3/9/08

I am missing you

Detesto añorar a alguien. Mirar de reojo el móvil, sabiendo que no ha sonado, pero deseando que aparezca el símbolo de sms en la pantalla. Desplegar la pestaña de conectados y que no esté. Echar la vista atrás, contando cuanto hace que no os veis. Escuchar una canción y que te traiga recuerdos.

Julia cree que acabaré dándole miedo. Intenté tranquilizarla, asegurándole que no será para tanto. Es una frase estúpida, ya que es algo que no puedo controlar y por tanto, no puedo prometer. Ni siquiera quiero prometerle algo así.
Ayer por la tarde íbamos caminando, en silencio, y me preguntó qué tal estaba. Caí en la cuenta de que tenía una media sonrisa en los labios y no me había dado cuenta. Ensanché la sonrisa y contesté que bien. Que no estaba pensando en nada en especial, simplemente estaba ahí, algo que estaba bien. Y sigo igual. De vez en cuando alguien viene a pincharme con preguntas estúpidas y molestas, o alguien llora contra mi pecho y me dice que su vida es una mierda. Entonces vuelvo a sentirme como siempre: mal, o simplemente FATAL. Pero cuando pasa, vuelve la felicidad tranquila y sencilla.
Supongo que debo darte las gracias. De momento.

No hay comentarios: