6/10/08

Los borrachos y yo

Anoche asumí la verdad fatal que sospechaba hacía tiempo: soy el amor de los borrachos.
Cuando los hombres que me conocen beben, sin necesidad de pasar del puntillo, se acuerdan de mi.
Es cuando beben cuando se me acercan, cuando me llaman para decirme "te quiero, quiero despertarme un día y verte durmiendo a mi lado", me mandan sms como "the fact is that i love you. I just want you to be mine...", se me quedan mirando como si hubiesen descubierto algo hermoso en mi rostro (debe de ser la visión borrosa del alcohol), me dicen que soy lo más suave que han tocado nunca, "me encantas, tía", "ven a dormir a mi casa", "mañana vente a mi casa", etc etc etc. Cuando beben son amables, cuando beben te quieren, te llaman, te buscan, se acuerdan de tu existencia y olvidan la de meses que hace que no te llaman.

Luego está el contraste del domingo, cuando vas a su casa como te SUPLICARON el día anterior y te dicen que están mallados, que necesitan dormir y tú te quedas con cara de gilipollas, planteándote coger la lámpara de la mesilla y hundirle el cráneo. O te hablan con un tono entre borde y cansado y dices "hombre, si me vas a hablar así, no te llamo nunca más..." y aun por encima tienen los huevazos de contestarte que "joder, es que es domingo!" - "lo sé, pero me pediste que te llamase a esta hora" - "pero tenías que entender que siendo domingo..." blablabla. La mierda de siempre.

No sabeis lo dulce que se ponen ciertos sujetos en cuanto han bebido un poco. En serio. Acabaré casándome con un alcohólico. Así el día que quiera que me traiga flores, sólo tendré que echarle un chorrazo de aguardiente en el café del desayuno y todos contentos.
Que vergüenza, madre mía... Es para pegarse un tiro.

1 comentario:

Pablo Rodríguez y Giménez de Tesada dijo...

JAJAJJAJA
oh, dios...
si pudieses ver mi CARA
jajajaja
es genial, alba
somos la vanguardia artistica
XD