cabo es lo que han elegido. Es lo que habeis elegido.
Hoy sí hay besos, niños, porque se ha acabado. Y tal vez haya esperanza, porque la resaca me recuerda que estoy viva.
Hoy sí hay besos porque he sabido reírme. Porque me he planteado seriamente, pero con una sonrisa en la cara, aceptar esa invitación. ¡Que cojones! Aceptar esas TRES invitaciones. Y pasar de todo, hundirme en ese olvido delicioso de un colchón caliente, manchar un poco más mi alma si es que existe y seguir adelante con la cabeza bien alta, luchando, siempre luchando.
Porque ahora emborracharse vuelve a ser rutina. Y la resaca de los domingos. Y los puntos naranjas van de tres en tres. Y no me siento mal, ni triste, ni enfadada. Por eso hoy quiero dedicale una entrada al valor.

26/9/08

Un buen hombre

No tengo muy claro cómo me vi envuelta en esto, pero supongo que empezó cuando mi hermana me preguntó: "¿Quieres 15 euros por no hacer nada el viernes por la mañana?" Y evidentemente, respondí que sí. Luego me enteré de que la cosa consistía en vestirme de pija, con ropa otoñal (?) y presentarme en la facultad de Derecho a las 10h.

La historia fue la siguiente: nos metieron a todos en un aula tremenda, nos pasaron el típico "autorizo a Alén Films a distribuir mi imagen en la película Un Buen Hombre blablabla..." y después de MUCHO esperar, nos mandaron por tandas a estética (JAJAJAJA). ¿Y qué me encuentro allí? Pues a esta señoriña (da grima lo delgada que está... irónicamente tiene celulitis... pobre) con unas mallas plateadas (AGHH) y unas botas más feas aun, mirándome con ojo crítico y de repente me dice: "Ay, mira, ven conmigo!"


Y echa a corretear hacia los "probadores", coge un vestido para que me lo ponga y se esfuma de nuevo. Allí había una señora rosmando por lo horrible que la habían puesto (y tenía toda la razón... y quedó aun peor cuando la peinaron). La "estilista" pareció muy feliz con el resultado, aunque yo no lo tenía tan claro... No sé yo si la ropa pija me va bien... Me repeinaron y nos mandaron de nuevo al aula. Después de un bocata, nos explicaron en qué consistía nuestra misión: sentarnos en el salón de actos, escuchar un acto de apertura de curso y aplaudir al final del mismo. Es decir, fingir ser buenos estudiantes de Derecho.

Después de 2 pruebas y 5 tomas, quedó perfecto. Fue interesante (1-1-5ª, cámara!, cuadro!, Tristán...). Luego 15 pavos y cada mochuelo a su olivo. Pero todo esto nos llevó 5 horas y media ¬¬



Y eso es todo, después de un té helado con mis cuñados y mi hermana, un intento de siesta (¿¡¿por qué no puedo dormir?!?), aquí estoy, con 15 eurorrr en el bolsillo y ganas de salir mañana (e intentando recuperar medio litro de sangre, claro).

24/9/08

Boikot a los zapatos!

No he podido evitarlo. La tentación era demasiado grande :D

Punto número 1: Yo lo sé todo.
Punto número 2: Si no lo sé todo, al menos SIEMPRE tengo razón.
Punto número 3: Descalzaos y salid a dar un paseo.

Jamás creí que un paseo ligera de ropa y descalza por la Coruña me pudiese subir tanto el ánimo. Cierto que la gente te mira raro, pero ¿qué importa? Simplemente quise sentir algo bajo los pies y me descalcé. Y así me pasé casi toda la tarde.

El caso: Yo soy yo, sí, pero vivo en una sociedad, una sociedad que pasa de cómo soy como de la mierda, así que en vez de hacer lo que YO querría, me gustaría o lo que sería natural en mi, me toca jugar el rol que me han adjudicado. Así que nada, sólo queda asumirlo (otra vez) e intentar encontrar si no la felicidad, al menos el equilibrio en la tormenta que me toca vivir. ¿Felicidad? Bueno, francamente, no lo creo, pero estando ahí los amigos, ¿qué más pido?
A cada cual le toca lo que le toca y puede que no lo encaje con una sonrisa, (a ver por qué cojones tengo que poner cara agradable aun por encima) y que me vuelva un poco más cabrona de cada vez, pero lo acepto. Es mi vida. Y no me gusta. Pero es lo que hay.

"En vez de en un cubata, prefiero gastarme el dinero en un gramo de coca"

23/9/08

Re-vacaciones

Sí, me voy a tomar unas vacaciones de verdad.
No estaré por aquí ni en el msn por unos días, si es algo importante seguís teniendo mi móvil.

En serio, no quiero quedar con nadie, así que preferiría que no me llamaseis... Bueno, tampoco es que lo hagais demasiado, ¿no? xD
Un pequeño favor: no pregunteis. Nada. Cero preguntas.





¿Quién no quiso alguna vez
algo que no pudo tener?

16/9/08

Vacaciones

Vacaciones por fin... y me siento tan vacía! Si hay una forma rápida y simple de humillarte es olvidar el lugar que te corresponde en el mundo y yo he cometido ese error. Nada que no pueda arreglarse con una temporada lejos. Espero.

Ya se acabaron los exámenes y el futuro se perfila liso y doloroso como un folio blanco al sol: dos semanas de no hacer nada. Dos semanas en las que escaparé de mi madre, de preguntas, de todo y de todos. La verdad, añoro Bath a más no poder. El día uno, a Vigo, el día 3... se supone que hay concierto, pero a no sé si iré. No tengo ganas. Sólo me apetece volver a ese cementerio, sentarme al pie del árbol, al sol. Y simplemente, estar allí, disfrutando de lo que me rodea.
Acabo de recordar que en ese mismo cementerio grabé un nombre junto al mío. Lo había olvidado totalmente... Pues supongo que allí seguirá, el nombre de dos españoles en un arco de un cementerio británico, como demostración de que después de meses y meses, lo había llevado conmigo al otro lado del Canal.
Pero eso son viejas historias.

Ahora nada es como entonces, ni de broma mejor, pero el mal era diferente. ¡Cuan diferente!


"Y ahora ya no puedo prestarte mi abrigo
ni quitarte la ropa, ni sudar contigo
ni perder la calma, ni decirte las cosas
que nunca te he dicho
Y ahora ya no puedo prestarte mis alas
ni subirte la falda
ni cogerte con vicio
ahora da lo mismo reírse de todo
que llorar por nada"

(Quique González)

13/9/08

GRITO

¡QUIERO GRITAR! Sí, quiero hacerlo y me da igual. Quiero correr hasta las rocas del mar, quiero correr alejándome de todo, de todos, de vuestra mierda, de mi vida de mierda, quiero dejarme caer en las rocas y hacerme daño en las rodillas y, entonces, cerrar los ojos y gritar. Gritar hasta vaciarme. Gritar mientras lloro de rabia y frustración por todo esto. Gritar porque no puedo arrancarme la piel a tiras, porque quisiera tener garras con las que llegar fácilmente a mi corazón, para arrancarlo, separarlo de sus venas y arterias y arrojarlo lejos, para no volver a verlo jamás. Que se pudra bajo el sol. Que me deje en paz.
¿Por qué no existe Dios? ¿Por qué no puede haber algo que imponga justicia o al menos sentido en este mundo podrido, muerto, hipócrita y vergonzoso? Odio esto. Odio vivir así, odio lo que me ha tocado vivir y odio tener que agachar la cabeza para levantarla de nuevo, sonriendo y diciendo que no pasa nada, que son sólo tonterías mías, chorradas de una niña que quería ser emo, pero que como no le gustaba el flequillo se quedó en gótica. Odio no poder gritaros a todos que sois unos gilipollas y que no sabeis nada, gritaros la verdad, decirle a ese pesado de mierda que es un pesado de mierda y que me deje en paz, que tengo problemas y no tengo porque aguantarlo. Admitir que mientras escribo esto lloro y que cada vez que pienso en el tema lo hago. Y que quisiera morirme por la impotencia, pero que la idea del suicidio es tan estúpida como pensar que un abrazo lo arregla todo. Quisiera ser más valiente para poder decirte... ni valor tengo de escribirlo, temiendo que lo leas. Decírtelo para dejar esta indecisión y que al fin sea algo: una piedra más en este camino de espinas o una alegría que alivie un poco el cansancio acumulado en el corazón. ¿Cuántos años hace que se empezó a torcer todo? Dios mío... tantos años ya! Y a cada año que pasaba, las cosas iban peor. Cuando lo antiguo se empezaba a creer arreglado, surgía algo nuevo. Y cada vez peor. Tan malo que te preguntas temblando qué será lo siguiente.
Pero llega un punto en que estás tan cansada, tan harta de todo, tan... sobrecargada, que dejas de temblar, cuando llega otra andanada, agachas la cabeza y sigues adelante, con tantas heridas que quieres desplomarte y morir en el instante, pero sabes que no pasará y que además eso será un golpe más para los que te acompañan en tu camino, así que por ellos y por ti, porque aun sabes lo que son el honor y el valor, sigues.

¡Cuántas noches he soñado despierta con la tortura, con el dolor y el asesinato! Ojalá arreglasen algo. Sí, ¡ojalá! No me importaría pasar 20 años en la cárcel por homicidio si con ello pudiese arreglar toda esta mierda.

Odio la pregunta: ¿porqué? o ¿por qué a mi? No tiene respuesta y no me gusta empecinarme en lo que no tiene solución. Soy así. Pero de vez en cuando, la pregunta salta a mi mente con crueldad y quisiera golpearme la cabeza para que salga de ahí y no vuelva nunca.
Todo el verano sin ver a mi psicólogo me está pasando factura en las cada vez más frecuentes caídas en la desesperación, cuando veo que no cambia nada, que todo sigue igual de mal y que no parece tener arreglo, que por dentro sigo igual de dolida. Sí, ya no me emborracho cada noche que salgo, ni me dedico a hacer el capullo por ahí delante, pero por dentro, el dolor es el mismo, la impotencia, cómo se me desgarra el corazón al ver esas lágrimas, al acogerte en mis brazos intentando estúpidamente consolarte, sabiendo que nada de lo que haga lo conseguirá. Y me mata. Esto me está matando. Llevo años muriendo. Y me alegro por mi abuelo, bendito sea, que ya murió. Que suerte tienen algunos. Me alegro incluso por mi abuela, tan senil que no se entera de nada. Su estado es vergonzoso y humillante, sí, pero no entera de nada!
Y me duele tanto ver a ese amigo, tan importante para mi, mal... ¡Me duele tanto mirar en sus ojos y ver el dolor atroz! Ojalá pudiese dar un brazo por aliviar su dolor. ¡Ojalá pudiese dar la vida por aliviar la vuestra!

"Mira delante", "tienes que ser valiente", "eres una persona fuerte y puedes con esto" etc. LAS ODIO! Odio que me digan eso. ¡Porque son frases tan manidas y estúpidas! No me ayudan, no me consuelan, no me hacen dormir cuando tiemblo de dolor en la cama.

"¡Dormir ansío! ¡dormir, no vivir!"
Te quiero, maldita sea, te quiero y ojalá tú me quieras a mi la mitad y tengas el valor de aguantarme como soy.

Lenguas e insomnio

Anoche me acosté a las 5'30h. Pero di tantas vueltas en la cama, que me aburrí y di un paseo por casa. Tras una discusión con mi móvil (¿cómo se le ocurre sonar a esas horas?) y un vaso de agua, me quedé mirando por la ventana. El color anaranjado de las farolas en el asfalto, el choque rítmico de las olas contra la arena, los árboles agitados por el viento... No creo que lo viese realmente. Son paisajes tan profundamente enraizados en mi mente que podría describirlos al detalle sin verlos. No tenía sueño, pero sí sentía la necesidad de descansar el cerebro. Lo malo del insomnio no es el sueño, es que llega un punto en que tu cerebro deja de rendir. Como dicen en el Club de la Lucha: nunca estás del todo despierto ni del todo dormido. Y presentía que se acercaba algo así. Lo único que tenía en mente era una frase que no sé de dónde salió: "Vuelve a hablarme así y te morderé esa lengua viperina que tienes hasta hacerte sangrar."

Ni siquiera la estaba meditando. No pensaba en nada, así que no sé qué diablos hacía en mi cerebro a las (casi) 6 de la mañana. Pero ahí estaba, repitiéndose en mis oídos una vez y otra, como un cartel luminoso estropeado.
Cuando por fin me metí en la cama, tuve sueños duros como piedras, sueños que parecían clavarme el cráneo contra la almohada. Soñé que lloraba y que reía, que gritaba y que susurraba. Que exigía y que suplicaba. Pero sobre todo, soñé que odiaba... y que amaba. Y que me amaban.



Sólo sueños, eso es lo que eran. Siempre sueños y nunca realidad.

Cuando me desperté, como si una puerta se hubiese cerrado detrás de mi y no fuese a poder abrirla hasta horas después, me levanté y el día me recibió con una feliz noticia: alguien a quien preferiría no tener que ver, quiere hablar conmigo.
Vaya por dios... una noche de insomnio y sueños extraños y ahora esto. La única noche que salgo y va a ser peor que la de la semana pasada.
Empiezo a creer que sería mejor quedarse en casa.

5/9/08

Concier-tó, ¡wuh!


¡Por fin! ¡Los Backyard Babies vuelven a España!

Conocí el grupo hace dos años, un día que Alicia dijo: oye, me comentaron que hay concierto, ¿vienes?
-¿Quién toca?
-Meus, unos suecos y Siniestro.
-Pues venga.

Y descubrí que "los suecos" eran cojonudos: sonaban muy bien, carismáticos, Dregen cachondísimo... ¿qué más le puedes pedir a un grupo? Así que cuando prometieron volver, me dediqué a consultar frecuentemente su web hasta que apareció el siguiente concierto en España: Son e Arte, en agosto del '07. Concierto al que no pude ir :( Y ayer, cuando me acerco a la puerta del Sham ¿qué veo? ¡BBabies en Vigo el 1 de Octubre! ¿Y qué descubro al consultar su página web? ¡Que hace 15 días sacaron nuevo álbum! Que por cierto, lo que he escuchado, está genial. Muy suyo: fresco, animado... de esas cosas que te dan ganas de moverte.

Aunque se supone que empiezo las clases el 1 y además cae en miércoles y además es fuera de Coruña, mis padres parecen dispuestos a dejarme ir (y pagarme la entrada xD). Es lo único positivo que puede tener que tus padrinos vivan en Vigo y estén más que felices de alojarte después de una noche de juerga.

Me dedicaría a hacer campaña pro-concierto, pero es que ¿a quién se le ocurre poner un concierto un miércoles? Y además justo cuando empiezan las clases... Como si voy sola, me la pela :D


Backyard Ba-bies ¡¡¡WUH!!!

4/9/08

Julia

Hoy quiero dedicarle mi blog a alguien muy especial: Julia.

Lo bueno de la amistad con alguien de tu mismo sexo es que puedes decirle "te quiero" sin temer que vaya a salir espantada. Así pues: Julita, te quiero.
Siempre sabe subirme el ánimo, escucharme y darme un abrazo cuando más lo necesito. Y nos reímos juntas una barbaridad. Creo que apenas hay temas de los que no haya hablado con ella. La segunda vez que la vi, mantuvimos una conversación filosófica sobre el valor de la vida. Nadie me dio nunca un punto de vista como el suyo, creo que esa fue una de las cosas que más me llamaron la atención de su persona.

Es una fiestera, una hedonista, culta y barriobajera a un tiempo, una belleza de pecas que enamora cualquier corazón con su bondad. Es tierna y dulce como un pastelillo de crema y fresas (y todos recordamos esas tartaletas ;P)
Tiene un gatito listo y otro tonto. Siempre me hace reír con las historias de su gatito tonto ^^

Me gustan tus manitas de uñas a medio pintar, tu risa de dientes pequeños y blancos, tu acento suave, que trepes como un mono por mi espalda y llevarte a caballito. Me gusta verte liar cigarros, cómo los cierras sacando un poco tu lengua rosada; me gusta cómo te cae el flequillo por delante de los ojos y cómo te lo apartas. Me gusta tu cintura delgadita, que da la impresión de que podría levantarte sin dificultad hasta las estrellas, para que guardases una en una cajita de cristal. Me gusta que hagas lo que quieres sin preocuparte por si estará bien o mal visto. Me gustan tus ojos, que te descalces y recojas las piernas como si fuese lo más normal del mundo. Me gusta que des tus opiniones sin dejarte influenciar por estupideces. Me gusta ser tu amiga y hablar de mil cosas. Me gusta verte feliz, porque no soporto que estés triste.

Por ser como eres, gracias.






3/9/08

Por una estupidez

Ya me estoy arrepintiendo.
Tengo que dejar de contestar cuando me preguntas.

Dios, la vida se vuelve una odiosa espiral descendente. Las escaleras están inconclusas y los caminos se abren bajo mis pies. Sé que es mi culpa. Porque en una situación así tiene que haber culpables. ¡Y todo por una entrada estúpida y por una pregunta más estúpida aun!

Ya no miro a octubre, con su comienzo de las clases, ahora miro a diciembre, a Navidad, para ser más exactos, para poder irme a Madrid a ver a Nath. Necesito unas vacaciones. Unas vacaciones de vosotros y de mi misma, de lo bueno y de lo malo. De lo que siento, de lo que ocurre...

Voy a sumergirme en H. Mankell hasta caer agotada a las 6 de la mañana, aunque sea, pero esta noche no quiero pensar, ni recordar. Ni pensar en... estupideces. Siempre estupideces.

I am missing you

Detesto añorar a alguien. Mirar de reojo el móvil, sabiendo que no ha sonado, pero deseando que aparezca el símbolo de sms en la pantalla. Desplegar la pestaña de conectados y que no esté. Echar la vista atrás, contando cuanto hace que no os veis. Escuchar una canción y que te traiga recuerdos.

Julia cree que acabaré dándole miedo. Intenté tranquilizarla, asegurándole que no será para tanto. Es una frase estúpida, ya que es algo que no puedo controlar y por tanto, no puedo prometer. Ni siquiera quiero prometerle algo así.
Ayer por la tarde íbamos caminando, en silencio, y me preguntó qué tal estaba. Caí en la cuenta de que tenía una media sonrisa en los labios y no me había dado cuenta. Ensanché la sonrisa y contesté que bien. Que no estaba pensando en nada en especial, simplemente estaba ahí, algo que estaba bien. Y sigo igual. De vez en cuando alguien viene a pincharme con preguntas estúpidas y molestas, o alguien llora contra mi pecho y me dice que su vida es una mierda. Entonces vuelvo a sentirme como siempre: mal, o simplemente FATAL. Pero cuando pasa, vuelve la felicidad tranquila y sencilla.
Supongo que debo darte las gracias. De momento.