29/10/07

Placeres

Las maravillas de la vida: comer, dormir (tal vez soñar), los amigos, la cultura (incluyamos aquí los libros y la música), el Arte, el amor y ¿el sexo? No es algo de lo que pueda opinar mucho, pero de todos modos, milenios de historia no pueden ser una enorme mentira.

Bien, analizándolas por separado podemos separarlas en las que tienen una base "primitiva" y las que no la tienen. Dicho de otra forma, los de base física y los de base psicológica. Incluso podríamos analizarlos según la pirámide de Maslow, pero eso ya sería pasarse.



Las de base física (comer, dormir y el sexo) son aquellas que disfruta más ampliamente la gente de a pie. Aquellos sin inquietudes, aunque los demás, evidentemente, también podemos disfrutarlas. Y son la anestesia a su falta de interés cultural y emocional. ¿Para qué amor si existe el sexo? ¿A qué leer un libro si puedes dormir? etc.
Muchos filósofos y pensadores han criticado a lo largo de la historia estos placeres, incluso se ha considerado que para alcanzar un "nivel superior psicológico" había que privarse de tales cosas. Ayuno, celibato, etc. para "no distraer la mente de sus importantes tareas".
Aunque admito que darse a estos placeres puede entorpecer el sentido (quien se pase el día durmiendo, comiendo y buscando sexo será poco más que un animal), son como los pequeños frutos que adornan un pastel. Pueden ser disfrutados igual, ¿no? ¿Qué tiene de malo que alguien decida premiar a su paladar con un exquisito bombón suizo? ¿O deleitarse con la caricia de la piel del amante contra la propia?
¿Acaso voy a alcanzar el cielo muriendo de hambre y soledad? ¿O la sabiduría, ya que el cielo me importa bien poco?

En cuanto a los placeres de base psicológica: la cultura, el Arte, los amigos y el amor podemos dividirlos de nuevo en dos: los puramente psicológicos y los del corazón. No creo que alguien pueda sobrevivir cuerdamente sin amistad o amor. Incluyendo en amor, por supuesto, al amor de la familia, por ejemplo. Hay alguien a quien amo con todo mi corazón, por quien daría hasta la última gota de mi sangre y ni es de mi familia, ni es mi amigo, ni lo amo como posible pareja. Es como una parte de mi alma. No creo que pudiese vivir sin él. Si él muriese, una parte de mi se iría con él, aunque seguramente seguiría tan sana como ahora.
Los placeres psicológicos no pueden ser disfrutados por todos. No todo el mundo encuentra placer en conocer la simbología de una manzana de oro en un cuadro, o el secreto genial en un soneto de Góngora, Baudelaire o cualquier otro poeta. No sé si dar las gracias por ello o mesarme los cabellos al ver que me rodea tanta incultura. Cuando mencionas a Oscar Wilde y te responden: "Sí... me suena de algo... ¿en qué película actuó?" Por ejemplo. O cuando ibas al colegio y te ridiculizaban por leer en el recreo Moby Dick, o por conseguir un punto en clase de Literatura por haber hecho un poema, o por tener más imaginación que todos ellos juntos y emplear las horas de clase en escribir, en vez de tomar apuntes o pasarte notitas con tus "amigos".
No sé si lamentarme o alegrarme, porque de no haber sido por esos incultos arrogantes, maleducados y cavernícolas no hubiese aprendido tanto, no hubiese sido su desprecio un estímulo para seguir aprendiendo, ni sabría la mitad de la maldad humana de lo que sé.

Así que por ello hoy les doy las gracias a mis excompañeros de clase por haberme hecho como soy, por empujarme a los placeres psicológicos, por enseñarme con su estulticia, por ser tan incultos y cortos de miras, gracias.

27/10/07

Endless dark

¿Por qué tiendo a preocuparme por la gente? Pero más aun, ¿por qué tiendo a preocuparme por gente a la que no debería acercarme? ¿Por qué?
Se me acumulan los problemas, se me acumulan las pasiones prohibidas o malditas, las compañías destructivas... Ayer de noche lo vi, fui a verlo a él, única y exclusivamente. Debería haberme acercado a él, decirle mil cosas... pero no lo hice, además estaba acompañado y no hubiese sido nada fácil hablar a solas, arrastrarlo lejos de la gente y decirle: perdóname por el pasado; olvida a tu chica y vente conmigo porque te quiero.
Y después soñé con alguien a quien creía haber olvidado, alguien por quien tal vez debería sentir rencor y sin embargo sigo sintiendo un gran cariño. Y ahora estoy haciendo algo que jamás creí que haría: mantener una conversación de "¿cuando quedamos para liarnos y... algo más?"

¿Me estoy volviendo loca? Sí, realmente debe de ser eso. Tal vez he caído al río y en vez de luchar contra la corriente me estoy dejando llevar. Se parece bastante a la situación. Además hay cosas que no quiero hacer, o que no tengo muchas ganas de hacer y sin embargo ni me planteo no hacerlas. Es simplemente un: lo hago y como no es que me apetezca mucho, unos chupitos y de cabeza. Por ejemplo. O un cubata en la botella de agua que llevo a clase. Mientras los de tu alrededor beben agua, tú estás con tu 43 con agua o cualquier otra cosa.
Además, ¿qué decirles a los que se preocupan por ti? Nada. Una excusa pobre y corta que te sirva para escaquearte esa vez. ¿Confiar en alguien? ¡Por supuesto! En mi psicólogo.
¡Que alguien me de veneno, por piedad!

25/10/07

Apocalipsis por compasión

Lamento decir que creo que no veré la destrucción de la humanidad. O Apocalipsis. Realmente lo lamento, porque eso significa que después de mi muerte la existencia humana seguirá siendo asquerosa, podrida y antinatural. Suena un poco gótico, ¿no? xD
No sé si habrá un Apocalipsis, no tengo fe en ninguna religión y la idea de que nos reventemos a cebollazos nucleares se me ocurre más factible. De todos modos, me temo que nadie tendrá el valor de apretar el botón rojo cuya etiqueta pone "Presionar para destruir el mundo" o "Press to destroy the world" -no os parece más probable que esté en inglés?-. Una pena.
Cualquiera que lea historia sabe que aunque muchas cosas se repiten (¿se ha dado alguien cuenta de que la derecha retoma terreno en Europa?) -el eterno retorno de Nietzsche- , estamos siguiendo un camino descendente. De un simple vistazo al Arte vemos que las corrientes se repetían: clasicismo, no clasicismo, clasicismo, no clasicismo, etc. Pero llega un punto en el que a los artistas se les fue la olla y crearon cosas como el dadaísmo. ¿Y pretenden colarme eso como Arte? Ja! O estas cosas modernas que consisten en mezclas de sangre, semen y mil cosas más...
Sólo con saber un poco de Arte se aprecia la caída. Pero leyendo Historia es que te descojonas por no pegarte un tiro. Guerras y más guerras y cada vez más crueles, en las que ya no mueren los soldados (que es su profesión) sino los civiles, para crear más terror. Mujeres violadas a miles, niños usados como bombas andantes, gente asesinada en las colas de racionamiento... ¿recordais la guerra yugoslava?
¿Alguien comparte mi opinión si digo que creo que aun nos queda mucho camino al Infierno? Cuando haya Playgirl, además de Playboy. Cuando los niños pierdan la virginidad a los 9 años de forma generalizada... Sí, aun nos queda mucho, y lo peor es que no podemos imaginarlo. O tal vez sea mejor así.
¿Por qué la gente se sorprende cuando digo que no quiero tener hijos porque no puedo hacerles esto? No quiero que ellos vivan algo peor a lo que vivimos nosotros. Y os aseguro que la guerra es la menor de mis preocupaciones. Vivimos en un estado aparentemente tranquilo y sano mientras que rascando un poco se ve todo el caos y la podredumbre en la que estamos metidos. Normal que la gente un día lo plante todo para irse a vivir a un pueblecito de Angola, Nepal o al Amazonas. Normal. Estas cosas sólo pasan en la sociedad humana, si pudiésemos hablar con los animales, seguro que se reían de nosotros al oírnos. Tan seguro como que Coruña tiene playa.

Un beso (pedazo novela) 7 días

16/10/07

Cultura... o no?

Hoy tuve una interesante conversación con una amiga. Le dije que por mucho que quisiese a una persona, si no tuviese cultura, no podría llegar a enamorarme. O lo haría por un corto período de tiempo.
Me contó de su novio, que no leía nada y que a veces resultaba frustrante. Es cierto. Me temo que no puedo estar con alguien que no sepa nada de historia, o de literatura, o... yo que sé! Cultura general.
En un mundo en el que la TV es considerada fuente de sabiduría, los amantes de la letra impresa parecemos condenados a desaparecer. Yo no quiero que mis hijos (si algún día me caen en gracia) vean la TV antes de los 10 años. Porque no quiero que me salgan revirados. Quiero que piensen y tengan imaginación. Y quiero que su padre los estimule a ellos. No me veo capaz de envejecer al lado de alguien que gasta sus domingos delante de la TV viendo un partido de fúbol con la lata de cerveza en la mano izquierda y la derecha dedicada a rascarse el paquete haciendo viajes periódicos al bol de patatas fritas. Que no es que tenga nada en contra de los aficionados al fútbol (siempre que sean moderados), pero es por poner una imagen. Alguien que en vez de ir al teatro, o lleve a su hijo al parque, o le lea un libro, se dedique a gritarle al árbitro, o al defensa o a quien carajo les griten los aficionados.

¡Quiero cultura! Quiero a un hombre que me seduzca con la historia de Larra, que sepa improvisar un poema, o que me hable del amor de Napoleón por Josefina. No que intente seducirme con una película estilo Shakespeare in love en su sofá lleno de pelos de su perro/gato/cobaya.
Sí, cada uno hace lo que puede como puede, pero los hombres las prefieren rubias y yo los prefiero con cerebro. ¿Es mucho pedir?

15/10/07

Perderte por él

Cuando te sientes como un diabético que a sabiendas come dulces, como un enfermo del corazón que sube a la montaña rusa, como si saltases a una hoguera o te metieses en la casa de un mafioso por la puerta de atrás, ¿cómo no preguntarte si realmente el ser humano -y tú más concretamente- es inteligente? ¿Habré perdido el instinto de conservación? Puede ser, debe de ser así, porque sino no se explica mi amor por tirarme de cabeza a cosas que sé que acabarán mal. Sobre todo para mi, si alguien más se ve implicado en el sufrimiento es cosa rara...

Porque deseo volver a verlo y abrazarlo. Aunque sea un deseo estúpido y sepa que nada así podría durar, lo deseo. Me han definido en varias ocasiones como el ejemplo práctico de Carpe Diem. Pero si mal no recuerdo, los hedonistas evitaban aquello que podría causarles problemas o dolor en el futuro. Un hedonista nunca se drogaría. Así que yo, aunque no me drogue, no puedo ser hedonista.
A veces deseo golpearme la cabeza contra la pared más cercana hasta que me tengan que ingresar en el hospital. A ver si así me entra un poco de sentidiño común en la cabeza o si al menos mientras esté ingresada, no pueda meter la gamba y me aleje de mis "vicios" un tiempo.

Ayer me di cuenta de una terrible verdad después de dejarlo y volver a casa: está haciendo que olvide a otra persona. Sí, me hizo mucho daño, pero no quiero perder su recuerdo. No quiero perder la luz que iluminaba mi corazón cuando recordaba los momentos felices a su lado. No quiero perder la faz de mi ángel. No quiero. Y menos por esta persona, por alguien que, siento decirlo, no se parecerá ni lejos a él. Por alguien que no podrá hacerme volar como él. Por alguien que en vez de arte, deja que historias de degradación broten de sus labios. Por alguien que en vez de reir en mi oído en voz queda, ríe a carcajadas. Sí. Así es él y así lo aprecio. Pero no puedo permitir que alguien así me quite a quien me llevó en brazos al cielo y me mostró la belleza del mundo desde sus ojos como los de las serpientes...

Siento una melancolía profunda y dulce. Pero no quiero recordar. No quiero pensar en el sabor de su boca, ni en la suavidad de su piel, ni en el sabor de su piercing o el tacto de su pelo, o sus ojos hermosos. Pero menos deseo pensar en mi ángel. Me lo está arrebatando y no tengo la fuerza necesaria para pensar en él e intentar retenerlo.
Cobarde. Sólo eso. Cobarde e insensata. O simplemente loca. Aunque, ¿son los locos cobardes? No lo sé. Tal vez sólo sea debilidad. Tengo entendido que los locos sienten miedo. Y el miedo es cobarde... Sí, será que estoy loca...

13/10/07

Día de la Hispanidad

Bueno, por fin me he decidido a hacer algo útil con mi blog.



Ayer fue el día de la hispanidad, que por desgracia ha sido utilizado y manipulado por las altas esferas según soplaban vientos. La Iglesia dijo que era la fiesta de la Virgen del Pilar, Franco lo llamó Día de la Raza... Y ahora el señor Rajoy parece pretender que sea el Día del PP. Pues bien, se equivoca. A mi no me camela con sus discursitos versión monarca. Estoy orgullosa de ser española aunque eso no sea "guay" y "suene facha". Está de moda ser separatista (Galiza ceive, etc) pero no comulgo con esos ideales ni con los del PP. Me muevo en una cómoda posición apolítica.

España ha pasado por las manos de sinvergüenzas que nos llevaron a la miseria y desprestigiaron la nación hasta un punto en el que la gente se avergüenza de ser español y de admitir su amor a España. ¿Por qué? ¿Es que España es el gobierno? No señor. España es la gente, lo que ha salvado el honor hispánico ha sido la población a lo largo de nuestra historia, porque nuestros dirigentes, desde luego, parecían intentar lo contrario. Porque aun en la pobreza teníamos la cabeza bien alta y eso nos salvó de la destrucción. Aunque ahora la gente se empeñe en tirar por los suelos los méritos de nuestros antepasados. ¡Que vergüenza! ¿Nadie ve el agujero en que nos estamos metiendo? ¿Nadie se ha parado a pensar que se está revolcando en basura y que (esto es lo peor) le gusta? ¿Dónde quedó la decencia? Normal que no estés orgulloso de ser español si sólo con encender la TV te dan ganas de vomitar. Y con eso, todo lo demás...

No me apetece alargarme más, así que lo dejo en un: ¡VIVA ESPAÑA!