28/9/08

Valor

Hoy me pongo en pie para alzar mi copa por el valor.

Por el valor de escupirle a la vida cuando te da por culo.
Por reírte en su cara cuando te dice "no".
Por el valor de romper con el pasado.
Por el valor de seguir adelante sin mirar atrás.
Por aguantarme (todos recordamos esa gran frase de Pata...)
Por echarle un par para decir "te quiero" y por volver a echárselos cuando te das cuenta de que tienes que seguir adelante porque no te van a contestar.
Por atreverte a picar un poco más alto, a alzar la cabeza y aspirar a algo, aunque sepas que las caidas serán mucho más duras.
Por osar luchar, porque es algo que ya no se estila, pero que es lo que llevo haciendo toda la vida.


Ojalá, de verdad, OJALÁ lloviese. Me muero por uno de esos paseos bajo el agua fría, escuchando música que truena a todo volumen en tus oídos y cantarla mientras vas a paso rápido y la gente te mira raro, por la cara de mala hostia y por ir cantando sin que te preocupe que te oigan.
Me muero por una charla con Manu y decirle "todo esto es una mierda y no nací misógina, pero me han hecho así, después de dar y recibir muchas patadas".
Quiero que vuelva el invierno porque parece que el frío me proteje en su cámara de viento y agua.
Quiero que la gente deje de ser hipócrita. Quiero que la gente sea valiente y diga las cosas como son. Quiero que se dejen de disfraces y mentiras. Porque a ese juego jugábamos todos a los 14 años y nos iba bien, pero ya crecimos y todos tenemos demasiados problemas como para seguir así.
Quiero dejar de ser una sustituta, ese colchón que está ahí para amortiguarte la caída cuando tu novia te deja y ponerte una sonrisa totalmente hormonal en la cara hasta que vuelvas con ella. Porque la estafada soy yo y luego resulta que aun por encima las palabras crueles son para mi.

Y aunque me jode, voy a dormir sola en esa cama. Porque dije que contigo o sola. Y no pienso volver a echarme atrás en mis decisiones. Aunque yo también estoy hasta los cojones de despertarme sola, ¿y qué creías? ¿Que la vida sólo te maltrata a ti? Juas juas, colega.

Hoy sí hay besos, niños, hay besos para todos y piruletas de colores, y los sueños vuelan en Montgolfiers soltando polvo de hada sobre vuestras cabezas porque os lo mereceis. Y los que no se lo merecen, dará igual, porque sus vidas seguirán siendo una mierda, que al fin y al cabo es lo que han elegido. Es lo que habeis elegido.
Hoy sí hay besos, niños, porque se ha acabado. Y tal vez haya esperanza, porque la resaca me recuerda que estoy viva.
Hoy sí hay besos porque he sabido reírme. Porque me he planteado seriamente, pero con una sonrisa en la cara, aceptar esa invitación. ¡Que cojones! Aceptar esas TRES invitaciones. Y pasar de todo, hundirme en ese olvido delicioso de un colchón caliente, manchar un poco más mi alma si es que existe y seguir adelante con la cabeza bien alta, luchando, siempre luchando.
Porque ahora emborracharse vuelve a ser rutina. Y la resaca de los domingos. Y los puntos naranjas van de tres en tres. Y no me siento mal, ni triste, ni enfadada. Por eso hoy quiero dedicale una entrada al valor.

No hay comentarios: