31/8/08

Una mierda de noche

Pues eso. Ya lo dije el lunes: lo que empieza mal, termina peor.
Una noche pésima. Empezando porque no se presentaron los sujetos con los que había quedado (y no miro a nadie... ¬¬) y acabando... bah, acabando por lo de siempre. Si es que es matemático... Pero por una vez no llegué tarde a casa! Raro rarísimo, acabando con quien acabé, que llegase a mi hora. Pero de un bajón horrible.

¿Lo único bueno? Los colegas de Julia, que son la hostia, y que por fin volvió Miguel. Pero como él también estaba mal... pues se juntaron el hambre con las ganas de comer.

Que asco, joder!

No hay comentarios: